Espacio publicitario

El Táchira celebra los 408 años del Santo Cristo de La Grita

80 kilómetros y hasta 18 horas de recorrido realizan las personas que acuden a profesar su fe al patrono del Táchira

  • LORENA EVELYN ARRÁIZ

06/08/2018 10:17 am

San Cristóbal.- La devoción al Santo Cristo de La Grita, también llamado el Cristo tallado por los ángeles o el Cristo del rostro sereno, no se centra solo en el 6 de agosto, fecha cuando se conmemora su aparición. Días anteriores, los devotos del Cristo amoroso, comienzan su peregrinación caminado desde la capital del estado hasta la ciudad del Espíritu Santo de La Grita en el municipio Junín.

80 kilómetros y hasta 18 horas de recorrido se toman las personas que acuden a profesar su fe al patrono del Táchira y al menos 200 personas visitan la pequeña localidad de La Grita para asistir a estos eventos religiosos.



Los peregrinos que llegan, son asistidos por los habitantes de la comunidad, además de la “Fundación del Peregrino”, encargados de ofrecer atenciones a quienes caminan con posada, alimentación y atención médica. De igual manera las autoridades gubernamentales desplegaron un dispositivo de seguridad y atención especial para los caminantes en La Grita, y en toda la ruta que conduce a esta población.

Para esta importante actividad religiosa del Táchira, el presbítero, Jesús Duque, rector del Santuario Diocesano, invitó al pueblo creyente y devoto a visitar el Santuario donde, dijo, "los espera Jesucristo con los brazos abiertos para fortalecerles con su misericordia. Es un don de Dios para el Táchira y toda Venezuela vivir esta experiencia de fe, venerando la imagen del Santo Cristo. Hoy más que nunca debemos fortalecer nuestra fe”.

La bendición de los niños

Desde el traslado del Cristo de su tradicional capilla-santuario hasta el altar mayor de la Basílica del Espíritu Santo realizado el pasado 8 de julio, la ciudad se dispone para diferentes actividades tales como la peregrinación de los sacerdotes, la celebración de diferentes eucaristías en el santuario, la llegada de la pastoral universitaria, así como la de múltiples cofradías.

Sin embargo, los pequeños también tienen su celebración particular. Centenares de niños fueron bendecidos el pasado domingo por el obispo Mario Moronta, quién suplicó a Cristo por el bienestar de ellos.

El obispo, vestido de payaso, reiteró su llamado al respeto a la vida desde el momento de la concepción hasta la vida eterna. Pidió que se fomente la cultura de la vida, diciendo y actuando con un “sí a la vida, y no al aborto”. 



Luego de recorrer la explanada del santuario para saludar a los niños, el obispo entró al templo para dirigir una oración e impartir la bendición a todos los presentes, y rezando por todas las familias venezolanas. 

Los tachirenses celebran este día, ya que en 1610 ocurrió un terremoto que destruyó a La Grita. Un escultor, llamado Fray Francisco, ofreció al cielo hacer una imagen del crucificado para consagrarle la nueva ciudad. La historia reza que al no poder concluirla fueron los ángeles quienes se encargaron de hacerlo.




Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario