Espacio publicitario

“Silbidos” que silencian la buena salud respiratoria

El asma y la Epoc evolucionan con los años. Si no se controlan el paciente puede desarrollar una obstrucción difícil de revertir

  • Diario El Universal

25/04/2018 03:19 pm

ANA CAROLINA ARIAS

La “sibilancia” es un ruido parecido al silbido y se relaciona con enfermedades respiratorias, principalmente referidas a los bronquios.

Es producida por la disminución del calibre bronquial. Si el conducto se obstruye, al pasar el aire genera un sonido que se llama “ruido musical” o “ronco”, dependiendo de si es agudo o más grave.

Al respecto, el doctor Mirtiliano Andrés León, internista y neumonólogo clínico del Instituto Médico La Floresta, en Caracas, resume, “hay tres cosas que pueden generar la sibilancia: hiperproducción de moco, inflamación de la mucosa y la bronco obstrucción”.

 Afirma que son múltiples las enfermedades que pueden causar trastornos a nivel de la mucosa bronquial. Sin embargo hay dos fundamentales: el asma y la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, Epoc, aunque también está la fibrosis quística, que mantiene permanentemente los bronquios inflamados.

“Pero no todo lo que silba en el pulmón es asma o Epoc. Por eso lo principal a definir es lo que está desencadenando el trastorno como tal, inclusive, porque la razón puede ser un cuerpo extraño alojado en un bronquio”.

León destaca que el asma y la Epoc son enfermedades con mucha similitud, ambas producen sibilancia, son crónicas y en su evolución natural pueden ser fácilmente controlables. Pero en cuanto a las causas que la producen guardan gran distancia.

La primera tiene una fuerte carga alérgica y genética, mientras que la Epoc guarda un 40% de relación con el ambiente, excesivo contacto con la biomasa, humo de quema, leña, tabaco.

¿Cómo manejarlas?

Siendo por tanto enfermedades predecibles y controlables, el especialista asegura que el objetivo médico para estos casos es asegurarse que las mismas evolucionen naturalmente sin que lleguen a un proceso crónico obstructivo.

“Las enfermedades respiratorias evolucionan de manera progresiva y van remodelando la estructura anatómica, por lo que a la vuelta de 10 a 15 años, el paciente habrá alcanzado una obstrucción que es muy difícil revertir. Pero si se medica y educa como es, va a tener control sobre la enfermedad”, asegura.

Explica que “en el caso de Epoc es preciso dejar de fumar o tener contacto con la biomasa, y en el asma se trata de alejar a las personas de las cosas que le desencadenan episodios críticos, sobre todo si se han determinado que existen causas alérgicas”.

En relación a la población más afectada con enfermedades respiratorias que producen sibilancia, el neumonólogo clínico estima que no hay un patrón muy común.

“El asma generalmente se diagnostica en edades tempranas, pero, por ejemplo, hay personas con trastornos a nivel de bronquios producidos por enfermedades como el sarampión, que puede inflamar los bronquios y modificar su arquitectura produciendo exceso de moco y, por tanto, obstruyendo las vías aéreas y generando ruido, y es algo que puede suceder a cualquier edad. Por eso es que la manera más fácil de entender la sibilancia es sabiendo que ocurre siempre y cuando se limite la luz bronquial producto de una secreción”, finaliza.

 Lo curioso

Los síntomas. El primer síntoma que los pacientes pueden presentar ante enfermedades respiratorias con sibilancia o ruido, es tos.

En el caso del asma, una tos productiva con expectoración mucosa amarillenta verdosa sin ser infecciosa. En la Epoc los síntomas son también la tos, habitualmente con moco, y dificultad para respirar o disnea.

Otros síntomas que refieren estos pacientes son el dolor torácico sobre todo en los costados con los accesos de tos o en las inspiraciones profundas.

La cifra

235 millones de personas son afectadas por el asma en el mundo, según cifras de la Organización Mundial de la Salud. En 2015 se registraron 383.000 muertes por asma, la mayoría de ellas en adultos mayores. Más del 80% de estos decesos ocurren en países de ingresos bajos y medio-bajos.

La recomendación

Atención a los factores ambientales

Los factores ambientales son los principales accionantes de enfermedades respiratorias. Por eso es importante tener un control ambiental sistemático, evitar estar en contacto con alérgenos como humo, perfumes fuertes, animales, aunque también debe ser de sumo cuidado la ingesta de algunos medicamentos y alimentos. Es recomendable la actividad deportiva, sobre todo la natación, el trote, caminar y andar en bicicleta.

Lo curioso

La gastritis crónica presenta sibilancia

Es muy frecuente que personas que sufren de gastritis crónica confundan el diagnóstico con un cuadro asmático, a razón de presentar sibilancia. En estos pacientes, el Ph del estómago es extremadamente bajo y presenta reflujo. Al tener incompetencia en la vía digestiva del esfínter esofágico, los ácidos gástricos terminan llegando a la vía respiratoria, lo que produce inflamación y como consecuencia sibilancia y dificultad respiratoria

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario