Espacio publicitario

“Chichí” Hurtado deja un regio legado en el deporte venezolano

El periodista deportivo falleció este lunes en su Valencia natal, no sin antes llenar amplias páginas de profesionalismo y solidaridad

  • ANTONIO CASTILLO

14/09/2020 02:10 pm

Caracas.- Solidario y simpático como el que más. Siempre con una socarrona sonrisa dispuesto a ayudar a las nuevas promociones de periodistas deportivos, Gonzalo Enrique Hurtado, o sencillamente “Chichí” fue una auténtica enciclopedia en todos los deportes, pero específicamente en el atletismo, tenis y la natación, sus disciplinas predilectas.

Nada se le escapaba en cuánto a cualquier disciplina, ya que sus relaciones traspasaban los límites de las fuentes deportivas para adentrarse en la amistad pura, genuina, sin intereses personales.

Amigo de los amigos, se mantuvo por más de 30 años en El Universal, compartiendo su sapiencia y amistad con un monolítico staff de profesionales entre los que destacaban Omar Lares, Alvaro Miranda, José Visconti, Miguel Sanmartín, Santos Colmenares, Ezra Dortolina, Rubén Rojas Jackson, María Cristina Valenciano, José Luis López y Marco Tulio Páez.

Entonces, a mediados de los ochenta, la temporada de la pelota profesional ocupaba todos los espacios de la antigua redacción deportiva de El Universal, con “Chichí” aupando a ultranza a sus Navegantes del Magallanes. Recuerdo que me decía “Bullock, tus leoncitos no tienen vida”, tras lo cual se desataba esa amena vorágine en la que todos los reporteros de la plantilla –a favor y en contra- tomaban partido.

Particularmente eran memorables sus diatribas en la redacción con José Santos Colmenares, su gran amigo, en las que se lanzaban envenenados dardos hasta que al final reían y se marchaban a sus hogares en sana paz.

Como memorable era el dominio que tenía del atletismo, el tenis y la natación.

Fue tal su aporte y dedicación que fue exaltado al Salón de La Fama del Atletismo Venezolano.

En una ocasión me hizo que lo acompañara al Altamira Tennis Club, en donde se adelantaban los preparativos de un torneo. “Bullock, vas a conocer un muchacho que en pocos años va a ser un fenómeno. Mírale el tamaño, la estampa, es un atleta fuera de serie y eso que tiene 12 años”. Entonces me presentó a Nicolás Pereira, tenista de excepción que a la postre le dio la razón al incisivo reportero valenciano, al protagonizar extraordinarias gestas tanto en las canchas nacionales como en las internacionales.

¿Y en la natación? Nada le era ajeno, nada se le escapaba. Su pasión por el deporte de las piscinas pasaba los límites del periodismo formal. Dirigentes, técnicos, nadadores, padres y representantes le pedían su opinión, ya que era un compendio de sabiduría y amistad. En fin, auténtica referencia de la natación en el país.

Sus viejos reportajes, actualmente amarillentos por el paso del tiempo, reposan como joyas invaluables en los hogares de los atletas que una vez, bañados en éxitos en pistas, canchas y piscinas, fueron reseñados por la fina pluma del comunicador.

A finales de la década de los noventa se marchó de El Universal y recaló en su Valencia natal, donde siguió dictando cátedra de ética y buen periodismo en El Carabobeño.

Aquejado de salud en los últimos años, este lunes 14 de septiembre falleció entre los suyos, no sin antes dejar un legado imborrable en las páginas de oro del periodismo deportivo venezolano. Descansa en paz “Chichí”.
Siguenos en Telegram, Instagram, Facebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario