Espacio publicitario

ANALISIS DE ENTORNO

La sociedad venezolana demanda cambios para avanzar

  • BENJAMIN TRIPIER

19/01/2020 05:30 am

Caracas.- Otro año que arranca con promesas imposibles de cumplir, no solo porque no están dadas las condiciones de infraestructura eléctrica y de energía para hacer realidad las ofertas oficiales, sino porque hay una confusión conceptual entre estatismo, socialismo y mercado, que termina en un capitalismo de estado mal encaminado, que en un “tira y afloja” entre controles y liberalidades, termina profundizando la tendencia de más inflación con recesión, más pobreza, menos educación y salud, con imágenes icónicas que nos definen, tales como: gente comiendo de la basura, niños muriendo en los hospitales y emigración en estampida a todos los niveles de nuestra sociedad. Ya está claro que el modelo actual no nos sacará de la crisis, por lo que es imperativo que toda la sociedad, chavistas y opositores, haga esfuerzos por cambiarlo. Repetir la misma fórmula podrá parecer exitoso para el gobierno porque se sigue manteniendo en el poder; pero hay que estar claros en que cada vez el costo de retenerlo es mayor y que el resultado neto como sociedad, es negativo, porque cada año que pasa nos hacemos más pequeños y más pobres, además de que internacionalmente nos estamos aislando de cualquier posibilidad de avanzar.

Político
Las elecciones parlamentarias están resultando una distracción para no enfrentar la terrible situación en la que vive nuestra sociedad. La campaña, los candidatos, las inhabilitaciones y las tarjetas, el CNE, la doble AN y ahora la reaparición de los colectivos como actores principales en la prevención y control social, colocan el foco público en un lugar donde no hay soluciones ni posibilidades de evolución, y colocan un cono de sombra sobre la realidad, ya con la casi certeza de que esa elección no traerá mejoras, sino que hasta podría empeorarla. Menos política y más soluciones sería un buen eslogan para evitar que vayamos a elecciones en condiciones de indefensión y sometimiento.

Social 
La era de las comunicaciones y las redes sociales así como el acceso a información aun desde dispositivos móviles con baja inteligencia, ha impedido que se pierda la aspiracionalidad característica de nuestras bases populares, y ha mantenido viva la potencialidad de las protestas, versus las versiones que circulan de que nuestro pueblo ya perdió la capacidad de resistir, llamándolo “daño antropológico”. Y la principal evidencia de que aún está viva esa llama, es la continua y sistemática emigración que no hace diferencia de niveles sociales o económicos. No hay que confundir las ganas de cambiar, con las posibilidades de hacerlo. A medida que las condiciones empeoran, la gente se resiente más y no tardará en manifestarse. Y cuando esto ocurra, ojalá que sea pacífico, y que se interprete como un mensaje no político, y por causas genuinas: esto no puede seguir así, las cosas tienen que cambiar.

Económico
La decisión que llevó a colocar el súper encaje para la banca, respondió a la percepción que el gobierno tenía de que los dos fenómenos, hiperinflación y crecimiento del dólar paralelo respondían a los mismos principios articuladores –con lo que nosotros diferíamos- y creyeron que con esa medida solucionaban ambos frentes de distorsión. Los resultados nos mostraron que no solo no logró impactar la inflación, sino que el dólar paralelo siguió su escalada, con el daño colateral de la profundización de la recesión y el ahogo de la última plataforma de gobernabilidad económica que le queda, que es la banca. La recesión es la fuente más clara para la inflación estructural, mientras que el precio del dólar está afectado por la desconfianza que hay en el bolívar y por la disponibilidad cíclica de grandes pagos en bolívares por parte del estado. Hace falta una visión integral para definir estrategias que no intenten arreglar algo para desarreglar mucho. Si eso va a seguir así, la mejor medida será la que no se tome.

Internacional
El actor más relevante sigue siendo Estados Unidos, seguido por Rusia y la Unión Europea. China ha ido tomando distancia aunque apoya a Maduro. Turquía es el aliado facilitador, e Irán el anclaje disruptivo. En Latinoamérica cada país ha tomado posiciones claras, casi siempre a favor de Guaidó, con Argentina aún en una pulseada interna para definirse. En ese contexto la revolución ha elegido radicalizarse, con un discurso más dirigido a su propia gente y con un accionar político orientado a cerrar la fisura que representó la AN, y dejar a Guaidó sin piso institucional. La idea es consolidar el gran poder que tiene fronteras adentro, sin que quede ningún resquicio de institucionalidad fuera de su control, y desde allí, seguir defendiéndose, con un costo cada vez más alto para mantener el poder, principalmente porque las condiciones internas reales son muy malas. Los principales embajadores de nuestra situación son los emigrantes.

Recomendación
-Al gobierno, que reimpulse la liberalización de la economía levantando el control de cambios, normalizando el encaje, y permitiendo que la banca participe en la transaccionalidad en divisas.
-A las bases opositoras, que como ha ocurrido en otras sociedades, salgan ellos mismos en forma espontánea a buscar lo que quieren y no pidan a otros países que lo hagan por ellos.
-A los empresarios, que asuman con responsabilidad el espacio de liberalidad que se ha ido estableciendo, porque si abusan lo van a perder y con eso perdemos todos.

@btripier
btripier@ntn-consultores.com
www.ntn-consultores.com

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario