Espacio publicitario

Entorno Urbano

Gobernanza y metropolitanidad: cuando el municipio no es suficiente para gestionar una ciudad

La gobernanza metropolitana, se sustenta en legitimidad por resultados, es decir, la capacidad de poder hacer políticas y dar soluciones a los problemas

  • Diario El Universal

04/05/2019 05:00 am

En Latinoamérica es común que el municipio se constituya como la unidad político espacial de menor escala, pero el crecimiento de la población y sus requerimientos de espacio sobrepasan las fronteras político-administrativas, surgiendo conurbaciones, que requieren una nueva institucionalidad para su gestión y desarrollo.

Ciudades producto de la integración de varios municipios, unas veces continuos, otras veces separados por áreas naturales, que funcionalmente constituyen áreas metropolitanas, regiones metropolitanas y/o megalópolis, tal y como menciona Marta Vallmitjana en su articulo “Repensando el gobierno local participativo de Caracas metropolitana” de la Revista Urbana, 6, 2001 y se ratifica en la declaratoria de la ONU, 2016 de Habitat III).

CEPAL y ONU-HABITAT, enfatizan que para el logro de ciudades eficientes y sostenibles se requiere una estructura particular, ajustada a las características locales, pero cuando el municipio se hace insuficiente para la gestión urbana, se requiere una nueva institucionalidad donde el poder y el espacio coincidan en metas y objetivos.

De acuerdo al informe del Observatorio Global de Democracia y Descentralización (GOLD IV), trabajo conjunto de la Universitat de Barcelona y el Observatorio Metropolis, estas nuevas configuraciones urbanas, hoy día concentran 1,6 billones de personas (41% del total de la población urbana) y para el 2030 se proyectan 600 millones adicionales según Mariona Tomas (2016).

La gobernanza metropolitana, se sustenta en legitimidad por resultados, es decir, la capacidad de poder hacer políticas y dar soluciones a los problemas. Se requiere el reconocimiento de los ámbitos superiores de gobierno, la inclusión de mecanismos de representación democrática y de participación ciudadana para legitimar sus decisiones, y nuevos modelos de gestión que permitan crear una visión compartida (públicos y privados) del futuro metropolitano.

Los gobiernos locales organizados en redes de ciudades como UCGL (Union de Ciudades y Gobiernos Locales), UCCI (Union de Ciudades Capitales), CIDEU (Centro Iberoamericano de Desarrollo Estrategico Urbano) y Metropolis (Asociación de grandes ciudades del mundo), evalúan nuevas formas de gestión, en defensa de la descentralización, surgiendo una especial atención a la institucionalización del hecho metropolitano. Una estructura ad-hoc que coordine actuaciones con la suficiente autonomía, independencia financiera y discrecionalidad, para asumir un papel dinamizador, generador de desarrollo. 

Formas de gobierno inéditas, capaces de conectar entre sí a los gobiernos locales y a éstos con niveles superiores de gobierno, a fin de coordinar los esfuerzos necesarios para alcanzar el desarrollo armónico “crear un sentir metropolitano-regional de co-responsabilidad, que logre compensar los efectos limitantes de los intereses propios locales” (Marta Vallmitjana, 2001).

La Caracas Metropolitana aun cuando fue reconocida en el texto constitucional ha sido arbitrariamente eliminada en 2017. Queda pendiente resolver la fragmentación institucional, política y administrativa de la capital de la Republica. Urge discutir su gobernanza, competencias, normas y procesos (ONU Hábitat, 2016).

Zulma Bolívar 
 Universidad Metropolitana 
Coordinación Diseño Urbano 
mdu@unimet.edu.ve 
zulmabolivar@gmail.com 

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario