Compartir

Las "pirañas" cortan más que melena

Perder el cabello puede generar emociones similares al duelo

imageRotate
Muchas mujeres relacionan el cabello con femineidad, atractivo, sensualidad y poder de seducción. Por eso invierten tanto en su estética VENANCIO ALCÁZARES/ARCHIVO
GIULIANA CHIAPPE |  EL UNIVERSAL
miércoles 4 de septiembre de 2013  12:00 AM
Para casi todas las mujeres, el cabello es realmente importante. Perderlo, por la razón que sea, puede generar procesos emocionales que llegan a semejarse al duelo.

La psicóloga clínica Verónica Torres explica que, desde muy pequeño, el ser humano percibe lo importante que es el cabello en la identificación de una persona.

"Desde que comienzan a dibujar la figura humana, los niños reflejan las características de su propio cabello si se dibujan a sí mismos o lo hacen lucir similar de quien dibujan. Eso sucede porque hay identidad y conciencia de lo que hace distinto a cada persona. El cabello no sólo conforma la imagen corporal, sino que además, cultural y socialmente, tiene características propias que lo hacen idiosincrático", dice.

En el caso de la mujer, esta identificación es aún más importante. Es por eso que muchas venezolanas invierten tiempo y dinero en su estética. "En función de su individualidad, estilo, moda y necesidades, la mujer cambia su apariencia para desarrollar una autoimagen positiva", explica Torres.

La caída del cabello, causada por alteraciones hormonales o por tratamientos médicos, o su mutilación violenta, como es el caso de los robos de melena que han ocurrido en Venezuela recientemente, puede traer consecuencias psicológicas importantes.

"Perder el cabello representa una pérdida y adopta las características de un duelo", sentencia Torres. No se generaliza pero, para muchas mujeres, el cabello representa femineidad, atractivo, sensualidad y hasta poder de seducción. "Su desaparición podría representar, también, la pérdida de todo eso", refiere.

Por un tratamiento médico

Las emociones que genera la pérdida del cabello son distintas según la forma como se pierda. Pero siempre se genera un impacto emocional importante en la persona.

Si desaparece por un tratamiento médico como la quimioterapia, y conscientes que lo principal es curarse, esa calvicie temporal desata en la paciente procesos emocionales intensos.

En ese caso, al duelo por la pérdida del cabello se suma al de la pérdida de la salud e, incluso, de la posibilidad de morir. Se suele sentir negación, rabia, culpa, tristeza y, finalmente, aceptación. Lo que ayuda, en todo este proceso, es el convencimiento de que el cabello volverá a crecer, mientras la paciente se adapta a la alteración de su imagen corporal producto de la enfermedad.

Por robo de cabello

Cuando se trata más de una mutilación que de una pérdida de cabello, como es lo que ha ocurrido en las calles de Venezuela con la acción de las llamadas "pirañas", que cortan violentamente el cabello de las mujeres para venderlo, las emociones son distintas.

Además de sentir negación, rabia y tristeza, la mujer siente una gran injusticia, sensación de descomposición social, vulneración de derechos, indefensión y desesperanza por la impunidad propia del sistema venezolano.

La psicóloga lo explica así: "La situación es clara. Para robar el cabello de una mujer hay que ejercer una brutal agresión, ataque y sometimiento atroz. Todo esto genera en la víctima un evento traumático y violento, que produce todas las emociones de tristeza, frustración y rabia".

"En estos casos, la violencia toma la forma del robo de cabello pero debe tenerse en cuenta que, en general, la violencia es un lamentable y grave problema de la sociedad venezolana, encontrándose desbordada y sin control", reitera Torres.

¿Cómo enfrentarlo?

Lo primero, siempre, es recordar que el cabello vuelve a crecer. Esto otorga un carácter transitorio a la situación, aunque esté llena de emociones negativas como rabia, frustración, vergüenza y profunda tristeza.

Además, la mujer debe redefinir sus conceptos de femineidad y trabajar en una imagen corporal positiva. Es probable que, para lograrlo, la mujer requiera de ayuda psicológica, que le facilitará reforzar sus puntos positivos y la transitoriedad de la situación.

 
Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por jose a vergara
04.09.2013
8:52 AM
si fuese maduro pongo en discucion que a todos los presos se le den 10 planasos por esas nalgas todos los sabados para qyue venan que no lñes va a provocar cometer fechorias en su vida
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
 
Cerrar
Abrir