Compartir
SALUD |

El alcohol, los cigarrillos y las grasas dañan la voz

Una especialista recomienda, además, no hablar al hacer ejercicios o cargar pesos y evitar dietas y comidas que causen reflujo.

imageRotate
La laringe puede padecer diversas enfermedades (Cortesía)
EL UNIVERSAL
lunes 15 de abril de 2013  03:19 PM
Por iniciativa de la Sociedad Venezolana de Otorrinolaringología, hace siete años también se celebra en Venezuela el Día Mundial de la Voz, cada 16 de abril. La intención es crear conciencia en la población sobre la importancia de la salud vocal y la detección precoz del cáncer laríngeo, por ser la voz el principal medio de comunicación interpersonal  y un elemento diferenciador de la identidad personal. Anualmente es llevada a cabo una campaña de información y despistaje gratuito de enfermedades laríngeas en centros públicos y privados, para diagnosticar a tiempo cualquier patología de este órgano.

Mónica Saavedra, otorrinolaringólogo del Centro Médico Docente La Trinidad, Instituto de Otorrinolaringología y del Hospital Universitario de Caracas, destaca que existen normas básicas para preservar la voz sana y prevenir la aparición de alteraciones o enfermedades. Recomienda como higiene vocal: "mantenerse hidratado, evitar el alcohol, el cigarrillo; evitar comidas abundantes y ricas en grasas, reducir el uso de la voz durante un cuadro gripal, evitar conversaciones largas por teléfono, no hablar durante la realización de ejercicio físico o al cargar peso, tampoco carraspear y evitar hablar compitiendo con el ruido ambiental".

Afirma Saavedra que a cualquier dificultad o alteración que impida la producción natural de la voz se le considera disfonía, es decir, "un disturbio de la comunicación oral, en el cual la voz no consigue cumplir su papel básico de transmisión adecuada del mensaje verbal y emocional de un individuo". La disfonía puede manifestarse de diversas formas, bien a través del cambio de voz o del tono, fatiga con el uso, quiebre en el sonido y tono, variaciones en la calidad vocal, sensación de cuerpo extraño o bolo en la garganta, presión, dolor, ardor faríngeo y laríngeo, o incluso al presentar venas sobresalientes e hinchadas en el cuello al hablar o dolores cervicales musculares.

Lo importante es que toda disfonía mayor de 15 días debe ser evaluada por un especialista en otorrinolaringología, el cual se encuentra capacitado para el examen correcto de las cuerdas vocales.

Mónica Saavedra alerta sobre las dietas extremistas y malos hábitos alimenticios que pueden poner en riesgo la voz.  "Para no favorecer el reflujo faringolaringeo se debe evitar permanecer en ayuna de forma prolongada, ingerir exceso de cafeína, comer tarde en la noche justo antes de dormir o el exceso de grasas y condimentos. Es importante comprender que la laringe no está preparada para recibir el ácido que viene del estómago, quedando inflamada o irritada cuando el reflujo es frecuente", expresa.

El reflujo se hace evidente cuando se repite el sabor de las comidas, se presenta carraspeo constante, sensación de cuerpo extraño o de una pelota en la garganta, saliva espesa, mal aliento y problemas digestivos, explica Saavedra, al tiempo que recomienda evitar la deshidratación.

Algunos deportes como la natación o caminar favorecen la producción vocal, pues activan todo el cuerpo y mejoran la respiración. No obstante, los profesionales de la voz deberían evitar incorporar a su rutina, ejercicios que exigen movimientos violentos de brazos como el tenis, básquet, levantamiento de pesas, boxeo, voleibol y fisicoculturismo, ya que centralizan la tensión muscular en el cuello, costillas, hombros y tórax, acabando por aumentar la tensión laríngea y favoreciendo la producción de una voz más tensa.

Existen diversas patologías laríngeas que bien valen la pena alertar en el Día Mundial de la Voz. Entre las benignas más frecuentes, la médico, que ejerce en la Unidad de Laringología, Voz y Deglución del Centro Médico Docente La Trinidad y del Instituto de Otorrinolaringología en Caracas, resalta los nódulos vocales, los pólipos y los quistes de las cuerdas vocales.  También existen alteraciones estructurales mínimas que son variaciones anatómicas de las cuerdas vocales que interfieren con la calidad de la voz.  Explica Saavedra (@monicasaavedrao) que el paciente nace con ellas y a medida que crece y requiere un mayor uso de su voz, aumenta la susceptibilidad a tener disfonías frecuentes. Lo que a muchos preocupa es el cáncer de laringe, una patología maligna que si es diagnosticada a tiempo, el pronóstico de curación es muy bueno, aclara Saavedra.

Dependiendo del tipo de lesión, el otorrinolaringólogo elegirá el tratamiento médico más adecuado, que va desde reposo vocal o la terapia de voz, hasta la cirugía, de ser necesaria. "La fonoterapia puede ayudarle a mejorar el uso de su voz y a evitar los abusos, es decir, entrenar al paciente sobre cómo utilizar su voz sin hacerse daño y respirar adecuadamente", explicó.
Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar