Espacio publicitario

Científico venezolano participa en recolección de muestras en un asteroide

En dos lugares de Bennu identificados por la NASA como “Nightingale” y “Osprey” se recogerán muestras. “Nightingale” será la fuente principal , mientras que “Osprey” será la fuente alternativa

  • MARIÁNGELA LANDO BIORD

19/02/2020 10:44 am

Humberto Campins Camejo, científico venezolano con más de 30 años de trabajo en la NASA, la agencia aeroespacial de Estados Unidos, participa desde 2018 en la misión de mapeo y recolección de muestras en el asteroide 101955 Bennu.

Campins es miembro principal de la misión de la nave OSIRIS-REx que orbita desde principios de 2019 el asteroide Bennu.

Tras recibir miles de fotos tomadas por la nave OSIRIS-REx, el equipo de la NASA está en el proceso de hacer mapas del asteroide.

En dos lugares de Bennu identificados por la NASA como “Nightingale” y “Osprey” se recogerán muestras. “Nightingale” será la fuente principal de las muestras, mientras que de “Osprey” se tomará material sólo en caso de inconvenientes .

“Nightingale” es un área de cráteres de 140 metros de diámetro y contiene material oscuro de grano fino, reflexión baja y temperatura inferior a la de la superficie.

La operación solo tomará unos cinco minutos y se espera que la información tarde al menos cinco minutos en llegar a Tierra.

Los científicos de la NASA esperarán la información de la misión en la Universidad de Arizona.

La misión japonesa Hayabusa2 trabaja al mismo tiempo en el asteroide 162173 Ryugu.

Los dos equipos comparan y contrastan información de sus respectivas misiones. “Esto no estaba planeado”, aseguró Campins.

Bennu es geológicamente interesante e incluye una roca de decenas de metros de diámetro. "No sabemos cómo una roca grande terminaría así", dice Campins. “Podría ser que estaba en la cima de algún punto alto y se rompió y rodó hacia abajo. O podría haber sido un satélite de Bennu que de alguna manera giró en espiral. Está produciendo todo tipo de conversaciones interesantes", añadió.

Científicos no descartan que Bennu y Ryugu sean fragmentos de la misma familia de asteroides, Polana, llamada así por 142 Polana.

Campins asegura que ambos asteroides podrían prevenir de diferentes capas en el interior de la misma familia.



En la misión OSIRIS-REx "queremos identificar recursos potenciales para explotarlos en el futuro", explica Campins, sobre todo el agua presente en minerales hidratados de Bennu.

"En el momento en que pueda producir agua y materiales de construcción más baratos a partir de asteroides que de lanzarlos desde la Tierra habrá muchos clientes que querrán comprarlo”, asegura Campins.

"Creo que antes de lo que mucha gente piensa, habrá una economía espacial autosuficiente, con la minería de asteroides vendiendo materiales de construcción a la órbita terrestre y las operaciones lunares", acota. Calcula que esto será posible en unos 10-15 años.

Sin embargo, la NASA debe aprender a volar la nave OSIRIS-REx alrededor de Bennu, con una gravedad superficial de solo 1/100.000 de la de la Tierra.

Los científicos de la NASA esperan descubrir los componentes básicos de la vida temprana en el universo cuando las muestras de Bennu lleguen a la Tierra en 2023.


Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario