Espacio publicitario

Un buen primer amigo

Con su relativa independencia, los hámsters pueden ser la mascota ideal para los niños quienes viven en espacios pequeños

  • Diario El Universal

27/03/2018 01:48 pm

DIANA GONZÁLEZ PEROZO

Un hámster es un roedor de fácil adaptación al entorno doméstico. Siendo un animal pequeño, puede estar dentro de los espacios internos de nuestra casa, en una jaula, que contenga su cama, alimentación y agua adecuada.

Su sencilla manera de estar en un hogar implica, sin embargo, una serie de cuidados deben tenerse en cuenta. Comencemos por el sitio de la casa donde se le va a acomodar. Éste debe ser cálido.

A los hámsters les gusta comer semillas, granos, nueces, maíz, frutas y vegetales; también pueden comen insectos, ranas, lagartijas y otros animales pequeños. La dieta de un hámster debe privilegiar el consumo de proteínas y menor cantidad de grasas.

Ellos tienen bolsas en sus mejillas (llamadas abazón) en las que guardan comida. Luego, ellos cargan con lo almacenado hasta su casa, bajo su lecho en la jaula donde la podrán comer después. Necesitan tener agua fresca y abundante en su bebedero y se debe cambiar a diario.

Higiene y otros temas

Los hámsters en la naturaleza no se bañan, estando en tu casa tampoco necesitan hacerlo, ya que ellos se asean continuamente. De hecho, su pelaje contiene aceites naturales necesarios para mantener la piel sana y poder regular la temperatura corporal, por lo que es realmente peligroso bañarlos con agua.

Si te encuentras con que es totalmente necesario darle un baño a tu hámster, es importante que consideres todas las opciones existentes, para que puedas elegir la más segura para tu mascota.

Puedes usar baños con arena y toallitas húmedas para mascotas, que no tengan fragancia. Bañar con agua a tu hámster solo debe hacerse cuando sea absolutamente necesario, porque puede llegar a ahogarse o adquirir una infección respiratoria.

La manipulación debe ser segura, ante todo que la mascota este despierta, porque si no te puede morder. El procedimiento para tomarlo con la mano consiste en hacerlo poniendo la forma de una cesta y él se sube a la misma. La otra técnica es por el cuello, pero puede llegar a molestarse. También te puedes ayudar con un guante de tela que te da seguridad o simplemente se coloca un vaso transparente dentro de la jaula y como son curiosos entran fácilmente.

El cuidado de un hámster es muy sencillo para un niño de siete años en adelante y puede ser el inicio de una educación adecuada para adquirir responsabilidades. Recuerda que ante cualquier duda, es clave contactar a un médico veterinario.

El Buzón

¿Cómo le puedo cuidar adecuadamente los dientes a mi hámster?

El crecimiento de los dientes del hámster en continuo (hipsodontes); es por ello que deben estar constantemente masticando el alimento o juguetes especiales que se pueden encontrar en las tiendas veterinarias especialmente diseñados para que ellos puedan ir “limando o rebajando” la longitud de los mismos. Las semillas de girasol o de maní en su concha pueden ser un ejercicio perfecto para mantener ese proceso y garantizar que no sufran inconvenientes por la extensión de su dentadura.

¿Cuáles son las enfermedades que pueden afectar a los hámsters?

Las patologías comunes pueden ser dermatitis de piel (sarna), procesos tumorales en cualquier parte del cuerpo, problemas con el abazón (el saco donde guardan el alimento dentro de sus mejillas) pueden tener diarreas por parásitos gastrointestinales. Para cualquiera de los síntomas que pudieses notar es clave que te comuniques con un veterinario. Su transportación hacia la consulta debes hacerla con extremo cuidado, esto si no tienes posibilidad que el especialista se traslade a tu casa. Una caja con ventilación es lo adecuado.

¿Qué debo hacer inicialmente si mi hámster se enferma?

Ante todo mantenerlo hidratado y con temperatura ambiental adecuada ya que por ser pequeños se descompensan muy rápido. Busca un veterinario que atienda animales silvestres o fauna exótica que pueda revisarlo. El tiempo de atención es clave, por ello no debes demorarlo más de lo necesario, porque podría comprometer su vida. Cuando tengas un hámster o le pienses regalar uno a un niño, documéntate lo suficiente sobre esta especie y sus enfermedades. Consulta por adelantado a un veterinario y así estarás bien informado.  

Animales felices

DRA. BERNADETTE ANZOLA DELGADO

La introducción exitosa de una nueva mascota

La socialización es la etapa en la que los perros establecen vínculos con su propia especie, con otras especies y con los ambientes nuevos. En los cachorros el periodo más crítico es el que se encuentra entre la tercera y la doceava semana de edad; los animales de compañía que establecen relaciones sociales durante estos períodos, son generalmente capaces de mantener esta habilidad de por vida. Es importante considerar que cuando tenemos un cachorro, debemos facilitar oportunamente la socialización a fin de prevenir futuros problemas.

Aunque es difícil predecir cómo será la reacción de un perro cuando introducimos una nueva mascota a la casa, se pueden recomendar acciones para disminuir riesgos.

Sobre perros adultos, vale destacar que deben ser presentados fuera de la casa, es decir en una zona neutral. Importante: es más probable que ocurra un incidente de agresividad durante el primer encuentro si se trata de dos machos no castrados, por lo cual es recomendable considerar la castración de ambos. 

Los perros deben estar sujetos con collar y paseador, estos arneses deben ser cómodos, además es muy importante que sean capaces de obedecer a la orden de “sentado”.

Para el caso de la introducción de un cachorro en un hogar donde vive un perro adulto se procederá de la misma manera.

Si la nueva mascota es de otra especie que vaya a permanecer en confinamiento como un hámster o un pájaro se podrá llevar en su jaula a la zona neutra (lugar que no sea la casa) y acercar al perro gradualmente mandándolo a sentarse para facilitar la relajación. Durante las primeras semanas se aconseja que ambos animales no permanezcan juntos sin supervisión.

Es fundamental la socialización temprana con otros animales, con individuos que no sean de la familia, para que cuando sean adultos se comporten correctamente y se sientan felices en diferentes entornos.

Especialista en etología veterinaria y bienestar animal

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario