ESPACIO PUBLICITARIO
CARACAS, domingo 30 de junio, 2013 | Actualizado hace
 
Compartir
TELEVISIÓN | ENTREVISTA

Nohely Arteaga: "Todavía quiero estudiar"

"El motor principal de Santa es su ambición, sus ganas y su necesidad de salir de donde está" "Es una crítica a esas personas que van con una apariencia y, a veces, son peores que cualquier ser humano que no va a misa"

imageRotate
La actriz da vida a la perfecta "mosquita muerta" en la novela de Carlos Pérez (Cortesía)
YOLIMER OBELMEJÍAS |  EL UNIVERSAL
domingo 30 de junio de 2013  12:23 PM
Nohely Arteaga tiene 30 años en la actuación y no da nada por sentado. Ha protagonizado, ha dado vida a cualquier tipo de personajes, ha hecho cine, teatro y todavía tiene deseos de abrirse camino en la producción, e incluso, ¿por qué no?, en la locución. Paralelo a esas metas, desde el martes pasado puede vérsele como Santa Bermúdez en la nueva novela de Venevisión, De todas maneras Rosa, una mujer cansada de cargar el peso de su casa, con deseos de ascender socialmente y que muestra a los demás una cara muy diferente a la real.

-Es muy evidente que el motor que mueve a su personaje es el dinero. ¿Qué otras facetas veremos de Santa en la novela?

-El motor principal de Santa es su ambición, sus ganas y su necesidad de salir de donde está, tener una estabilidad económica y vivir otra vida que no ha podido. Ella siente que el tren se le está pasando y es capaz de hacer cualquier cosa con tal de lograr su objetivo. Santa es una cajita de sorpresas que va a hacer lo inimaginable para poder cautivar a don Anselmo (Macho Vergara), al hombre que ella considera la va a sacar de abajo. Es una mujer que no ha logrado sus objetivos, tiene una mamá en cama, una hermana que se fue a Londres, ella se encargó de la familia y yo creo que eso le ha creado cierto resentimiento. Santa está cansada de las obligaciones, busca refugiarse en la religión, entre comillas, porque es de esa gente que se da golpes de pecho y con sus acciones hace otras cosas.

-¿De dónde nace ese desamor hacia su madre que está postrada en una cama desde hace nueve años?

-Mira, yo me planteé que ella siente cierto celo porque la mamá siempre protegió más a Rosa por todo lo que le pasó y ella se anuló. Es muy difícil cuando a una persona le toca cuidar a un enfermo, el primero año lo cuida, el segundo año... pero llega un momento en que Santa está cansada de tener que ir al hospital, de que llegó el recibo de la luz, de que Inocencia es caída de la mata, de que al hermano le gusta la música... ¿y quién resuelve el día a día? Como yo le digo a Rosa: 'Tú te fuiste y no sabes lo que es tener una mamá en un hospital'. Yo por eso no juzgo a las personas que a veces sienten cansancio por cuidar a un enfermo. No las estoy justificando, pero es humano que también se cansen porque es desgastador cuando una persona no se puede valer por sí misma y el familiar tiene que comprar los pañales, las medicinas. etc.

-¿Habrá corazón entre Santa y Anselmo?

-(Risas) Yo no sé si corazón, pero tiene que haber una relación ahí porque, ¿qué representa Anselmo para Santa? La oportunidad de salir de donde está, Anselmo representa el bien material que ella no tiene. No importa si es mayor que ella o si es esto o aquello, ella dice: 'Nada, ésta es mi solución y aquí voy'. Y ella no es una muchachita, ella se disfraza de muchachita y la verás con poco maquillaje y ganchitos porque quiere disfrazarse de mosquita muerta y de mojigata, pero dentro de ella hay un mundo interior con unas experiencias que no las saben ni sus hermanas. Las vive ella y punto. Ella es una víctima ante los ojos de su familia. Es un personaje fuerte, no es fácil.

-Se roba el dinero de las limosnas...

-Sí, pero no es la única. Estuve haciendo un estudio y mucha gente lo hace. Me va a caer encima la Iglesia (risas).

-¿Lo ha visto?

-No lo he visto, pero una persona me comentó: 'Cónchale, tú sabes que yo hacía lo mismo cuando era monaguillo' y yo le pregunté: '¿cómo?'. 'Sí, porque el cura nos daba no sé cuánto y a mí me hacía falta para comprarme esto y yo agarraba un poquito y Dios no se iba a poner bravo'. Esa fue la justificación. Yo creo que es una crítica de una manera jocosa a esas personas que van en la calle con una apariencia de yo que buena soy, qué abnegada soy, qué generosa, creo en Dios y mira, a veces, son peores que cualquier ser humano que no va todos los domingos a misa.

-En tres décadas de carrera, ¿cuál ha sido el papel que más la ha retado?

-El primero que me retó como actriz fue el de Las dos Dianas, de José Ignacio Cabrujas. Ese fue el comienzo de una gran oportunidad para demostrar que podía hacer cualquier personaje. Las novelas de Leonardo Padrón, Micaela, Doble M que fue un papel maravilloso y hay otros que agradezco como el de Toda una dama y ahora Santa, que adoro de una manera más natural, más fresca.

-¿Nunca quiso irse a vivir a otro país y desarrollar su carrera desde allá?

-Mira, se presentaron oportunidades de estar fuera, pero fui mamá de Óscar Leonardo, mi hijo mayor; me tomé muy en serio lo de ser madre, me divorcié y me volví a casar y para mí, la familia tiene un peso muy importante en mi vida. Creo que para que el actor esté bien, el ser humano tiene que estar bien y a mí me llenaron mucho mis hijos. Ahora que están más grandes, de repente, me lo puedo replantear. No lo descarto. Yo todavía quiero estudiar, ya me abro campo en la producción con La ratonera que sigue en CorpBanca hasta el 14 de julio, con más de 100 funciones; también saqué mi carrera de locución. Tengo muchos sueños, muchas cosas que hacer. Tengo deseos de seguir creciendo, de seguir haciendo cosas.

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por jorge velandia
30.06.2013
3:49 PM
DIOS TE BENDIGA SRA NOHELY Y QUE COMODO ES HABLAR DE LA IGLESIA CRISTIANA CATOLICA SIN CONOCERLA , DE TODO HAY EN LA VIÑA DEL SEÑOR , NO HABRIA ESPACIO PARA TERMINAR MI OPINION HABLANDO DE LAS BARBARIDADES QUE UDS LOS ARTISTAS COMETEN CON EL CUENTO DE QUE EL SI PUEDE HACER POQUE ES ARTISTA OLVIDANDOSE QUE ANTES LO MEJOR ES SER PERSONA , DIOS TE BENDIGA
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar