Compartir

32 rinocerontes han sido abatidos en lo que va de año

18 fueron asesinados en las más conocidas reservas sudafricanas. El Departamento de Medio Ambiente de Sudáfrica destacó también la detención de 13 individuos en relación con la caza furtiva de estos animales.

EL UNIVERSAL
miércoles 23 de enero de 2013  05:38 PM
Johannesburgo.- La caza furtiva ha acabado con 32 rinocerontes en Sudáfrica en los 23 días transcurridos desde el inicio de 2013, informó hoy el Departamento de Medio Ambiente de Sudáfrica.

El portavoz del departamento, Albi Modise, aseguró que, en lo que va de año, también se ha detenido a 13 individuos en relación con la caza furtiva de estos animales, indicó Efe.

De los 32 rinocerontes muertos, 18 fueron abatidos en la más conocida de las reservas sudafricanas, el Parque Nacional Kruger, aunque Modise precisó que las cifras de ese parque "incluyen los cuerpos de rinocerontes cazados en 2012, pero que fueron descubiertos recientemente debido a la densa vegetación".

Según el portavoz gubernamental, el pasado viernes, una operación especial logró apresar a varios furtivos e incautarse de material de caza.

"Se confiscaron tres cuernos de rinoceronte, un arma de fuego y equipos de caza. Durante la operación de seguimiento, se hallaron dos cuerpos de rinoceronte si sus cuernos", agregó Modise.

En 2012, 668 rinocerontes fueron cazados en Sudáfrica por el marfil de sus cuernos, mientras que en 2011 fueron 448, y 333 en 2010.

Estos animales están en grave peligro de extinción debido a la caza a la que los furtivos les someten para obtener su marfil, al que algunos atribuyen propiedades medicinales y afrodisíacas, en especial en Asia, destino de muchos de estos cargamentos ilegales.

Los expertos estiman que en Sudáfrica viven unos 20.000 rinocerontes, lo que supone la población más grande del mundo de esta especie.

Además de endurecer las leyes, las autoridades sudafricanas han redoblado la vigilancia en las zonas pobladas por rinocerontes y los responsables de algunas reservas se plantean recurrir a aviones no tripulados para controlar a los furtivos.

El Gobierno ofrece también recompensas a los cazadores para que delaten a quienes compran o encargan los cuernos, pero activistas y propietarios de reservas privadas califican de insuficiente la respuesta oficial, y las cifras de rinocerontes abatidos continúan aumentando.
Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar