Compartir

Donar sangre no debilita ni hace que se aumente de peso

La sangre es realmente vital para la vida, tanto que su pérdida puede ocasionar la muerte. La doctora Maribel Meléndez, Jefe del Banco de Sangre de la Policlínica La Arboleda en Caracas, asegura que "donar sangre es la posibilidad de realizar un acto generoso, desinteresado y anónimo. Representa un doble regalo: vida para quien la recibe y gratitud para quien la dona".

imageRotate
Se debe pesar más de 50 kilos para poder ser donador (Cortesía)
EL UNIVERSAL
viernes 14 de junio de 2013  11:44 AM
Caracas.- La sangre es realmente vital para la vida, tanto que su pérdida puede ocasionar la muerte. La doctora Maribel Meléndez, Jefe del Banco de Sangre de la Policlínica La Arboleda en Caracas, asegura que "donar sangre es la posibilidad de realizar un acto generoso,  desinteresado y anónimo. Representa un  doble regalo: vida para quien la recibe y  gratitud  para quien la dona".

Hoy, cuando se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre, resulta imperioso que la población comprenda que se trata de una actividad segura y que el organismo recupera rápidamente cada uno de los elementos. "Este regalo puede ser dado fácilmente sin temor a que la donación regular debilite a la persona o  le ocasione cualquier efecto adverso", explica Meléndez.

Y es que muchos mitos se han levantado alrededor de esta noble causa, como por ejemplo que el procedimiento tiende a generar un aumento de peso.

Lo cierto es que la donación de sangre no tiene porque engordar ni producir ningún otro  efecto en el donante. Según la hematóloga, "el seguimiento de donantes voluntarios repetidos, ha permitido desmontar muchas de estas creencias. Algunas personas incrementan la ingesta de alimentos y nutrientes  posterior a la donación de sangre, con la falsa idea de necesitarlo para recuperarse más rápido. Esto es innecesario ya que el cuerpo humano tiene mecanismos fisiológicos que le permiten recuperar los valores de forma natural". 

Meléndez aclara que un adulto promedio, de 70 kg de peso, posee aproximadamente 4.900 ml de sangre total, pudiendo donar hasta 10% de su volemia (volumen total de sangre circulante de un individuo) sin perjuicio para su salud. Asimismo, mediante el procedimiento de la donación voluntaria se extraen únicamente 450 ml de sangre total, que –al ser fraccionada– permite obtener una unidad de concentrados de glóbulos rojos, una unidad de plaquetas y una unidad de plasma.

"Se puede donar sin inconvenientes cada tres meses si la donación fue de sangre total, o cada 72 horas si se trató solo de plaquetas a través de un procedimiento especial (plaquetoféresis). Además, lo más importante es  entender la  importancia de los donantes  altruistas y  habituales, que ofrecen su sangre de manera regular para que ésta espere al enfermo o accidentado y no al revés", explica la doctora.

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar