ESPACIO PUBLICITARIO
Inicio  >  Suplementos >  Dia del Niño > Noticias
El Universal como página de inicio  |  Agregar a favoritos  |  Ayuda



Amigos para siempre

La amistad se construye en casa y en el colegio e incide positivamente en el desempeño escolar de los niños. Cuando tienen los mismos intereses perdura en el tiempo

Al relacionarse con niños de su misma edad disfrutan más de los juegos y aprenden el significado de la diversión en grupo (Cortesía)

Desde la infancia los amigos son vitales para el desarrollo de las personas. Cuando están pequeños las amistades no solo proveen la diversión a través de los juegos sino que contribuyen a que el niño se desarrolle emocional y moralmente. Raquel Colimodio, piscopedagoga, explica que "en la interacción con amigos los niños aprenden muchas habilidades sociales, como comunicarse, cooperar, y solucionar problemas.

Practican el control de sus emociones y responden a las emociones de los otros, desarrollan la capacidad de estudiar detenidamente y negociar situaciones diferentes que surgen en sus relaciones".

Tener amigos incluso afecta positivamente el desempeño escolar de  los niños.  "Ellos tienden a tener mejores actitudes sobre el colegio y el aprendizaje cuando tienen con quien compartir. En definitiva, los niños se benefician enormemente teniendo amigos", hace hincapié la profesional. Cuando se es niño, "uno de los retos más grandes que tienes en el colegio no es académico: desde el primer día que llegas necesitas saber hacer amigos. Aparentemente, algunos niños pasan por la vida relacionándose con otros sin esfuerzo, mientras que otros sufren en la soledad, pues son tímidos y les cuesta más relacionarse", acota.

Cosechar valores
Colimodio explica que para que el niño aprenda sobre el valor de la amistad debe vivirlo, ya que solo experimentándolo podrá hacer amigos.
"Es muy importante destacar que los seres humanos somos gremiales; es decir, vivimos en sociedad y como tal para construir una sociedad civilizada hace falta cosechar la tolerancia y el respeto que son  los valores donde se cimienta la amistad."

Qué hacer...
La psicopedagoga manifiesta que los niños pueden aprender a ser amigos al buscar  la conciliación y no la pelea con sus compañeros; al compartir  sus juguetes con los demás niños; al interactuar con sus pares; Aayudando a un compañero que ha hecho algo malo explicándole lo incorrecto de su actuación.

Asimismo, esforzándose por hacer algo útil en beneficio de los amigos; animando  al compañero o amigo que esté triste; alegrándose con los logros positivos de los demás; invitando a sus amigos a jugar en su casa; demostrando afecto y cariño a sus amigos.

Apoyo
"Padres y maestros podemos ayudar a los niños a hacer amigos siendo un modelo a imitar, por eso es importante que nos dirijamos a ellos amable y respetuosamente, haciéndoles preguntas e interesándonos por lo que nos cuentan".

También se les puede ayudar a desarrollar la empatía, ya que alrededor de los seis o siete años de edad los pequeños son más capaces de entender los sentimientos y puntos de vista de los demás. Cuando su hijo o alumno le cuente algún hecho o situación vivida pregúntele cómo se ha sentido en esa situación y cuál es su punto de vista.

Raquel Colimodio añade que enseñarles a aprender a trabajar en equipo invitando a otros niños para que realicen proyectos en conjunto, actividades grupales tanto a nivel escolar como propiciar reuniones para compartir algún tema interesante es importante.

Es necesario "incentivarles a pedir y ofrecer ayuda a otro niño: esto proporciona seguridad en sí mismos y a la vez les permite experimentar el placer de ayudar y de compartir".

Otra manera es  planificando actividades familiares donde todos participen e interactúen (juegos de mesa, películas...), o un día de cocina juntos y comer plácidamente. Así se establecen vínculos de unión y a su vez ellos los proyectaran en sus amigos.

No se puede olvidar que la familia es el  primer centro de interrelaciones que posee el niño, y si su relación en casa es armónica, estable y respetuosa así construirá sus amistades, pues el niño es lo que vive y lo proyecta. "La casa es el laboratorio donde practican con sus primeros amigos -sus papás y hermanos- para lograr  amistades en la escuela", acota.

La amistad va creciendo en la medida que los niños crecen. Si tienen los mismos intereses y valores es probable que perdure en el tiempo, pero puede suceder que al crecer varíen los gustos, ideas, valores y las amistades se van entrelazando o alejando. Es a los 12 años cuando van mediando entre sus principios e intereses, por eso, la familia debe estar muy pendiente del tipo de amistades que tienen sus hijos.

"Un amigo es un tesoro pero un mal amigo puede ser la perdición", concluye.

Maria Isabella Salas


Síguenos desde:


Celular Rss Facebook Twitter igoogle youtube

Próximos Suplementos

  • null

Suplementos Anteriores Ver todos

  • jueves 05 de diciembre
    Guía de Compras
    En esta época algunas personas les encanta estar al día con lo nuevo en (...)

  • lunes 25 de noviembre
    Coleccionables
    Con la edición de EL UNIVERSAL del día sábado 30 de noviembre de 2013 el lector (...)

  • jueves 24 de octubre
    Motores
    Hasta el próximo 3 de noviembre un promedio de 65 Expositores representantes de (...)

  • jueves 22 de agosto
    Vuelta a clases
    .

  • jueves 11 de julio
    Dia del Niño
    .

 Lo más
  •  Leído 
  •  Comentado 
fotter clasificadoseluniversal.com Estampas