|
compartir
|

Se reduce población de tiburones

En Venezuela el kilo de aleta se puede conseguir desde Bs. 800 hasta 2.600.

CAROLINA CONTRERAS A. |  EL UNIVERSAL
miércoles 23 de noviembre de 2011  12:00 AM

Que es afrodisíaca, que previene enfermedades y que evita malformaciones en fetos. Esas son algunas de las milagrosas propiedades que le atribuyen a la aleta de tiburón. Aunque se cree que es sólo cuestión de pescar al escualo, la mayoría desconoce la cruel y sangrienta práctica que se realiza para obtener la materia prima y la amenaza que constituye en la supervivencia de estos animales.

Aleteo. Así se llama el trabajo que hacen los pescadores cuando agarran a un tiburón y, estando vivo, le quitan las aletas para luego devolver su cuerpo sangrante al mar.

Generalmente esta práctica es realizada, en distintas partes del mundo, por la pesquería industrial. En Venezuela es distinto: son los pescadores artesanales quienes cazan a los tiburones para quitarles sus aletas y venderlas a un alto costo al mejor postor.

"Aquí en Venezuela la pesca de tiburones es más de tipo artesanal. No tenemos certeza de que en el país haya aleteo de tiburones. Lo que sí existe en el país es la pesca. Allí se capturan grandes volúmenes de peces y tiburones", explica Leonardo Sánchez, biólogo y coordinador del Centro de Investigación de Tiburones de Occidente.

Esta información la confirma Rafael Tavares, biólogo pesquero y presidente de este centro de investigación, quien señala que en el país se pesca al tiburón y se aprovecha su carne.

"Hasta los momentos no se ha detectado aleteo en las aguas venezolanas. Aquí se pesca al animal y se le aprovecha su carne, la cual se utiliza en diversas preparaciones siendo la más famosa las empanadas de cazón", comenta.

Estas aletas tienen un alto valor comercial para su exportación. En el país, son muy cotizadas: un kilo puede oscilar entre Bs. 800 y 2.600.

Gracias al aleteo, y a otra serie de factores, estos peces grandes están amenazados a escala mundial, y Venezuela no es la excepción.

"En el país hasta hace un año no teníamos suficientemente información para asegurar que los tiburones estaban en peligro de extinción. Ahora sí, hay mucha información que se ha generado desde el Centro de Investigaciones de Tiburones. Algunas tesis universitarias demuestran que ya hay un declive en la producción de todas las especies de tiburones", dice Sánchez.

En el territorio nacional se han registrado 76 especies y este año se sumaron nueve especies que se encontraron en el Lago de Maracaibo. Se distribuyen a lo largo de toda la costa y, las especies de menor tamaño, se localizan en las profundidades.

Sánchez resalta que los depredadores son importantes debido a que son reguladores de otras poblaciones. "Los tiburones retiran a las poblaciones más débiles. A los que están enfermos, los que no están en las mejores condiciones para reproducirse. Se comen a los peces enfermos, a los deformes... Ecológicamente ellos regulan otras poblaciones y tienen una importancia en la cadena de transferencia de energía".

La pesca no es el único factor que atenta en contra de estos animales. La contaminación de las aguas también amenaza cada día a esta especie.

Plan de conservación

Una vez que se determinó que los tiburones son una especie amenazada, el Centro de Investigaciones de Tiburones comenzó el Plan de Acción para la Conservación de Tiburones en Los Roques.

"El Plan consiste en identificar y delimitar las áreas de criaderos de tiburones, donde las hembras entren para parir y se quedan durante un par de años, para que los tiburones bebés estén protegidos de los adultos", explicó Tavares.

"Ahí tenemos varios años aplicando el método de marcaje y captura en donde se le coloca una marca de identificación con ideas de conocer luego en qué lugares se mueven", agrega el especialista.

Este plan se aplica desde el año 2001 y los resultados han sido positivos. Hasta los momentos se tienen 160 animales marcados.

El biólogo indica que aparte de la información que proporciona el marcaje, se obtienen datos de cómo se mueven en las áreas del criadero y de cómo está creciendo la tasa de población y la manera en que se reproducen.

Tavares indica que con toda la información recolectada uno de los objetivos es proponerle a los organismos gubernamentales la protección de las áreas en donde habitan los tiburones con el fin de ayudar a la conservación de su especie.

ccontreras@eluniversal.com

Haga clic sobre la imagen para ampliar la infografía





|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar