Espacio publicitario

Relanzan la causa de José Gregorio Hernández

Equipos médicos analizan 8 posibles milagros del Venerable

  • Diario El Universal

14/11/2018 04:51 pm

María de Lourdes Vásquez

El doctor José Gregorio Hernández es para los venezolanos símbolo de santidad, humildad, dedicación y entrega en favor de los más necesitados y, al mismo tiempo, ejemplo de tenacidad, disciplina y pensamiento crítico en el ámbito científico y académico. Por lo que no es de extrañar el anhelo de sus connacionales católicos de verlo elevado a los altares de la santidad. 

Es un anhelo que se mantiene latente desde 1949, cuando por primera vez monseñor Lucas Guillermo Castillo, entonces arzobispo de Caracas, presentó ante la Santa Sede la causa para la santificación de este trujillano nacido el 26 de octubre de 1864 en Isnotú, y fallecido el 29 de junio de 1919 en La Pastora, Caracas. 

Pero ahora, 69 años después de iniciada, la Arquidiócesis de Caracas, bajo la administración del cardenal Baltazar Porras, se prepara para retomar la causa de santificación e impulsar el siguiente paso en su camino al altar: la beatificación. Por ello este jueves, 15 de noviembre, en la iglesia parroquial Inmaculado Corazón de María en El Rosal se desarrollará un foro donde la curia caraqueña expondrá el programa de trabajo de los próximos meses.Y es que, de la mano de Baltazar Porras, la Iglesia venezolana se ha propuesto dar un impulso definitivo a la causa a propósito del centenario del fallecimiento del Venerable José Gregorio Hernández. 

Dos veces Siervo de Dios 

Rafael Espinosa, miembro de la Asociación Civil de Trujillanos en la Región Capital e integrante de la comisión que adelantará el proceso, explica que a lo largo de los últimos 69 años se han superado diversos obstáculos en el camino a los altares de José Gregorio Hernández. 

"No debemos olvidar -indica Espinosa- que José Gregorio Hernández ha sido declarado dos veces Siervo de Dios". En efecto, en dos oportunidades el Vaticano consideró la causa del médico de Isnotú y dio luz verde para iniciar el proceso de santificación. 

La primera vez se produjo tras la postulación realizada por monseñor Castillo en 1949, pero el proceso se estancó y prácticamente quedó relegado al olvido. 

Por lo que en 1957, monseñor Rafael Ignacio Arias Blanco, también arzobispo de Caracas, lo retoma y presenta nuevamente la causa ante la Santa Sede. Es entonces que José Gregorio Hernández es ratificado como Siervo de Dios, hasta que el 1986 su santidad Juan Pablo II lo declara Venerable, durante ese año. 

Tocados por la fe

Las historias de haber sido tocados por la Gracia Divina por la intercesión del Dr. José Gregorio Hernández se multiplican en los hogares venezolanos e incluso más allá de las fronteras nacionales. 

Desde países como Colombia, Perú, Ecuador, España, Estados Unidos e incluso de tierras tan distantes como Tailandia, por mencionar solo algunos, llegan historias de milagros concedidos por la mediación del Venerable trujillano, explica Rafael Espinosa. 

Pero narrar y acumular milagros no basta, hay que demostrarlos científicamente puesto que la Iglesia Católica exige una exhaustiva investigación que incluye la vida del postulado, su pensamiento, su entorno, las virtudes que demostró a lo largo de su vida y finalmente se requiere probar al menos un milagro para ser beatificado y otro más para la canonización. 

Esa demostración exige que un equipo de médicos constate sin lugar a dudas que una curación de produjo sin intervención médica o de forma inexplicable desde el punto de vista científico. Es precisamente esto lo que aún falta en el caso de José Gregorio Hernández. 

Por ello, en 2014 a propósito del 150 aniversario del nacimiento del Venerable de Isnotú, se pidió a los creyentes que reportaran casos que consideraran milagros. El llamado tuvo una respuesta contundente, se hicieron 1.248 reportes. 

 De ese total 103 fueron considerados como milagros potenciales, de los cuáles 8 están bajo estudio médico, según explica Rafael Espinosa, por lo que se espera pronto tener resultados positivos en torno a la causa de José Gregorio Hernández. 

Siguientes pasos 

* La canonización es el acto mediante el cual la Iglesia Católica se declara como santo a una persona fallecida. 

* La canonización no santifica. Es solo una declaración de que ella fue santa durante su vida y al momento de su muerte. n Hay cuatro vías para llegar a la declaración de canonización. 

* La vía de las virtudes heroícas; se requieren dos milagros 

* La vía del martirio, cuando la persona fue martirizada por causa de la fe este caso se requiere solo un milagro. 

* La vía de las causas excepcionales, confirmadas por un culto antiguo y fuentes escritas, llamada también «beatificación/canonización equivalente. La vía del ofrecimiento de la vida, propuesta por el papa Francisco en el motu proprio Maiorem hac dilectionem. 

mvasquez@eluniversal.com

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario