Espacio publicitario

La sexualidad de una pareja va más allá del acto en sí

Los besos y las caricias a un ritmo constante por las zonas erógenas resultan una actividad básica al momento de tener relaciones sexuales

  • VICENTE BLOISE

17/07/2018 03:26 pm

Un elemento necesario para que una relación de pareja funcione es la sexualidad, la cual rodea sus deseos propios, las expectativas que tengan sobre sí mismas y con la persona amada, además de su imagen corporal y de algunos temores que pueden afectar la demostración de afecto si no se resuelven en la intimidad.

La sexualidad genera beneficios a la relación de pareja al grado de establecer una comunicación a través de los sentidos de cada individuo, que mejora sus propias vivencias y establece un vínculo más cercano entre los dos.

De acuerdo con la sexóloga Jenny Marques (TW: @holasexologa), la sexualidad no solamente es importante, sino fundamental: “sin su vivencia optima y sana, la pareja se desmorona o simplemente son “mejores amigos”. Una buena relación de pareja pasa por un 50% mínimo de intimidad amorosa, cercana y creativa”, afirmó.

La sexualidad de una pareja va más allá del acto en sí, en el cual los cuerpos se unen para disfrutar del contacto físico. Es una experiencia formada por tres etapas: el antes, el durante y el después. Cada una tiene su importancia en el acto sexual, sin embargo, el antes tiene el poder de decidir si el desarrollo y el fin resulta un éxito o un fracaso.

El antes es el llamado juego previo y consiste en cada una de las actividades que se realizan en pareja antes de la penetración. Estas actividades son besos, caricias, conversaciones subidas de tono y sexo oral. Las mismas dependen de lo que desee hacer la pareja en la intimidad y pueden ser ligeras o intensas.

El antes es el llamado juego previo y consiste en cada una de las actividades que se realizan en pareja antes de la penetración. Estas actividades son besos, caricias, conversaciones subidas de tono y sexo oral. Las mismas dependen de lo que desee hacer la pareja en la intimidad y pueden ser ligeras o intensas.

Un juego previo apurado, vivido como el medio para llegar al fin resulta un desperdicio para cada individuo y la pareja formada. El juego previo al sexo debe ser un objetivo en la relación, no el camino para llegar a la penetración. Es importante ir a un ritmo lento, sin prisa pero sin pausa.

Según estudios, se dice que más de la mitad de las mujeres no alcanzan un orgasmo en una relación sexual. Muchas son las razones, entre ellas están los factores psicológicos, la inhibición, los pudores, la falta de confianza o de comunicación en la pareja, la falta de conocimiento del propio cuerpo.

Los besos y las caricias a un ritmo constante por las zonas erógenas resultan una actividad básica al momento de tener relaciones sexuales, pero también es importante tocar zonas poco comunes como la espalda, los brazos, las manos y los pies. Es recomendable que un miembro de la pareja aplique un masaje, que le permita a la otra persona relajarse y aumentar la atención de lo que siente el cuerpo.

Para crear un ambiente de mayor intimidad también suele ser de mucha ayuda la música, porque la pareja puede entrar en un estado de relajación, al estimular sus oídos. En ese caso se recomienda seleccionar una lista de temas musicales sensuales, que inviten a unir sus cuerpos y disfrutar del acto sexual con mayor placer.

El dato

Las palabras que más les gustan a cada uno. Una de las actividades que estimulan a las parejas en la cama es el llamado dirty talk, que en español se traduciría como “hablar sucio”. Este ejercicio es muy particular en cada pareja, porque cada una tiene sus gustos al momento de hablar en la cama; algunos no tienen problemas en emitir comentarios sobre la parte del cuerpo que más le gusta, halagar los movimientos de su pareja en la cama, mientras que otros prefieren utilizar sobrenombres o malas palabras, para hacerlo más excitante.

La cifra

57,3 por ciento de los participantes en una encuesta realizada por el Centro Miintimidad, de Chile, confesó sentir que el juego previo que tienen con sus parejas es insuficiente o corto. El estudio recogió una muestra de mil personas con 31 años aproximadamente. 

El alerta 

Nuevas experiencias buenas pero con cuidado
Las variaciones y novedades aumentan la pasión en una pareja, como por ejemplo tener encuentros íntimos en lugares donde nunca antes habían estado; usar elementos como hielo para tocarse y sentir el frío en medio del calor corporal que provoca el acto en sí; vendarse los ojos para sentir la estimulación de la pareja y hacer un baile erótico sin tocar.  

La duda

¿El ritmo de los cuerpos aumenta el placer? Muchos no saben que el acto sexual se puede comparar con la danza. En el baile cada pareja tiene su ritmo favorito y disfruta de los movimientos en la medida en que se complementa con el otro. Algo parecido sucede en la cama, donde cada pareja tiene su “propia danza” y es entonces cuando intervienen factores físicos y psicológicos para acompañar el momento del placer. 


Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario