Compartir

302 cadáveres han ingresado este mes en la morgue

Una de las víctimas fue un Cicpc que acribillaron la mañana de ayer

imageRotate
Familia del niño que murió por una bala perdida pide justicia ENIO PERDOMO
DEIVIS RAMÍREZ MIRANDA |  EL UNIVERSAL
domingo 17 de febrero de 2013  12:00 AM
A las 5 de la mañana de ayer, un grupo de sujetos armados acribillaron al funcionario administrativo del Cicpc, Dervis Jesús Urquía Peña, de 22 años, en el sector Quebrada Seca del barrio Zamora en El Valle.

El efectivo recibió quince impactos de bala y lo despojaron de un arma que portaba y de otras pertenencias.

Se encontraba en la zona tratando de rescatar una moto que le habían robado a un amigo.

Al parecer se enfrentó con unos hampones y estos lo balearon. La familia no aportó detalles del hecho. Todo se conoció a través de la fuente policial.

El funcionario se convirtió en el número doce que es asesinado este año en La Gran Caracas. Tenía un año y medio laborando en la institución, específicamente en el departamento de llamadas 0-800.

Su cadáver fue uno de los ocho que registraron en la morgue de Bello Monte, entre la noche del viernes y la mañana de ayer. En total, según reportes extraoficiales del Cicpc, en lo que va de mes, 302 cuerpos han sido contabilizados. El promedio sería de 18 cadáveres al día.

Dos menores

Un niño de 13 años perdió la vida la noche del viernes, cuando estaba reunido con su familia en el patio de su casa, ubicada en el sector Los Eucaliptos de La Vega.

Una bala perdida le impactó en el pecho y se desplomó. Cuando sintió el golpe, gritó y llamó a su padre. En ese momento se dieron cuenta de la herida, por la sangre que salió.

Nadie escuchó detonaciones, pero sus parientes aseguran que en la parte alta del barrio disparan con frecuencia los maleantes, y una de esas balas llegó hasta el patio donde estaba la reunión familiar.

El niño estudiaba sexto grado y jugaba fútbol y baloncesto. Incluso, un entrenador del IND le estaba tramitando el ingreso al organismo.

Otro menor, de 16 años, fue asesinado en una buseta la noche del viernes. Iba con dos amigos por Plaza Catia cuando unos hampones abordaron la unidad, al parecer para atacar a un rival que viajaba en el bus, y comenzaron a disparar.

El muchacho fue alcanzado por los proyectiles y murió.

En otro hecho, Napferz Fernández, de 24 años, falleció también el viernes en la noche en el hospital Pérez Carreño. Lo balearon cerca de su casa en el sector Los Cangilones de La Vega. Era asistente administrativo en una empresa familiar y pronto retomaría sus estudios.

dramirez@eluniversal.com

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar