ESPACIO PUBLICITARIO
CARACAS, domingo 21 de julio, 2013 | Actualizado hace
 
Compartir
MÚSICA | ENTREVISTA FRANCO DE VITA, CANTAUTOR

Franco entre amigos

El cantautor venezolano grabó la segunda entrega de "Primera fila"

imageRotate
Once artistas internacionales fueron invitados para la segunda parte del "Primera fila" que cuenta con viejos temas renovados y dos inéditos CORTESÍA SONY MUSIC
Contenido relacionado
LORENA TASCA |  ENVIADA ESPECIAL/EL UNIVERSAL
domingo 21 de julio de 2013  12:00 AM
Ciudad de México.- Lleva tres días de arduos ensayos. Y quince horas seguidas de grabación repartidas en tres jornadas. Pero a Franco de Vita aún le queda tiempo -y, mejor, energía- suficiente para hablar acerca de su nueva producción discográfica.

"No sé cómo hago, no tengo una fórmula, pero espero seguir en esto muchos años más", dice el músico, cantante, compositor, arreglista y productor musical venezolano con una carcajada que no tarda en convertir en suspiro.

Pero se entiende. No se trata de una producción discográfica cualquiera: con Franco de Vita vuelve en Primera Fila, el sello disquero Sony Music le permitió ser el primer artista en realizar una segunda parte de la serie Primera fila. Y Franco de Vita se lo tomó muy a pecho.

Tanto que decidió invitar a un nutrido grupo de artistas de no poco brillo nacional e internacional para que lo acompañaran en su nueva travesía musical. Esto es: que grabaran con él, cara a cara, en los Estudios Churubusco, ubicados en el Distrito Federal mexicano.

En la lista están los mexicanos Gloria Trevi y Carlos Rivera, las españolas India Martínez y Vanesa Martín, los puertorriqueños Wisin y Víctor Manuelle, así como el italiano Gigi D'Alessio, el peruano Gian Marco, el argentino Axel, y los colombianos Gusi y Beto, además de los venezolanos Rafael "El Pollo" Brito, y Luigi y Santiago Castillo, del dúo venezolano San Luis.

Todos ellos fueron seleccionados para formar parte del nuevo CD/DVD, que se publicará en dos partes: la primera en el mes de noviembre y la segunda en el año 2014.

Es precisamente después de las graciones que de Vita, que esconde tras unos lentes oscuros todo el cansancio acumulado, acepta conversar durante solo diez minutos acerca de Franco de Vita vuelve en Primera Fila en una sala del Hotel Las Alcobas

-En sus trabajos de Primera fila hay un empeño en mostrar artistas noveles, ¿detrás de eso hay una intención de dedicarse a descubrir talentos o producir el material de esos artistas?

-No, realmente no. Yo creo que mi motivación en este momento es ayudar, porque tengo la plataforma para buscar nuevos talentos y presentarlos. Pero pensar en dedicarme a producirlos, de verdad que no lo pienso, eso sí es muy agotador.

-¿España todavía se le resiste?

-Yo he llegado a la conclusión de que ellos ven la música de una forma muy distinta a la nuestra. Recuerda que España salió hace unos cincuenta y tanto de años, no sé exactamente hace cuántos, de una dictadura muy férrea, y de ahí surgió un movimiento musical muy particular. En el momento del destape, cualquier loco se subía a una tarima, así no supiera tocar ni cuatro notas, ¡y eran ídolos! Lo que te quiero decir, es que cualquier cosa que ocurriera en ese momento era importantísimo, era novedoso para ellos... por eso ellos tuvieron una cultura musical muy distinta. En cambio, la nuestra es muy pulcra, los textos muy bonitos, ellos no... ellos empezaron a decir lo que no habían podido decir en años.

-¿Ni lo dúos con cantantes españoles han cambiado el panorama?

-Bueno, ha logrado mejorar un poco, pero creo que también se debe a la cantidad de venezolanos que se han ido a España, que se han dedicado a promocionarme. A mí me sorprendió que en el último concierto que hice vi una bandera española entre tantas venezolanas, ¡al menos una! (risas).

-¿Hace cuánto no va a la Plaza de la Candelaria?

-Tengo un buen rato sin ir. La última vez que la vi desde la ventana del carro, un día que intenté ir a un restaurante al que siempre voy, que se llama La Cita. Me dio mucho dolor cómo se ha transformado todo.

-¿Haría otra canción como Plaza del centro, digamos, para hablar de esa transformación?

-Lo que pasa es que no quiero dar en la herida, quiero tener en mis canciones ese país positivo, ese país unido.

-¿Esa fue la intención al incluir ritmos venezolanos en esta segunda parte?

-Sí, tenía muchísimas ganas de hacer algo así desde hace tiempo... Porque te digo, Al norte del sur es una canción de la que más me siento orgulloso de todo lo que he escrito. Es una canción que siempre ha sido de minuto y medio y con una base rítmica de cuatro por cuatro, pero aquí la cambié a un ritmo venezolano. Logré meterle un cuatro, para eso me traje a Rafael "El Pollo" Brito. Le metí la bandola con Saúl (Vera),y me traje a San Luis para que hiciera el segundo y tercer verso de la canción. Es decir, la alargamos. Creo que esta vez la canción tuvo una dimensión impresionante, y ese joropo que se lanzaron al final... quien no se emociona con eso, ¡está muerto!

-Sin tanto espacio es un tema que no suele estar en su repertorio. Pero aquí lo incluyó.

-Cierto, es una canción que hace mucho tiempo no forma parte de mis repertorios, pero significa mucho para mí porque plantea una situación de vida que siempre ha sido constantes para mí: esos momentos en los que te separas de una persona muy importante, ya sea un familiar, una pareja, o algunos amigos...

-¿Y cuál ha sido su ruptura más dramática?

-La más dramática -en este momento Franco de Vita se recuesta en el sillón y se toma varios segundos para pensar-.... Posiblemente sea la de mi madre, aunque yo lo llevé con mucha entereza, porque desde el primer día estaba consciente de que eso era lo natural. Pero esa ruptura me costó mucho, porque yo quería que ella disfrutara un poco más, porque le quitamos tanta energía, tantas fuerzas, tantos sueños.

-¿Cómo sigue su posición con respecto al Grammy Latino?

-Ya ni pienso en el Grammy. Mis quejas las tiene el presidente del Grammy Latino, que se ha reunido conmigo y me ha dicho que somos nosotros (los músicos) los que tenemos que ayudarlo. La Academia tiene las manos amarradas, porque hay otros intereses, intereses de televisión, porque obviamente, si quieres difundirlo de esa manera, necesitas de un buen canal de televisión que lo haga y, bueno... Pero yo pienso que los cambios se tienen que hacer constantemente, al menos ahorita se logró meter el rubro de compositor. Pero el tema es que el premio al mejor compositor se da fuera de la ceremonia central, con un show que apenas ven algunos a través de Internet, ¡el rubro del compositor tiene que ser el rubro de la noche! Tienen que soltar trompetas y alfombra roja para el compositor del año. No podemos aceptar que todavía estemos en esto.

-¿Tiene la energía para un nuevo disco?

-¡Uff! Vamos a ver, primero toca el descanso.

ltasca@eluniversal.com

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar