Compartir
BIENESTAR | En China

Jiuwentangcun, el manantial de la longevidad y de los "peces médico"

Los beneficios de este manantial de seben a la gran cantidad de selenio o germanio que poseen sus 40.000 metros cúbicos de agua diarios, con una temperatura entre 23 y 25 grados centígrados, beneficiosos para la lucha contra el cáncer, y de pqueños peces que mordisquean la piel muerta de todo aquel que se atreva a bañarse.

imageRotate
Se dice que los beneficios del manantial alargan la vida (Efe)
EL UNIVERSAL
domingo 16 de junio de 2013  11:11 AM
Longmen (China).- China esconde una fuente de la longevidad, o eso dicen los habitantes de Longmen, en la isla tropical de Hainan, que disfrutan de un manantial único con aguas de temperatura constante y un gran banco de "peces médico", ésos que, a mordiscos, se comen la piel muerta del visitante.

El manantial es el de Jiuwentangcun, la tercera fuente fría que se descubre en China, tras la ubicada en la isla de Taiwán y la de Heliongjiang (norte del país), pero la que más propiedades beneficiosas para la salud contiene en el país asiático, según datos oficiales.

Ello se debe a la gran cantidad de selenio o germanio que poseen sus 40.000 metros cúbicos de agua diarios -a una temperatura constante entre los 23 y 25 grados centígrados-, beneficiosos para la lucha contra el cáncer, según Efe.

Y también al gran número de los llamados "peces-médico" que rondan por el manantial y que se afanan en mordisquear y arrancar la piel muerta a todo aquel que se atreva a bañarse.

De manera gratuita, se puede acceder a este paraje natural al que, de momento, acuden a visitar los habitantes de la isla pero donde, al igual que el resto de Hainan, no es muy habitual encontrar extranjeros.

El verde de la extensa vegetación se funde con el agua transparente y limpia del enclave donde la mayoría de visitantes se apresuran a meter los pies al llegar, si bien no el resto del cuerpo, una iniciativa destinada solo a los más atrevidos.

De ahí que la imagen usual del paraje sea la de decenas de chinos que chapotean vestidos mientras comen, charlan o fuman, sentados en las piedras volcánicas del lugar para refrescarse de las altas temperaturas.

Los peces Garra Rufa centran toda la atención y conversaciones de los visitantes. Muchos de ellos tienen contacto por primera vez con estos animales en un hábitat natural.

Los Garra Rufa son célebres por mordisquear la piel muerta en busca de alimento, lo que ha hecho que algunos balnearios los utilicen en tratamientos de pedicura.

"Al principio duele un poco, pero luego te acostumbras y es hasta cómodo", comenta una joven hainanesa que, por primera vez, visita este enclave y que, junto a sus amigas, disfruta de la primera sensación de tener cientos de Garra Rufas que le mordisquean los pies.

Solo los más atrevidos -y expertos- se lanzan al agua, cabeza incluida. Es el caso de los residentes de Longmen, quienes, antes de que el Gobierno lanzara una campaña turística de la fuente termal ya solían combatir el calor acercándose al enclave.

Descubierto oficialmente en 2005, el manantial fue empleado durante siglos como fuente de agua potable, regadío o el lavado de la ropa.

Tras su hallazgo, las autoridades de Hainan buscan su explotación como enclave turístico, apoyado en su bello entorno natural y su relativa cercanía a Haikou, la capital de la isla, de la que le separan 73 kilómetros.

Llegar para quien no conozca el lugar no es fácil, pero la clave es preguntar por "las aguas de longevidad".

La explicación de ello se encuentra al escuchar a una de las guías oficiales del paraje: "La gente del pueblo viene casi a diario y disfrutan de una gran longevidad. Son 1.000 residentes, y de ellos, unos veinte tienen más de 90 años", asegura.

El resto, prosigue, "luce una piel incomparable y no les aparecen arrugas seniles".

Es una opinión que comparte un vecino del pueblo, de 50 años y que, portando un minúsculo bañador, se suma a la minoría que se remoja de cuerpo entero en el manantial.

Tras echar una cabezadita cara al sol dentro del agua -la poca profundidad lo permite-, comenta. "vengo de vez en cuando. Es muy bueno para la salud... ¿Por qué no meterse entero?".
Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar