Espacio publicitario

Novedades que no son descabelladas

Actualmente existe el microinjerto de cabello, técnica quirúrgica para tratar la calvicie, especialmente la alopecia de carácter androgénico

  • DIANA APONTE

17/07/2018 03:41 pm

Se habla de alopecia cuando la pérdida o caída del cabello es igual o mayor a un 50%, ya sea de manera temporal, definitiva, parcial o general. Así lo explicó la doctora Elisa Villasmil, médica dermatóloga del Instituto Clínica Avicena.

Entre los tratamientos que existen para tratarla se manejan los tópicos directos en las zonas de pérdida de pelo, terapia antiandrogénica, corticoides tópicos, “intralesionales y sistémicos, Inmunoterapia tópica, Terapia coadyuvante y tratamientos con plasma rico en plaquetas con microagujas, todo esto de acuerdo al tipo de alopecia y gravedad”.

No obstante, en la actualidad existe otro tratamiento conocido como injerto capilar o microinjerto de cabello, que es una técnica quirúrgica para tratar la calvicie, especialmente la alopecia de carácter androgénico. Este proceso consiste en extraer unidades foliculares tanto del área occipital y lateral de la cabeza, que es donde el cabello suele durar toda la vida para implantarlo en la parte superior o en la zona receptora, por lo que al ser cabello del propio paciente no existe posibilidad de rechazo alguno.

Desde 2012 en Venezuela se viene aplicando la técnica FUE (Folicular Unit Extraction), que es una de las más novedosas y avanzadas en el mundo por su alta efectividad y garantía de restauración capilar de apariencia natural, permitiendo realizar incluso sesiones que involucran hasta 3.000 unidades foliculares.

Para reflexionar 

El FUE es novedoso por ser un procedimiento quirúrgico ambulatorio, que no requiere anestesia completa, sino local. 

Sin cuidados el FUE no será exitoso

Durante las primeras 24 horas transcurridas después de realizar el injerto capilar con el método FUE se recomienda la aplicación de un suero fisiológico en spray entre tres y cuatros horas en la zona de la cirugía capilar. 

Queda totalmente prohibido que el paciente se manipule la zona, se rasque o se toque la zona del implante ya que esa acción puede provocar la caída de algunos de los cabellos previamente injertados. Es normal durante el período de recuperación que aparezcan en la zona de implante ronchas. No obstante, si transcurridas las primeras dos semanas las costras permanecen, los especialistas recomiendan frotarse suavemente con las yemas de los dedos mientras se lava el cabello, realizando un masaje circular que ayudará que a que las mismas se caigan sin ocasionar daños. 

También es importante tomar en cuenta que al menos durante los primeros dos meses después del injerto no se deben aplicar productos químicos agresivos sobre el cuero cabelludo como: tintes, tratamientos capilares para hidratar, entre otros, para así evitar nuevamente la caída del cabello y, sobre todo, del ya injertado. 

Lo recomendable es utilizar un champú suave como el que se le aplica a los niños.

Aunque en las primeras 48 horas el paciente empieza a ver los resultados, no es sino a partir del décimo mes de la intervención que el 90% del cabello injertado habría alcanzado su crecimiento normal, por lo que el efecto sería aún más notorio.

La razón por la cual los resultados no son inmediatos es porque los folículos pilosos trasplantados al segundo mes tras la intervención tienden a caerse, debido al trauma que sufren durante la cirugía. Sin embargo no es para preocuparse ya que no dan muerte a los folículos sino al contrario, es el nacimiento del nuevo cabello en la zona receptora, creciendo un centímetro por mes aproximadamente.


Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario