Espacio publicitario

La pasión coral

María Guinand tiene 65 años, vive en Venezuela y es una referencia internacional en la música coral

  • Diario El Universal

12/06/2018 05:34 pm

ELENA SOTO

—¿Un acorde que defina su infancia? —LA mayor. 

—¿Dirección o enseñanza? —Mi primera vocación fue la docencia, pero a través de la dirección coral y orquestal he podido combinar la enseñanza con la interpretación musical.

 —¿Qué fue lo que más le gustó cuando estudió en Inglaterra? —La formalidad de la educación, la claridad y generosidad de la enseñanza de mis maestros, el orden de la cotidianidad que hacía posible realizar muchas tareas y alcanzar metas poco a poco, la amabilidad de la gente, la historia y tradición del país. 

—¿Por qué quiso estudiar física y matemáticas como carrera universitaria? —En el bachillerato las ciencias exactas fueron mi pasión, me siguen gustando, pero ya no entiendo casi nada.

 —¿Cómo surgió el amor entre usted y Alberto Grau? —Fue un camino muy sutil. Siempre tuvimos una relación de afecto y respeto, y también por mi parte de admiración. Un día nos dimos cuenta que estábamos enamorados.

 —¿Cuál fue la crisis más complicada de su matrimonio y cómo la superaron? —En todos los matrimonios hay dificultades y crisis, pero nosotros hemos aprendido a vivir el uno con el otro, con todos nuestros defectos y virtudes. Hemos superado los obstáculos porque nos queremos y respetamos. 

—¿Ha influido en su relación la diferencia de edad entre ustedes? —Si. Hay etapas en que hemos compartido más las actividades. Actualmente, Alberto quiere un poco más de paz y me parece maravilloso. Yo necesito seguir activa en estos años antes de la vejez. 

—¿Se considera una mujer apasionada? —Si, mucho. Pero también bastante racional. 

—¿Cuál es el mayor reto que enfrenta como directora artística de la Fundación Schola Cantorum de Venezuela? —Mantener la institución ‘viva’, ‘activa’, con ilusiones. Para ello hay que inventar todos los días y seguir formando líderes y buenos maestros. Lo más difícil es vencer los miles de obstáculos de la vida diaria, para poder construir los sueños. 

—¿Existe la mala música? —No creo en el concepto de ‘mala música’. Existen malos compositores, intérpretes, etc. pero la música siempre es buena.

 —¿Coro u orquesta? —Me apasiona la música coral y sinfónica coral. La voz es para mí el instrumento más sublime, no sólo por su timbre y posibilidades sino por la enunciación de textos e ideas. 

—¿Cuál es su mayor temor? —La muerte de un hijo. 

—¿Le han robado un beso? —Si. 

—¿En cuál escenario le gustaría que se presente su coral? —En la Catedral de Santiago de Compostela.  

Arrepentimientos y sueños anidan en su alma 

 Admite que se arrepiente de algunas experiencias y que aún le faltan numerosos sueños por cumplir pero el que considera el más importante es “poder ver a mi país enrumbado con fuerza y entusiasmo hacia el progreso y verdadero desarrollo humano, moral y espiritual”. Cree en Dios. Confiesa que se ha enamorado varias veces. 

Sembrando amor por el canto coral en Venezuela

 Desde sus inicios se ha dedicado a expandir la música coral en Venezuela, mediante la fundación de las agrupaciones corales: Coral Colegio San José de Tarbes (1973), Coral Banco Latino (1976), Canturía Alberto Grau (1976), Cantoría universitaria Simón Bolívar (1976), Orfeón Universitario Simón Bolívar (1982) y la Coral de la Fundación Empresas Polar (1992). 

En cifras

 2 hijos: Luis Alfredo y Mercedes Teresa, de quienes se siente orgullosa. “Mi familia es una gran tribu. Somos todos muy unidos, nos ayudamos permanentemente, estamos siempre en contacto, a veces demasiado”.  

Una mujer entre lo sublime y lo cotidiano 

“Me gusta caminar en el parque, hacer ejercicios, leer y cocinar de vez en cuando”. Le encanta el ceviche, el azul y la película La vida es bella. En la música: la 9ª Sinfonía de Beethoven, la ópera Madame Butterfly, el Concierto para piano y orquesta de Tchaikovsky, la canción Dormite mi niño, el compositor Juan Sebastian Bach, el director Eduardo Mata y por el teatro Seoul Arts Center. Tiene como fecha especial el 3 de junio de 1953. 

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario