Espacio publicitario

La epigenética: Estímulo para rejuvenecer y mantenerse vital

Estudios de esta disciplina científica están modificando paradigmas sobre la genética humana para comprender mejor su funcionamiento

  • Diario El Universal

05/06/2018 04:45 pm

ELENA SOTO

Conquistar la eterna juventud es un deseo que ha inspirado mitos, leyendas, novelas, películas e investigaciones tanto en la industria cosmetológica como en la medicina. En el siglo XX, tras la descodificación del genoma humano, se iniciaron estudios en epigenética, término acuñado por Conrad Hal Waddington para comprender el funcionamiento de los genes, permitiendo descubrir que el estilo de vida y el medioambiente pueden modificarlos. 

Explica la doctora Ofelia Granados Bellorín que en ella se analizan los cambios que ocurren en el ADN, pero que no involucran una alteración en la secuencia de la información contenida en su estructura. “En la genética clásica la mutación es dentro del ADN, no se puede modificar y es hereditario. En la epigenética el cambio se produce por fuera, se transmite de célula a célula pero es reversible”. 

Destaca la especialista que las investigaciones lideradas por los doctores Joseph Chang, Richard Weinstruch, Tom Prolla y colaboradores, con el soporte de la Universidad de Stanford, demostraron que se pueden reprogramar los genes con el Gen-Ship para revertir los signos del envejecimiento.

Refiere la también experta en medicina cuántica que el paradigma sobre que el envejecimiento es inevitable por estar definido por los genes, fue desechado al identificar grupos funcionales de genes asociados con la juventud y comprenderse cómo los patrones de expresión de los mismos cambian a medida que envejecemos. Denominados Grupo de Genes Juveniles, tienen diversidad de patrones de expresión. 

Algunos se expresan en tasas bajas y otros en tasas altas durante la juventud y a medida que se envejece se invierte la intensidad de expresión de los genes, generando cambios de expresión con la edad que se visualizan en la aparición de signos y síntomas de envejecimiento. Las investigaciones demostraron que estos patrones de expresión génica se rigen por el epigenoma material celular que se encuentra en la parte superior del genoma (de ahí el prefijo epi, lo que significa más arriba) y son estas marcas epigenéticas las que ordenan a los genes encenderse o apagarse, aumentar o disminuir, y es a través de ellas que los factores ambientales como la dieta, el estrés y la nutrición prenatal pueden modificar los genes que se transmite de una generación a la siguiente. 

Subraya Granados que la epigenética puede reiniciar la expresión de estos genes acercándolos a una funcionalidad que rejuvenezca. “De esta manera es posible restaurar el delicado equilibrio en los genes para conservar sanos y juveniles los tejidos no solo de piel, sino de todas las partes de nuestro cuerpo, desde el cerebro hasta los músculos, hígado, corazón y demás órganos”, concluye.

Revirtiendo lo que parece irreversible en la evolución El envejecimiento se mide por los marcadores, una serie de parámetros clínicos que suministran información sobre los pacientes y representan indicadores mensurables de su estado funcional (presión arterial, visión cercana, fuerza muscular, elasticidad cutánea), cuya evolución se consideraba irreversible. En décadas recientes los genetistas identificaron los Súper Marcadores relacionados con la edad o Súper Marcadores “ar”, componentes de químicos en el cuerpo que inciden en la forma de envejecer, pueden ser redirigidos y resetear el envejecimiento en los genes.  

No importa cuántos años se viva si se siente productivo Considera Granados que es una misión “utilizar la comprensión de estas investigaciones para ayudar a todas las personas del planeta a vivir su potencial de vida con el mejor aspecto, buena salud y vitalidad posible”. 

Recordó que el doctor Chang dice que no importa cuántos años se viva, lo que se quiere es que la persona se vea más joven, se sienta vital, productivo, capaz de cuidar de sí mismo y que sea vigorosamente independiente. Esta condición se conoce como Promedio de Juventud. Granados cree que la prevención y la consciencia es lo ideal para cuidad la salud.  

La epigenética da opciones para vivir con más vitalidad “Entiendo la salud como el estado que vive el individuo cuando su cuerpo físico está en balance, sus emociones equilibradas, sus pensamientos positivos, su actividad productiva y su conexión espiritual consciente. Mi visión de la salud es vivir en felicidad. La epigenética nos da la plataforma para vivir el tiempo que nos corresponda, llenos de energía y vitalidad, más jóvenes por dentro y por fuera, más productivos y con mayor disfrute. En definitiva, con la capacidad de vivir una vida llena de significado”, recomienda Granados para retardar el envejecimiento. 

En cifras
80% de la longevidad se debe a factores ambientales: hábitos de vida, estrés, alimentación, entre otros. Estos elementos pueden afectar la función de los genes a través de la epigenética al actuar como un interruptor para apagar o encender genes. El 20% restante se debe al componente genético, de acuerdo a lo indicado por Elías Kolster Sayegh, geriatra y gerontólogo.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario