Espacio publicitario

Conindustria: La producción de un país debe estar en manos de los empresarios

■ Adán Celis Michelena dijo que el organismo luchará por mantener las fábricas abiertas

  • DICK TORRES

27/06/2019 05:30 am

Caracas.- El nuevo presidente de la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria), Adán Celis Michelena, expresó que la realidad adversa de la economía venezolana es el resultado de dos décadas “de políticas anticuadas”.

El dirigente empresarial defendió el concepto de libertad económica dentro de un marco de condiciones de competencia justa “el libre emprendimiento y el derecho a la propiedad privada”.

Celis dijo que el organismo seguirá luchando por mantener las fábricas y plantas abiertas en Venezuela.

“Lucharemos contra un régimen enemigo del sector privado pero también lucharemos, cuando llegue el cambio, por condiciones justas para competir”, agregó.

Su discurso estuvo precedido por el presidente saliente de Conindustria, Juan Pablo Olalquiaga, quien declaró que Venezuela debe ser una sociedad de instituciones sólidas con tribunales independientes que censure y castigue los excesos y los delitos, vengan de quien vengan.

“Es la institucionalidad la que crea el entorno en el cual muchos ciudadanos pueden, por cuenta propia, sobresalir. Esa institucionalidad tiene que ser el sostén que delimite o parametrice las fronteras, fuera de las cuales la política no puede admitir acciones, expresó el empresario.

Olalquiaga dijo en su discurso que el juez final deben ser la Constitución y las Leyes, que se hacen respetar mediante instituciones sólidas y “no a través de una fuerzas armadas pretorianas, como es actualmente en Venezuela y como ha sido a lo largo de nuestra historia, desde la independencia de España”.

Dijo que el Estado no puede ser productor de nada. “No solo porque el Estado es un terrible empresario y un gerente incapaz, como lo ha demostrado suficientemente durante la época de la democracia y en la época de la revolución, sino que un Estado que se paga y se da el vuelto, excluye la muy necesaria rendición de cuentas ante el ciudadano al cual se debe”.

Celis y Olalquiaga intervinieron frente a un auditorio que reunió a numerosos empresarios, economistas, dirigentes del sector económico del país y líderes políticos, entre ellos representantes de la Asamblea Nacional (AN).

Olalquiaga calificó a las industrias básicas del país como “un mito”.

“La producción debe estar en manos de muchos que compiten entre sí. Este concepto de un Estado que no es empresario es extensible a la construcción y mantenimiento de infraestructura y en gran medida a la educación y la salud”.

Expuso que el futuro de Venezuela “no se construirá sobre petróleo, si bien aún nos quedan unos años para obtener beneficios de este”.

Durante el Congreso de Conindustria 2019, el presidente saliente se pronunció por “una transición liberadora, en la cual se recuperen los derechos que constituyen una democracia, se consoliden las prácticas de las garantías de las que gozan los ciudadanos que viven en democracia y en la que la sociedad recupere y ejerza las exigencias de rendición de cuentas y respeto a las reglas de juego, propias de democracias sólidas”.

Criticó el presidencialismo porque es una figura personalista que busca soluciones más allá de sus competencias .

Durante el acto, el diputado Ángel Alvarado expuso la estrategia de recuperación que plantea el Plan País en base al empoderamiento de la sociedad, asistencia financiera externa y aumento de la producción petrolera.

dicktorres@gmail.com

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario