Espacio publicitario

Aseo íntimo de ella define su salud y belleza

Las partes íntimas femeninas tienen unas características propias, que hacen que su cuidado e higiene sean diferentes a los de otras partes del cuerpo

  • Diario El Universal

13/04/2018 11:58 am

LIRBETH TORRES

La vagina es una zona sensible y delicada. Es propensa a olores desagradables y a la proliferación de bacterias, debido a su constante humedad, por ello requiere de grandes cuidados.

Sin embargo, es importante destacar que la vulva y la vagina son diferentes. Según la enciclopedia Pharmacology for Women’s Health “la vulva es el conjunto de los órganos genitales externos de la mujer: clítoris, labios, glándulas, uretra”. Mientras que la vagina “es la conexión de los órganos sexuales externos de la mujer con el útero, y por ende, donde el flujo menstrual y vaginal sale del cuerpo”.

Para cuidar bien de la higiene íntima hay que prestar atención al olor, la flora y el flujo vaginal. El flujo vaginal o moco según la web mencionada tiene la función de limpiar, hidratar y lubricar. Su olor es producido por el sudor, el sebo, las secreciones vaginales, uretrales y menstruales más la descomposición de bacterias.

Los indispensables a diario

El desconocimiento sobre cómo realizar una higiene íntima adecuada puede llevarte a exceder en su limpieza, o a no utilizar los productos adecuados. Por ello, a continuación te presentamos qué debe incluir una completa higiene íntima:

Lava tu zona íntima sólo con agua, no uses jabones de ningún tipo ya que estos pueden alterar el pH natural de esta zona, generando infecciones o desequilibrios de la flora vaginal.

Evita el uso de ropa muy ajustada que hace sudar mucho más los genitales femeninos.

Los especialista indican que al limpiarse es importante hacerlo de adelante hacia atrás para evitar la contaminación bacteriana. La gran mayoría de las mujeres usa únicamente papel pero lo recomendable es lavarse porque, de lo contrario, la zona queda sucia.

Cambia los tampones y toallas sanitarias cada 4 o 6 horas como máximo. No se recomienda emplear protectores diarios porque dificultan la adecuada ventilación, aumentan la temperatura de la zona y es más fácil la proliferación de gérmenes y la aparición de molestias e infecciones. Ginecólogos afirman que se deben usar solamente cuando se tiene un flujo fuerte por el ciclo menstrual o cuando se está en un tratamiento con cremas u óvulos.

Es importante usar siempre ropa interior de algodón. Los tejidos sintéticos impiden la transpiración y pueden generar malos olores.

Al momento de ducharte, asegúrate de secar y eliminar los restos de humedad en la zona. Es recomendable cambiar la toalla de baño cada tres días y que además sea de uso exclusivo.

Con respecto al lavado en sí se recomienda que sea una vez al día y con los dedos, por los pliegues de los labios mayores y menores así como alrededor del clítoris donde se acumulan residuos.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario