|
compartir
|

Mataron a hombre cuando iba a comprar una cuna

La madre de la víctima enterró a un sobrino el lunes por la inseguridad

imageRotate
Hilda Díaz lamentó el fallecimiento de su hijo y exigió mayor seguridad a las autoridades FERNANDO SÁNCHEZ
EL UNIVERSAL
viernes 9 de noviembre de 2012  12:00 AM
Carlos Javier Díaz, de 21 años, falleció a manos de unos delincuentes que le dispararon en la parte baja del barrio 5 de Julio de Petare, a las cinco de la tarde del miércoles.

Vecinos alertaron del hecho a Hilda Díaz, madre de la víctima, quien se percató que el cadáver presentó múltiples heridas producidas por arma de fuego, una hora y media después de ocurrido el hecho.

De acuerdo con el relato de Díaz, el muchacho estaba pintando la habitación donde residía y decidió arreglarse para salir a comprar una cuna para el bebé que estaba esperando junto a su pareja, en la parte alta del referido sector popular.

El joven se trasladó hacia la zona más baja del barrio para tomar el transporte público que lo dejaría en una zona comercial cuando fue acribillado por un grupo de antisociales.

"Pienso que la inseguridad ha ido demasiado lejos. Hubo testigos del crimen pero nadie dice nada, ni vio nada", expresó la progenitora del fallecido.

La mujer declaró que las pertenencias de Carlos Javier no aparecieron en el sitio, por lo que presume que el joven fue víctima de unos hampones que le sustrajeron el dinero que tenía para comprar la cuna.

La muerte de su hijo no es el primer trago amargo que pasa Hilda Díaz como consecuencia de la violencia caraqueña.

El pasado lunes, dijo haber enterrado a un sobrino, al cual conocían como "Muso". Al jovencito lo mataron en la Zona 5 del barrio José Félix Ribas de Petare.

Hace nueve años, Deivis Elías Díaz, también hijo de Hilda, fue asesinado en las cercanías del terminal de la referida parroquia caraqueña del este de Caracas por un antisocial que le quitó la vida para despojarlo de sus pertenencias.

De acuerdo con el relato de la mujer, el homicida fue capturado, y posteriormente asesinado en la cárcel de Yare por sus compañeros de celda.

Familiares guardaron silencio

Los allegados de Orlando Javier Castillo, de 38 años, decidieron guardar silencio ante los medios de comunicación con relación al homicidio, ocurrido en el túnel adyacente a la esquina de San Francisco, de la Parroquia Catedral de Caracas.

El sujeto fue asesinado por un par de motorizados que le dispararon por la espalda a la una de la tarde del miércoles, cuando se trasladaba hacia el referido subterráneo, a bordo de una mototaxi.

Dos proyectiles atravesaron el cuerpo de Castillo e hirieron en su trayectoria a Carlos Guillermo González, quien era el motorizado que le estaba prestando servicio de taxi a la hora del crimen.

Fuentes policiales arrojaron que se maneja la hipótesis de ajuste de cuentas para explicar el crimen.

El cadáver permaneció al menos cuatro horas en la vía pública. TRG

|
compartir
|
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar