Espacio publicitario

"Tinder k", para solteros peronistas

Tiene más de 11.000 suscriptores y se encuentran en Facebook

  • AFP

06/10/2019 05:00 am

Buenos Aires.- En el amor dicen que los polos opuestos se atraen, pero no parece ser el caso para muchos argentinos que integran Tinder K, grupos cerrados en Facebook bajo una sola premisa: ser soltero, peronista y kirchnerista.

Los Tinder K, que en total tienen más de 11.000 suscriptores, se iniciaron después del fin de los doce años de gobiernos kirchneristas (2003-2015), tras el triunfo en las elecciones pasadas del presidente liberal Mauricio Macri. Allí se profundizó también "la grieta", como llaman en Argentina a la fractura política entre macristas y kirchneristas. 

El fenómeno no es nuevo: en Estados Unidos existen aplicaciones para los seguidores del presidente Donald Trump (îdonalddaters o TrumpSingles) o para los simpatizantes del Partido Demócrata (îLiberalhearts). 

Poco a poco aterriza en América Latina: una abogada brasileña anunció en Folha la creación del PTTinder, con el objetivo de unir a hombres y mujeres afines al Partido de los Trabajadores y apoyar a su líder, el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), encarcelado desde el 7 de abril de 2018. 

Nichos políticos    

Pero los expertos advierten que estos "nichos políticos" que aparecen en las redes sociales pueden ser peligrosos. 

"El intercambio de ideas es esencial para una democracia y las aplicaciones de citas con sesgo ideológico limitan la probabilidad de encontrar una pareja que no valide tus ideas", opinó Chelsea Reynolds, de la Universidad de Comunicaciones de Fullerton, en California. 

"Dos décadas atrás te podrías enamorar de alguien en la universidad pese a que tus ideas políticas no fueran las mismas (...) hoy sería casi imposible", añadió. 

Según expertos, es un fenómeno provocado por las redes sociales que "encapsulan" a las personas según sus creencias o ideologías. 

"Toda la tecnología se dirige a crear nichos con denominadores comunes en términos ideológicos", señaló Carlos Fara, consultor político argentino, especialista en opinión pública y campañas electorales. 

"Estos nichos fomentan las posiciones más extremas", agregó. 

El amor K

"Yo no podría tener una pareja que no tenga mi convicción política, la Cámpora" (agrupación política de marcada orientación peronista y kirchnerista), explica Estefanía, de 35 años, al aclarar: "Nosotros (los argentinos) estamos atravesados por la política". 

"La familia no la elegís, pero una pareja tiene que pensar políticamente igual", añade esta mujer, quien era empleada de un comercio pero quedó desocupada hace un mes y medio. 

Estefanía integra los tres grupos de Tinder K en Facebook, pero hay sobre todo uno en el que participa activamente. Así fue que conoció a su pareja, que vive en Buenos Aires. 

La clave para ingresar a los grupos es ser soltero. Hacen fiestas con fines benéficos, juegos virtuales o debates públicos sobre asuntos sociales. 

Así es que se formaron "varias parejas. El año pasado se casó una de ellas", dice.  

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario