|
compartir
|
MODA

La cumbre de las guayaberas

Desde que empezó la cumbre, bautizada irónicamente como la de "las guayaberas" por Fidel Castro, estas prendas frescas y a la vez elegantes se ven por todos lados, tanto en reuniones de trabajo como en la cena del viernes.

imageRotate
Obama, fiel a su chaqueta. Los demás, en guayabera (Efe)
EL UNIVERSAL
domingo 15 de abril de 2012  12:58 PM

Cartagena.- El país que más dio que hablar durante la primera jornada de la Cumbre de las Américas a causa de su ausencia fue Cuba, que además, puso su más emblemática prenda de vestir, la guayabera, como protagonista indiscutible y omnipresente del vestuario de los mandatarios.

Desde que empezó la cumbre, bautizada irónicamente como la de "las guayaberas" por el líder cubano Fidel Castro, estas prendas frescas y a la vez elegantes se ven por todos lados, tanto en reuniones de trabajo como en la cena del viernes, donde el presidente de Estados Unidos., Barack Obama, lució una chaqueta y no la anunciada guayabera, reseña Efe.

La mayoría de los mandatarios latinoamericanos sí ha recurrido a la guayabera, incluso los de países bien alejados del Caribe como Chile. Sebastián Piñera no ha querido desentonar.

Los más atrevidos han sido el mandatario mexicano, Felipe Calderón, y el paraguayo, Fernando Lugo, con guayaberas fuera de lo común y corriente, con bordados en hilos de colores.

Desde su llegada a Cartagena el pasado jueves, cuando vestía una guayabera con dos franjas verticales de un color azul claro, Calderón ha lucido diferentes modelos de colores y formas llamativas.

Durante su intervención en el Foro Empresarial el viernes, vistió una guayabera con una doble franja con formas geométricas de colores pálidos, mientras que hoy lució su modelo más vistoso, de un color azulado y con las tiras de colores intensos.

El azul, el rojo y el blanco de la bandera del Paraguay destacaban en la guayabera que lució hoy el presidente Lugo a través de sus dos franjas verticales.

Pero, a su llegada a Cartagena ayer, el exobispo lució otra prenda a medio camino entre la camisa y la guayabera con detalles negros en el pecho y aun más llamativa.

Incluso el chileno José Miguel Insulza, secretario general de la OEA, se atrevió con la prenda cubana. Escogió para inaugurar el diálogo político entre agentes sociales y Gobiernos una en azul de tono medio y de estilo tradicional.

Tanta omnipresencia de la guayabera llevó hace unos días al expresidente cubano Fidel Castro a ironizar primero sobre el veto de la isla en la Cumbre de las Américas: "Cuba está prohibida en esa reunión; pero las guayaberas, no".

Hoy, el líder de la revolución cubana dio un paso más al escribir un articulo titulado "La Cumbre de las guayaberas", en el que reflexionaba sobre la política exterior de los Estados Unidos en los países latinoamericanos a lo largo de la historia.

Y concluía, parafraseando al canciller venezolano, Nicolás Maduro, que, en esta ocasión, "del Consenso de Washington se pasó al Consenso sin Washington".

"Ahora tenemos la Cumbre de las guayaberas. El río Yayabo y su nombre indio, totalmente reivindicado, pasarán a la historia", agregó.

Otros en enfundarse la típica camisa de origen cubano fueron el peruano Ollanta Humala y la mayoría de presidentes y primeros ministros caribeños, aunque en estos casos optaron por modelos más clásicos, de un blanco impoluto.

Curiosamente, el que menos gala ha hecho de las guayaberas ha sido el anfitrión, el presidente colombiano Juan Manuel Santos, siempre con camisa desde su llegada a Cartagena.

El que tampoco se enfundó la típica camisa cubana fue el presidente de Bolivia, Evo Morales, que ha impuesto un estilo en camisas y chaquetas inspiradas en las culturas andinas y que solo se las quitó para ponerse la camiseta de su país en el partido de fútbol que disputó contra Santos.

Entre los norteamericanos, Obama no lució aún la famosa guayabera diseñada por el maestro cartagenero Edgar Gómez y, por el momento, vistió chaqueta oscura con camisa blanca, mientras que el primer ministro canadiense, Stephen Harper, fue el único en ponerse la corbata en el marco de un sofocante calor caribeño.

Por parte de las mandatarias, la costarricense Laura Chinchilla fue la que más se aproximó a la moda guayabera, con traje de pantalón y chaquetas de diseño, de lino y de un blanco impoluto.

La presidenta argentina, Cristina Fernández, mantuvo el luto riguroso que lleva desde la muerte de su marido, el expresidente Néstor Kirchner; mientras que su homologa brasileña Dilma Rousseff tampoco varió su habitual repertorio de vestidos y lució un modelo en azul vivo con mangas de encaje al tono.

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar