Espacio publicitario

Disfrute sin barreras

El zoológico de Luján, en Buenos Aires, Argentina, tiene una técnica para hacer muy amistosos a los auténticos reyes de la selva

  • LIRBETH TORRES

23/07/2018 05:06 pm

Todo animal tiene un origen silvestre, pero durante la existencia del ser humano ha experimentado, a partir de precisos momentos históricos, un proceso de amansamiento y domesticación.

Según la Real Academia Española (RAE), la palabra "domesticar" significa "acostumbrar a un ser salvaje a la compañía humana", mientras que amansamiento, se define como el proceso de "quitarle a un animal salvaje su bravura natural". 

Por ello, cuando hablamos de amansamiento, nos referimos al caso de ciertos animales salvajes que en circunstancias especiales aceptan la convivencia con el hombre, ya que éste les proporciona buen trato, alimentación y refugio con mucho amor.

Unos de los zoológicos considerados como "único e innovador", por lograr un delicado proceso de amansamiento es el zoológico de Luján, mejor conocido como Zoo Luján, ubicado en Buenos Aires, Argentina. 

Los creadores de este recinto, que cuenta con una superficie de 15 hectáreas, han desarrollado un sistema de adiestramiento que vuelve domésticos a los animales salvajes. El proceso es simple: las fieras conviven con perros desde cachorros, compartiendo jaulas, comida y juegos. Así los leones y tigres adoptan características comunes con los canes.

 Los cuidadores los crían como si fueran "una mascota más"; los pasean, los educan y hasta les dan de comer para, poco a poco retirar esos "instintos salvajes" y hacerlos muy cordiales.

Todo el tiempo

Durante el proceso de amansamiento duermen inclusive con los cuidadores para que se familiaricen más con los humanos de forma natural. Sin embargo, los animales de este espacio nunca nacieron en un ámbito salvaje, vivieron toda su vida en cautiverio, por lo que no tienen una condición salvaje muy marcada en su comportamiento. 

Es importante destacar que el contacto entre los visitantes y las especies no solo se limita a una fotografía, también se permite acariciarlos y alimentarlos con la mano. Los enormes felinos comparten todo esto con la guía de cuidadores quienes indican curiosidades y el cuidado que estos animales necesitan.

Conservación de especies exóticas

Este parque recreativo y cultural tiende a convertirse en un centro de conservación de grandes especies exóticas amenazadas, no solo en América, sino en el mundo entero.

Los tigres, leones y otros animales que forman parte del plantel del zoológico se reproducen entre ellos, asegurando así la existencia de un banco genético de especímenes, por lo que se garantiza la supervivencia de estas especies, en peligro de extinción.

Terapias

El zoológico de Lujan cuenta con un servicio de zooterapia y equinoterapia, tratamientos, que tienen como finalidad mejorar la calidad de vida de pacientes con capacidades físicas reducidas o con problemas de orden psíquico, motor o social. Se utiliza a los animales como una herramienta canalizadora y catalizadora en el tratamiento. Para ellos, los animales pasan por controles exhaustivos: son adiestrados, alimentados, desparasitados, cepillados y bañados, y poseen certificados de buena salud expedidos por el veterinario a cargo. 

Responsabilidad 

44 años tiene Johnny, un chimpancé que llegó al ZOO proveniente de un circo. Llevó la vida clásica de esos lugares, continuos desplazamientos, aprendizaje de trucos, destrezas de equilibrismo. Un día, el circo decidió prescindir tanto de él como de otros animales y ante la falta de estructuras públicas para atender estos casos, el ZOO de Luján lo tomó a su cargo. 

Educación  

En @zoolujanoficial, en Facebook destacan su apuesta a a la educación "como herramienta fundamental para lograr un cambio de conciencia".

Agregan que "si todos asumimos nuestra responsabilidad y hacemos acciones que impacten positivamente en el medioambiente, estamos seguros de que, paulatinamente, irá disminuyendo la necesidad de convocar campañas puntuales por parte de instituciones especializadas, ya que la sociedad participaría en conjunto y en forma activa para generar un cambio en relación al uso sustentable del ambiente". 

Mucho más

El Zoo Luján cuenta además con una exposición permanente de tractores antiguos de Argentina. "La colección se completa con maquinarias rurales de otro tiempo, autos, locomotoras y unidades varias de todo tipo. Algunas piezas fueron solicitadas en préstamos y participaron de los festejos nacionales del Bicentenario", explican en @zoolujanoficial. A diario, un equipo de mecánicos, pintores y restauradores trabaja en la puesta en valor de los vehículos que se incorporan. La mayoría requiere un trabajo artesanal para recuperar piezas que ya no se fabrican. 

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario