Compartir

Las células madre pueden reducir cicatrices vasculares

El hallazgo sirve para el tratamiento de enfermedades del corazón

imageRotate
Las células fueron extraídas del cordón umbilical CORTESÌA
EL UNIVERSAL
martes 8 de enero de 2013  12:00 AM
Badalona.- Un equipo de españoles afirma haber constatado en ratones la reducción de las cicatrices o lesiones vasculares causadas por infartos, utilizando células madre de la sangre de un cordón umbilical humano.

El descubrimiento de la capacidad de este tipo de células, denominadas mesenquimales, puede abrir las puertas para su uso "en el tratamiento de enfermedades humanas donde existe un déficit vascular a recuperar", explicó Santi Roura, del Instituto de Investigación en Ciencias de la Salud del Hospital de Can Ruti, citado por Efe.

Estas enfermedades serían las cardiovasculares con afectación directa al corazón, como el infarto agudo de miocardio o la enfermedad arterial periférica (producida normalmente por arterosclerosis); el ictus o patologías que requieren cirugía vascular, según el trabajo dirigido por el doctor Antoni Bayés-Genís.

Los resultados obtenidos son una de las primeras pruebas de la utilidad de la sangre de cordón umbilical que se conserva en bancos públicos y privados de todo el mundo para futuros trasplantes.

Las células madre mesenquimales son multipotenciales, es decir, que tienen la capacidad para convertirse en diversos tipos de células, como óseas de cartílago, de grasa, musculares o neuronales.

Roura comentó que el estudio no está acabado del todo y que ahora van a hacerse pruebas en otros ratones para ver que la reducción del tamaño de la cicatriz de los infartos va acompañada de una mejora de la función cardiaca.

Los estudios se llevarán a cabo con cerdos -"un animal cuyo corazón tiene un tamaño similar al humano y un sistema cardiovascular parecido", ha detallado-, antes de aplicarlo en personas.

El investigador ha recalcado que se trata de un proceso lento y que se quiere ir "paso a paso y tener la seguridad de que funcionará cuando se aplique en seres humanos". "Estamos en el buen camino, y por ello no podemos saltarnos ningún paso", ha añadido.

En el estudio han colaborado el grupo de Bioluminiscencia del Instituto Catalán de Ciencias Cardiovasculares y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar