Espacio publicitario

Cuando ese papá “parece una mamá”

Los cambios sociales se evidencian a través de los nuevos roles que les tocan afrontar a los padres en el hogar y en la familia

  • ROXIMAR TOVAR

20/06/2018 02:44 pm

A lo largo de la historia, la sociedad se ha encargado de exaltar el rol de la madre en el hogar. Tanto así, que muchas veces se suele descalificar o minimizar las capacidades que pueda tener el padre en el hogar o crianza de los hijos.

Aunque, tradicionalmente y biológicamente la figura de apego más fuerte es el de la madre debido al vínculo inmediato que se da entre ambos (madre e hijo) luego del parto. 

Pero los cambios sociales, especialmente los que se viven en el país, han obligado a muchos padres afrontar nuevos roles. 

Zulma Gómez Salgado, terapeuta de familia y de pareja, explicó que no se puede decir que la relación entre padre y madre es mejor que otra. “Simplemente ambas son necesarias, ambas se construyen desde las experiencias personales, las historias de vida y las motivaciones intrínsecas y extrínsecas. 

Esto es lo que realmente las hace tan valiosas e imprescindibles en una crianza ideal”, dijo la especialista a través de un portal especializado de familia.

Por su parte la psicóloga social e investigadora del Centro de Estudios del Desarrollo (Cendes) de la Universidad Central de Venezuela (UCV), aseguró que actualmente los padres presentan un abanico de formas de ser dentro del hogar. “Así como a la mujer le ha tocado ampliar sus roles, el hombre también está experimentando lo mismo. La figura paterna ha invertido sus roles como quedarse en la casa o desplazar a la mujer de sus lugares tradicionales: la cocina. Y eso es importante para la dinámica familiar”, acotó la experta. 

Además, Acosta enfatizó que se debe aplaudir el hecho de que muchos padres actualmente se han reinventado a la hora de asumir nuevas tareas. 

Esto quiere decir, que cada vez son más los padres que no solo se limitan a ser los proveedores de la casa, sino que también asumen responsabilidades vinculadas estrechamente con el mantenimiento del hogar, la crianza y cuidado de los más pequeños. 

Ver a un padre en tareas como cambiar pañales, dar de comer a los hijos, jugar, asistir a reuniones del colegio y participar constantemente en el proceso cognoscitivo de los hijos es una realidad que cada vez se hace más tangible. 

Este comportamiento puede ser justificado por múltiples razones: porque el padre es la única figura en el hogar, ya sea por la ausencia de la madre debido al fallecimiento o abandono de la familia; porque la madre es la única proveedora del hogar o las responsabilidades laborales de la mujer demandan más tiempo que la del padre (viajes constantes), entre otras.

Acosta recomendó que ante esta realidad, es importante que los hombres den apoyo cuando se está en tiempos difíciles. “Estar siempre presente y comprender a los hijos, es vital para mantener una buena convivencia en el hogar”, dijo. 

El dato 

Según la historia. “A lo largo del proceso de modernización demográfica, durante la primera mitad de siglo XX, la importancia relativa de las madres de cara a la supervivencia aumentó con respecto al periodo anterior. No obstante, es posible que en décadas más recientes este papel haya disminuido debido a las intervenciones del Estado en materia de salud, aunque la ausencia de una madre sigue teniendo efectos negativos para la salud y el bienestar de los niños”, expuso David Sven Reher, profesor de sociología de la Universidad Complutense de Madrid.  

La cifra

16 por ciento de los padres de familia participan en el proceso educativo de la escuela. Este dato fue publicado a través de una tesis de maestría en la que se abordó la gestión escolar y participación de los padres en el proceso educativo de sus hijos en Argentina.   

El alerta

Cuidado con la sobreprotección paternal 

Algunas de las recomendaciones de la psicóloga clínica María Jesús Álava, para evitar la sobreprotección son: fomentar en el hijo que aprenda a pensar por sí mismo, permitir que el niño se enfrente a sus dificultades desde pequeño y el infante tiene que tener con su padre un vínculo que le aporte seguridad, pero que sea sano y no de absoluta dependencia.   

La duda

¿Cómo afecta la ausencia de la madre en los hijos?

Un estudio liderada por psicólogos en la Universidad del Valle de México, afirmó que la relación madre-infante es determinante para el futuro adulto. “Es muy importante la imagen que tenga de su madre ya que de esta dependerá gran parte de su personalidad, el infante crea su ser verdadero o falso así como la formación del ego con el que se desenvolverá en su futuro”, acotó el informe.  

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario