Espacio publicitario

Papá también es fundamental en la crianza

La figura paterna es importante para la identificación del hijo, además de que le demuestra que es un ser genuino e independiente

  • ALIANA ABADI

20/06/2018 12:41 pm

Normalmente cuando se habla de la crianza de los hijos, se destaca el rol de la madre como la figura fundamental para el buen desarrollo del ser humano. Sin embargo, el padre también cumple un papel indispensable en la familia.

Según Marisa Barrera, Licenciada en Psicología Clínica del Hospital Clínicas Caracas, desde que un niño nace, el padre ejerce un rol de protector, brindando apoyo, contención emocional y seguridad a la madre. Posteriormente asume una función sumamente relevante en el desarrollo del bebé, como lo es introducir la norma, los límites y la autoridad en la psique.

En los primeros meses de vida del bebé se establece una relación diádica y simbiótica entre él y su madre, dependiendo de ella para sobrevivir (cuidado, alimentación) y reconociéndose a sí mismo a través de lo que ve, la mirada de su mamá, su olor, y su lenguaje. Desde este punto, papá juega un papel fundamental, al “separar” al niño de su madre, es decir, favoreciendo el proceso de individuación, permitiendo que comience a diferenciarse de ella, y comprenda que él no es su extensión, sino un individuo genuino. 

La experta indica que, este camino de diferenciación influye en el posterior desarrollo emocional del hijo, en su autoestima y en la forma cómo se vincule a futuro con las personas que lo rodean. Luego, el padre irá estableciendo límites, que el niño irá internalizando en su psique a medida que vaya desarrollando sus capacidades cognitivas.

La introducción de dichas normas, reglas, límites y la regulación social, permitirán establecer orden intrapsíquico y la introyección de figuras de autoridad que serán determinantes en diversas situaciones a lo largo de la vida del niño, permitiendo establecer a futuro vínculos sanos con otras figuras de autoridad como maestros y jefes, así como también constituyendo el modelo que replicará al momento de tener una relación de pareja y formar su propia familia. 

Por eso hay que resaltar que el padre ejecuta un papel significante en la construcción de la identidad en los hijos, al ser una de las primeras figuras de identificación para toda persona.  

Para reflexionar

Honrando con amor el rol paterno 

En la tradición católica de Europa el Día del Padre se celebra el 19 de junio, día de San José, mientras que en América es el tercer domingo de ese mes. Independientemente de la fecha, y a pesar de que algunas personas lo califican como un “día comercial”, es una oportunidad para valorar, recordar, y agradecer el amor que nos ha dado papá o quien haya representado ese rol en nuestra vida. Las demostraciones de afecto son el mejor regalo que se les puede otorgar.

Desarrollo

El rol paterno cuando papá no está 

Dentro del sistema familiar cada uno de los miembros cumple una función específica, por lo que ninguna madre podrá sustituir completamente a un padre, así como el hombre no la sustituirá completamente a ella, ya que la figura materna y la paterna juegan individualmente un rol dentro de la dinámica familiar. 

Por eso es que no se debe subestimar la importancia que el padre tiene para el sano desarrollo psicológico y emocional de una persona. 

El doctor Alfonso Correa, jefe de la Unidad de Psiquiatría Infantil de Clínica Alemana señala que la presencia del padre ayuda a que el hijo vaya entendiendo que las relaciones no son exclusivas ni excluyentes de otras. Por ejemplo, en las relaciones interpersonales es posible querer a un amigo y también a otro, o querer a un hijo y también a otro.

La figura del padre se asocia, además, a la internalización de las normas y al ‘deber ser’, lo que facilita el proceso de integración en una sociedad donde se deben respetar y seguir ciertas reglas para una buena convivencia.

Aseguró la doctora Marisa Barrera que cuando él no está presente física o emocionalmente el rol paterno podría ser asumido por alguna otra figura cercana al hijo, como un tío, abuelo o padrino, para llenar ese vacío. 

Lo relevante no es su presencia física, sino quién asuma ese rol y la presencia simbólica de este en la psique del individuo, puesto que, determina la forma cómo se estructura la personalidad, la imagen de sí mismo y las actitudes que asumirá el niño a medida que se vaya desarrollando

También es importante resaltar que con el paso del tiempo el padre ha pasado de ser considerado netamente como un proveedor económico y figura de poder a uno que forma parte de la vida cotidiana del niño, involucrándose activamente en labores del hogar y cuidado de los hijos.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario