Espacio publicitario

Alertan que la corrupción policial incentiva el delito

Según expertos, la falta de valores en los funcionarios es una de las causas

  • CARLOS D' HOY

24/08/2019 12:26 pm


Al menos diez funcionarios policiales, cuatro del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) y seis de la Policía Nacional Bolivariana fueron detenidos el pasado 15 de agosto por la desaparición de 51 relojes de lujo durante un hecho ocurrido en Caracas. 

Los detectives del Cicpc intentaron interceptar una camioneta que transportaba los valiosos relojes y no pudieron porque estaba blindada. Los comerciantes, evadieron el primer cerco pero fueron detenidos en una alcabala de la PNB, ubicada en Plaza Venezuela y trasladados hasta el comando de la policía ubicado en El Llanito al este de la capital, en el trayecto, los relojes valorados en más de 306 mil dólares desaparecieron. 

En otro caso, en el estado Zulia, un funcionario, también de la PNB fue detenido por su presunta participación en el secuestro de la periodista y locutora Anabel Quevedo y su esposo Henry López, otros tres policías son buscados por este caso, aún no han sido capturados. 

En el estado Delta Amacuro un militar asesinó a tres compañeros de fuerza para robarles los fusiles de asalto. 

Una fiscal del Ministerio Público fue detenida por cobrarle 5 mil dólares a un detenido para borrar el delito por el cual había sido capturado, el hecho fue detectado tras la denuncia del implicado. 

Corrupción uniformada 

Es común encontrar en la prensa historias sobre policiales militares, fiscales y jueces involucrados en delitos. 

Prueba de esto son las informaciones suministradas por Tarek William Saab, Fiscal General de la República, uno de los escasos voceros que suministra datos sobre la corrupción en el Estado. 

El pasado 9 de agosto durante la presentación del balance correspondiente a sus dos años de gestión Saab afirmó que 100 fiscales del Ministerio Público eran investigados o estaban presos por corrupción. Usó el eufemismo "exfiscales" en un intento por desvincularlos del organismo, a pesar de que para el momento de su detención eran titulares de la Fiscalía. 

El mismo vocero el 15 de noviembre de 2018 en otro anuncio al país, informaba sobre la detención de más de un centenar de militares y policías por delitos relacionados con el narcotráfico desde que asumió el cargo en 2017. 

Además el 6 de diciembre de ese mismo año informaba que 463 uniformados eran procesados por extorsión y secuestro, 376 implicados en el cobro de dinero a cambio de seguridad o no hacerles daño, mientras que 88 fueron detenidos por estar presuntamente implicados en secuestros. 

En el foso del ranking 

"A pesar de los anuncios del titular del Ministerio Público, la corrupción ha sembrado sus raíces en los organismos de seguridad y judiciales del país, y ha impulsado la impunidad que es la principal causa de la situación de inseguridad por la que atravesamos los venezolanos. La impunidad nos ha convertido en uno de los países más peligrosos del mundo y para colmo estamos entre los más corruptos del planeta", destacó el criminólogo Luis Izquiel. 

La ONG Transparencia Internacional en su ranking del año 2018 ubicó a Venezuela como el país más corrupto de América Latina y uno de los 12 más corruptos del mundo. Ese año Venezuela ocupó el lugar 168 de 180 países evaluados. 

Las manzanas podridas 

Para atender el tema de la corrupción policial se han esgrimido varias teorías como la de las "manzanas podridas" que pretendía solucionar el problema sacando a las manzanas malas del lote, y que al parecer es la que se intenta aplicar en nuestro país, pero se comprobó que esa teoría no funciona, porque la corrupción no es un asunto de una persona que contamina al resto, sino un problema sistémico de toda una organización que en oportunidades promueve esa corrupción como una forma aceptada y hasta aplaudida de conducta, según expertos. 

Al respecto el profesor universitario Joel García señala que se esgrimen muchas excusas para justificar la corrupción, "malos sueldos, crisis económica, presión de grupo, mala selección del personal, entre otras, pero no se establece que la corrupción es consecuencia de la falta de valores entre los funcionarios y la falta de supervisión en las instituciones". 

La socióloga María Antonieta Escobar agrega que Venezuela se convirtió en una sociedad anómica, "con normas que no se cumplen debido a una subcultura de antivalores que se ha impuesto en todos los estratos de la sociedad, el deber ser ha sido suplantado por atajos creados por la corrupción". 

Ejemplo y educación 

Al consultarlos sobre la solución al problema de la corrupción los especialistas consultados señalaron que es necesario educar y formar al ciudadano a todos los niveles, "desde la escuela hasta los más adultos", señaló García. 

Escobar dijo que el cambio está en el ciudadano, "nosotros tenemos el deber de no fomentar la corrupción, de desestimularla, debemos educar y ser agentes el cambio, así impulsaremos una sociedad más sana". 

Finalmente Izquiel señala: la corrupción debe ser combatida desde la cabeza del Estado, educando con el ejemplo y castigando al corrupto podremos mejorar nuestra situación y tener un país más seguro. 

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario