Espacio publicitario

Cosmética hecha en EE.UU. con sello venezolano

La dermatóloga Anabel Sanabria es la autora de la fórmula de la crema considerada un coctel antioxidante para la piel. Su socia, María Gabriela Garmendia, se encarga del mercadeo

  • MAYTE NAVARRO

27/07/2020 07:38 pm

Un producto cosmético conquista a los consumidores de Florida, EE.UU y en Venezuela ya tiene un número interesante de personas que lo compran. Se trata de una crema ideal para aquellos climas cálidos, se llama Citrus y en su creación se encuentra una dermatóloga venezolana, Anabel Sanabria, quien junto a su socia, María Gabriela Garmendia, se han propuesto ocupar un lugar en el mundo de la cosmetología y han comenzado con un producto dedicado al cuidado de la piel.

La historia se inició con la necesidad de emigrar que llevó a Anabel Sanabria a Miami. Ella es médico dermatólogo egresada de la UCLA de Barquisimeto, estado Lara. Al concluir su carrera viajó a Sao Paulo, Brasil, donde hizo la especialización en Dermatología, fueron tres años de estudios y prácticas. Luego Anabel regresó a Venezuela donde ejerció durante cuatro años y después, junto a su esposo decidió emigrar a Estados Unidos, de eso hace tres años.

Anabel Sanabria, dermatóloga venezolana residenciada en Florida, Estados Unidos FOTOS CORTESÍA

Llegar a Norteamérica fue comenzar por el principio. Anabel recuerda que “como en Estados Unidos no reconocen los diplomas y certificaciones otorgadas por instituciones educativas de otros países hay que comenzar de cero. "Hice una certificación en láser specialist y otra el skincare specialist, además de otros cursos de estética y comencé a trabajar en esa área. Pero al saber que era dermatólogo, al mes ya tenía trabajo pues mis estudios en Medicina hicieron que me prefirieran sobre otras profesionales que sólo poseían cursos de estética”, explica.

De esta manera Anabel siguió con pasión y con entusiasmo por eso ya se encuentra estudiando para ejercer como Nursing Practittioner. Que en Estados Unidos, nos dice, tiene los mismos derechos de un médico y puedo realizar consultas pero no cirugías. Esto le permitirá regresar al campo de la salud y a la Dermatología, que es su especialidad, pues hasta ahora ha estado alejada de la parte médica y se ha circunscrito a lo estético.

Como otros tantos profesionales su trabajo en el consultorio dio un vuelco en Estados Unidos ya que comenzó a trabajar en los Med Spa, que están más cercanos a una clínica ya que se pueden hacer ciertos procedimientos mínimamente invasivos.

Captar clientela no le fue difícil. Comenzó con las venezolanas que al igual que ella habían emigrado. También se sumaron los brasileños, subraya,  porque sabían que yo hablaba portugués y podía atenderlos para tratamientos con láser. Anabel es cumanesa y recuerda que entre los clientes estuvo una venezolana que fue Miss Lara 2007 quien había sido su paciente en Barquisimeto, Venezuela.

“Desde ese encuentro María Gabriela Garmendia comenzó a entusiasmarme para desarrollar juntas algún producto cosmético pero que contara con el respaldo científico. Esto coincidió con mi sueño de siempre, de tener mi propia línea cosmética, productos ideales, que realmente satisfagan al paciente, que a veces no quiere usar un bloqueador solar porque le deja la piel pegajosa, o desechan un humectante porque la piel se ve muy brillante”. 

Lo que en un comienzo fue una propuesta para crear un labial la llevó a diseñar algo más asertivo, pensando en su especialidad, un producto para todo tipo de piel.

María Gabriela Garmendia, socia de Merkel, encargada del mercadeo del Citrus, producto que ya cosecha triunfos

“La decisión no fue fácil, pero María Gabriela Garmendia insistió tanto que le dije que sí. Ella está ubicada en el mundo del modelaje, tiene una productora y le propuse ayudarla en la formulación de la crema, pues lo preferí a un labial, pero le aclaré que yo no sabía vender. Y allí se estableció que ella se encargaría de eso”. Aunque con el tiempo Anabel también ha aprendido las técnicas de las ventas.

Actualmente Citrus está posicionada en Amazon. Se vende en su lugar de trabajo de la dermatóloga Sanabria, que es un Med spa, donde la prescribe y ha logrado una respuesta positiva. Hasta ahora es el único producto que ha creado. "Un experimento que ha dado resultados satisfactorios y esperamos sacar otros productos bajo la etiqueta de MerkelOrganics", señala.

Al explicar las características de esta crema, la califica como versátil pues sirve para el día y la noche, para pieles mixtas o grasas, aunque aclara que no es tan buena para las pieles secas porque tiene un control de oleosidad muy bueno. 



Considera que es perfecta para los climas más cálidos como el de Miami y el de Venezuela, donde la gente transpira, porque controla el brillo facial, hidrata y deja la piel aterciopelada, es liviana y antioxidante. 

En cuanto a sus componentes explica que es un verdadero coctel antioxidante porque contiene ácido hialurónico con vitamina C, Reveratrol, que es un antioxidante que se obtiene de la piel y la semilla de la uva, además de Coenzyme Q10, Vitamina B3 y extracto de granada. 
 
Subraya que el ácido hialurónico es abundante. Brinda comodidad a quien la usa, bien sea de día o de noche. Su aroma es 100% orgánico y efímero pues se trata de limonela italiano lo que resulta muy refrescante cuando se aplica en la noche, antes de dormir, pues es relajante. En las mañanas se comporta como un  súper activador. Es un blend de frutos cítricos energizantes ideal para comenzar el día y al mismo tiempo sutilmente relajante para finalizarlo.

Citrus cumple estas funciones: nutre, hidrata, repara, ilumina, suaviza, rellena y lo más importante: mantiene la piel. Anabel Sanabria señala que el producto tiene muy poco preservativo y se le ha agregado porque evita la oxidación temprana de la vitamina C. Es una crema 90% orgánica. Como dermatólogo indica que la posibilidad de una dermatitis de contacto o alergias por su uso es prácticamente nula.

Al comentar sobre cuál ha sido la receptividad del producto explica que ha tenido muy buena acogida. En Venezuela también se introdujo con muy buenas opiniones. La venta se hace en todo los EE.UU. a través de Amazon, en los Med Spa de Miami y  locales que han manifestado tenerla en exclusividad y a través de Leonor Zubillaga.

En Caracas se puede contactar también a Leonor Zubillaga por el teléfono 04143199756 o por el correo nonyzu@gmail.com . En Barquisimeto se puede adquirir a través de Mauricio Zubillaga y con la dermatóloga Carla Bracho.   Instagram @merkelorganics

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario