|
compartir
|
GASTRONOMÍA

La literatura también se come

La escritora venezolana Lena Yau fue asesora de "El sabor de la eñe"

imageRotate
El Instituto Cervantes de España publicó un libro gastronómico a partir de fragmentos literarios de autores hispanoamericanos
| 1 | 2 |
Contenido relacionado
DANIEL FERMÍN |  EL UNIVERSAL
sábado 14 de abril de 2012  12:00 AM

El Instituto Cervantes publicó un libro que tiene sazón. El sabor de la eñe, un glosario de gastronomía y literatura que reúne 59 bocados hispanoamericanos extraídos de obras de la región, fue presentado a principios del año por el organismo español. Y tuvo su toque venezolano: la caraqueña Lena Yau fungió de asesora literaria.

La autora, que lleva años radicada en Europa, trabajó el grueso del manuscrito. Seleccionó a los autores que, en sus ficciones, mencionan platos típicos de su país. Copió fragmentos que van acompañados de sus respectivas recetas. Como para dejar claro que la literatura también se come -"y que la comida se lee"-. "El libro ayuda a que se conozca la cultura de los hispanoparlantes. Es una forma de acercarnos nosotros mismos", dijo Yau.

Así, el libro menciona, en 204 páginas, el tacacho de Mario Vargas Llosa en Pantaleón y las visitadoras; o la alboronía de Gabriel García Márquez en El general en su laberinto. También hay escritores -comidas- nacionales: los tequeños de Camilo Pino en Valle Zamuro; las empanadas de Rodrigo Blanco en Una larga fila de hombres; las arepas de Juan Carlos Chirinos en Ay qué noche tan preciosa; el batido de cambur de Roberto Echeto en La mesa cinco quiere la cuenta; los pastelitos de queso de Antonio López Ortega en Naturalezas menores; el perico de Numa Frías en Baruca; y las hallacas de Federico Vegas en Sumario.

El proceso de selección duró dos meses. Fue sólo leer, que no comer. "Había tres condiciones fundamentales: los textos tenían que ser escritos en español. Tenían que ser de autores vivos, y el plato del que se hacía referencia en la obra tenía que ser propio del país del autor. Si Camilo Pino me habla de perros calientes no me sirve", explicó Yau. Así se hizo el descarte hasta completar la obra. Hay entradas, platos principales, postres y bebidas. Un libro para chuparse los dedos.

dfermin@eluniversal.com

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar