Compartir
| SOCIEDAD

La censura informativa produce miedo

Se deben buscar espacios donde expresarse e informarse

imageRotate
Los cambios en las políticas editoriales de los canales de televisión crean un estado de confusión que crea estrés y angustia AP
Contenido relacionado
DANIEL GONZÁLEZ CAPPA |  EL UNIVERSAL
jueves 30 de mayo de 2013  12:00 AM
El cambio o la salida de programas informativos y de opinión es un acontecimiento que los especialistas aseguran que impacta negativamente en la salud emocional de los venezolanos, que sienten que se les cierran los espacios para informarse y expresarse.

Para la psicóloga Verónica Torres, las repentinas salidas de los programas habituales de los televidentes venezolanos, y los conductores de dichos programas, son vistas como intentos de censura o autocensura.

Todo ello genera una sensación de confusión que va acompañada de varios sentimientos: incertidumbre, desesperanza, estrés y miedo por no saber qué va a pasar a continuación ni dónde buscar información.

"En un país tan polarizado como Venezuela, que le han cerrado canales de televisión, que le han censurado emisoras de radio, que tiene miedo que vayan contra los pocos espacios de expresión e información que quedan, un cambio repentino en la línea editorial de un medio es una acción muy agresiva contra los ciudadanos, que no saben qué ocurre, que no saben dónde sintonizar la noticia ahora", explica Torres.

Desde el pasado domingo, el tema de conversación de los venezolanos ha sido los últimos cambios acontecidos en dos canales de televisión: Globovisión y la estatal Venezolana de Televisión (VTV).

Los periodistas Carla Angola y Pedro Luis Flores, conductores de Buenas noches y Titulares de mañana (que se transmitían por Globovisión de lunes a viernes a partir de las 10:00 de la noche) renunciaron después de que el periodista y productor Francisco "Kico" Bautista salió por la puerta de atrás de la planta.

Aunque la directiva del canal expresó en un comunicado que no tiene una lista de profesionales del canal que pensaba despedir, muchos han alegado censura.

Globovisión -considerada la única ventana para la oposición después del cierre definitivo de RCTV el 28 de mayo de 2007- fue vendida este mes a los empresarios Raúl Gorrín y Juan Domingo Cordero. Muchos esperaban cambios en la política del canal.

Pero del otro lado también ha habido cambios repentinos. VTV anunció la salida definitiva del programa La hojilla y su conductor Mario Silva, pocos días después de que la oposición divulgara un audio en el que Silva diera a conocer una serie de actos de corrupción que involucraba a varios personajes del Gobierno.

"Estos cambios, que no han sido debidamente justificados a los venezolanos, son considerados injustos y van a crear una ira contenida que se va a manifestar de distintas formas", asegura Torres.

Estas formas son, según la psicóloga, una actitud sumisa ante los últimos acontecimientos o la búsqueda de espacios donde satisfacer su demanda, como la protesta pacífica, u otros, como las redes sociales.

"Todas las personas, por su condición de humanos, tienen una necesidad de expresar lo que sienten y lo que quieren. Limitar esa necesidad siempre ha sido el fin de los que buscan reprimir y ocultar", dice la psicóloga.

Canales alternos

La organización social a través de las redes sociales y páginas de Internet puede servir como mecanismo de información ante la censura.

Las redes sociales tienen la ventaja que son instantáneas, masivas y virales: con un solo mensaje se le puede llegar a un gran número de usuarios en solo un momento.

Pero también han surgido otras plataformas virtuales para estar al día en materia informativa, como son los streaming (distribución multimedia), llamadas telefónicas, como las que permite Skype, tuitcams, los pases en vivo a través de Twitter, o videochats.

El diario El Universal tiene su propia plataforma de video a través de Internet, EUTV, accesible desde la página www.eluniversal.com.

Pero no se trata de buscar nuevos espacios para la información y la expresión, indica Torres, sino defender los que ya existen. "Controlar las noticias en la televisión no va a evitar que siga habiendo violencia", expresa la experta.

"El Estado tiene una enorme responsabilidad al fomentar la paz y la unión a través de todos los canales. Puede crear programas de tolerancia, que eliminen el odio, que instruyan cómo aplicar la actitud asertiva", continúa Torres.

Existen tres tipos de actitudes dentro de la psicología: la agresiva, que incluye violencia, represión, miedo y censura; la pasiva-agresiva, como el maltrato, las amenazas, y la asertiva, en la que no se agrede ni se somete a la voluntad.

"Definitivamente, el Estado tiene una posición de liderazgo que es un modelo de aprendizaje para una sociedad. Mientras no implemente este tipo de cosas, no se va a mejorar. Solo superando el miedo y el estrés se va a poder hacer un cambio", concluye Verónica Torres.

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por MARIA LORENA IZARRA FLOREZ
30.05.2013
11:02 AM
Definitivamente el cierre de medios, salida de estos programas, ha impactado negativamente al ciudadano, sumado a ello los rumores de que el Gobierno intentará controlar las redes sociales; las emociones que sentimos son una mezcla de desesperanza, rabia, impotencia, indignación; aparte de la censura a los medios, el régimen quiere sembrar el miedo para amordazarnos.Esta mezcla emocional es peligrosa, debe haber miles que sienten lo mismo; miedo da la inseguridad; miedo da la existencia de una amenaza a la salud, la AH1N1, ni esperanza de vacunas y medicamentos; Es dantesco el ambiente en los hospitales. Será que nos quieren neutralizar con la epidemia? . Miedo da no conseguir las medicinas o no poder comprarlas por la inflación. No sé si es paranoia, pero siento que el régimen odia al Pueblo, lo pisotea obligándonos hacer cola por los alimentos y lo azota con la impunidad de la delincuencia y se burla de todos cuando culpa a la oposición y a los industriales de los problemas.
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar