Espacio publicitario

Más participativos y afectivos

“No por el hecho de ser emotivos, sensibles y amorosos, somos débiles y frágiles”, defiende Gustavo Urbina, quien representa todo un papá moderno

  • Diario El Universal

20/06/2018 01:02 pm

MARIELIS CASTILLO

Con el pasar de los años se hace más notoria la diferencia entre la crianza del padre moderno y la de los papás de antes. Ahora es protagónica y amorosa, antes era rígida y disciplinada. Ese cambio se ha reflejado en estudios que ponen de manifiesto los múltiples beneficios para los hijos, a pesar de tener algunos detractores que indican que los nuevos progenitores no ponen límites a los infantes.

Un estudio realizado por la Universidad de Concordia, en Canadá, asegura que los padres que participan activamente en la crianza de sus hijos pueden ayudar a que éstos sean más inteligentes y tengan un mejor comportamiento.

Por su parte la organización sin fines de lucro “Zero to three” realizó una encuesta a padres en la que se les preguntó cómo se comparaban con sus propios progenitores. 

Los resultados arrojaron que el 52% demuestra más afecto, el 47% destacó que participan más a la hora de jugar y dedican más tiempo de calidad, el 46% contó que le lee más a sus hijos y el 54% señalo que dice con mayor frecuencia “te quiero”.

De la teoría a la práctica

El venezolano, Comunicador Social, Gustavo Urbina, padre de dos pequeños ha asumido la paternidad de forma proactiva pues estuvo presente en los partos naturales y en agua de ambos niños, implementa la técnica del porteo, la crianza con apego, la contención emocional y hasta el colecho. 

“Yo sostengo que como papá cumplo con el deber que me corresponde y asumo el rol protagónico activo en la crianza, el sostén de la familia y en el apoyo emocional, físico y moral que requiere mamá” explicó Urbina.

Esto es diametralmente opuesto a la experiencia con su padre, pues indicó que viene de una crianza autoritaria militar que le brindó calidad en la educación de hogar, rica en valores y principios, a pesar de ser rígida e inflexible, en muchos casos. Sin embargo agradece haber sido educado de esa manera porque ha forjado a la persona que es hoy.

“Ser un papá moderno es sencillamente un acto de valentía y de redescubrimiento personal e íntimo. No por el hecho de ser emotivos, sensibles y amorosos, somos débiles y frágiles. Al contrario, en el amor, el perdón y la ternura radica la mayor de las fortalezas del ser humano” señaló Urbina.

Cuidar lo “cool”

Tres tips

SI Es buena en justa medida. Yomarli Bustamante, entrenadora Certificada en Disciplina Positiva por la Discipline Positive Association, explicó que los papas modernos dan una crianza respetuosa, que quizás se perciba como “cool” pero que en el fondo es motivadora. En dónde hay una jerarquía y límites claros que se establecen con amabilidad y firmeza a la vez. 

“Todos estamos de acuerdo que los golpes y el maltrato no educan. Hay que informarse y formarse para tener nuevas formas de relacionarnos con los hijos”.

NO Sin exagerar. El psiquiatra y psicoanalista, José Milmaniene advirtió que “el padre ‘moderno’ no pone límites y esa permisividad excesiva genera que caos en el niño”.

1 Un papá moderno... Estas son algunas de las acciones comunes y evidentes en los hombres que hoy en día asumen la paternidad de una manera diferente a la de hace siglos. 

Así, el papá de hoy: 
Cambia pañales. 
Juega con los niños y los deja ganar para que vean lo fuertes que son. 
Cocina y ayuda en los quehaceres del hogar. 
Ayuda a vestir a los niños. 
A pesar de la distancia siempre procura estar cerca gracias a la tecnología. 

2 Rompiendo esquemas conocidos. Continuando con los comportamientos de los papás modernos, estos son los que... 
Se levantan a media noche para ayudar a atender al bebé en los primeros meses. 
Peinan a sus hijas, se dejan pintar las uñas y también se las pintan a ellas. 
Se involucran en la educación de sus hijos. 
Se preocupan cuando sus niños se enferman. 

3 Emocionalmente expresivos. Los hombres de hoy en día son más abiertos a sus propias emociones, algo que demuestran también en la crianza de sus hijos. En ellos se confirma que... 
Se ocupan por la salud emocional de sus pequeños. 
Sus hijos son su prioridad. 
No temen expresar sus sentimientos y emociones. 

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario