Espacio publicitario

Excesos del FAES provocan protesta en Petare

Vecinos del barrio José Félix Ribas manifestaron contra las violentas acciones ejecutadas por el grupo comando de la Policía Nacional Bolivariana

  • CARLOS D' HOY

10/06/2019 03:12 pm

Caracas.- “El FAES nos roba, el hampa nos cuida” fue uno de las consignas que corearon los vecinos del barrio José Félix Ribas de Petare, municipio Sucre del estado Miranda, durante una protesta que realizaron en horas de la mañana de este lunes en rechazo a los excesos cometidos por la Fuerza de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana. 

La protesta fue convocada este domingo en horas de la tarde debido al rechazo que ha causado en la comunidad las últimas acciones emprendidas por la brigada de asalto de la PNB en esta barriada. 

Con pancartas en mano unos 200 residentes de José Félix Ribas tomaron la recta de Palo Verde y expresaron su rechazo a la presencia y acciones del grupo comando. 

Voces contra los abusos



Luz Marina Jaimes, vecina de José Félix Ribas, recordó que el pasado viernes aproximadamente a las 3:00 p.m. las FAES realizaron una incursión en la comunidad, “ellos se meten, roban, extorsionan, violan todos los derechos, maltratan y matan, y nosotros tenemos que quedarnos callados, no los podemos denunciar porque llegan con las caras tapadas, con máscaras, no sabemos quiénes son, cierran las calles y comienzan con sus maltratos, con sus agresiones y asesinatos”. 

“Se meten en las casas, las roban, matan y maltratan a la gente, no les importa nada, con ellos no hay ley que valga, son tan brutales en sus acciones que los niños cuando los ven se orinan”, dijo otra de las residentes en la protesta. 

Otro vecino, quien pidió que su identidad fuese resguardada, recordó que cuando entran a una casa, “son como una plaga, destruyen todo, se roban la comida, orinan sobre los platos, cubiertos, se drogan, para esa gente no hay nada sagrado”. 

Agregó que el viernes pasado se metieron en una casa que funciona como iglesia, “donde los vecinos hacen sus misas, pero eso no les importó, reventaron el candado, sacaron a golpes a dos señoras mayores”. “Lo más grave es que matan a personas inocentes, y nadie puede exigir justicia, no la hay, ellos tienen el derecho de matar a la gente y no pagan esos muertos, tal como pasó con mi hijo que era un muchacho sano y lo mataron malamente”, dijo una vecina entre lágrimas. 

Protesta satanizada 



Vale destacar que la convocatoria a la protesta fue criticada a través de las redes sociales por funcionarios de los cuerpos de seguridad. 

Se dijo que la protesta había sido convocada por uno de los delincuentes más famosos del municipio Sucre, “El Wileysi”. 

A través de mensajes de texto y cadenas de Whatsapp presuntamente emanadas de funcionarios policiales, se indica que la banda de El Wileysi habría amenazado con asesinar a las personas que violaran la convocatoria a la protesta.
En la cadena los funcionarios consideran injusta la protesta, debido a que “el FAES hace su trabajo en dichas zonas”. 

Estado deslegitimado 

Al respecto el criminólogo Luis Izquiel destaca que el accionar del FAES ha deslegitimado el papel del Estado como el encargado de la seguridad ciudadana, al extremo que una una de las consignas en la protesta era “El hampa nos protege, las FAES nos matan”. 

Señaló que un organismo que acumula cientos de denuncias sobre ejecuciones extrajudiciales, allanamientos y detenciones ilegales, robos de comida y contra el cual no se hace nada, termina arrinconando a la población hacia el pranato, “la gente se siente más segura al lado del delincuente que al lado del policía”. 

Recordó las cifras presentadas por el Observatorio Venezolano de Violencia, que reportó más de siete mil 500 muertos en casos de presuntas resistencias a la autoridad en 2018. 

“Eso quiere decir que fueron más de 21 personas muertas diariamente a manos de los cuerpos policiales”. 

“Vivimos un momento en el que las comunidades más pobres sufren de los efectos de la crisis humanitaria compleja que vivimos, y es precisamente allí donde más duro golpea la policía, entonces cuando tenemos un estado que asesina, allana, detiene y roba, la gente rechaza a los cuerpos de seguridad y el hampa termina sustituyendo al Estado”. 

Esta protesta se puede convalidar al observar lo ocurrido en la Cota 905 donde los excesos policiales convirtieron a Carlos Luis Revette, alias “El Coki” en la autoridad de esa comunidad.

"Pero eso no ocurre solo en la Cota 905, eso se repite en muchas comunidades, con el accionar violento la policía se deslegitima y se fortalece el pranato. La gente prefiere el gobierno del delincuente al accionar primitivo de lo organismos de seguridad del Estado”. 

Ejecuciones extrajudiciales 



El balance correspondiente al año 2018 del Observatorio Venezolano de la Violencia señala que en todo el país durante el año 2018 se registraron  23 mil 47 muertes violentas, de ellas 10 mil 422 fueron homicidios y 7 mil 523 casos que fueron catalogados como”resistencias a la autoridad”. 

El reporte destaca que si bien hay una disminución en el número de muertes violentas cometidas por delincuentes en comparación con el año anterior, lo más notable es que hay un incremento en la cantidad de casos de resistencias a la autoridad cometidas por los organismos de seguridad, “que en buena parte y con seguridad son calificadas como ejecuciones extrajudiciales”.

Por otra parte el informe correspondiente al 2018 del Monitor de Víctimas, iniciativa de periodismo de datos surgido de la ONG Caracas Mi Convive, la Fuerza de Acciones Especiales habría sumado un total de 256 víctimas en ese año solo en Caracas. 

El organismo policial estuvo involucrado en 44 hechos en los que ocurrieron múltiples muertes, o masacres, en las que hubo más de cuatro víctimas, en total 64 personas fueron asesinadas en esas acciones. 

Las parroquias con el mayor número de muertes a manos de las FAES fueron Sucre, en el municipio Libertador, con 23 decesos, Petare, en el Municipio Sucre, con 17, Coche y San Juan con 15, Antímano con 11, Santa Rosalía y Macarao con 9, El Junquito con 8, Candelaria y Caricuao con 7, entre otras con un menor número de víctimas. 

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario