ESPACIO PUBLICITARIO
CARACAS, domingo 24 de febrero, 2013 | Actualizado hace
 
Compartir

35 MM

(Con "Lincoln") Spielberg logra mirar más lejos en su propia caligrafía

ROBERT ANDRÉS GÓMEZ |  EL UNIVERSAL
domingo 24 de febrero de 2013  12:00 AM
El hombre y su sueño
Los primeros fotogramas de Lincoln (2012) no dejan duda. Steven Spielberg es el hombre tras la cámara. Pero si esas imágenes en el campo de batalla aún no son suficientes, el encuentro de su protagonista con un grupo de soldados no deja espacio para titubeos.

No obstante allí, cuando el espectador se mira cara a cara con el Spielberg más clásico, todo cambia. Casi sin pronunciar palabra, el Lincoln de Spielberg -y sí, de Daniel Day-Lewis-, desciende del altar de la Patria para dejarse ver discreto, humilde, desgarbado, gastado, cansado. Un héroe en el ocaso emerge a continuación, mientras el realizador más exitoso de la historia del cine -a pesar de James Cameron-, se embarca en su cinta más inusual.

Si Lincoln se despoja acá de su sacrosanta imagen, Spielberg se quita el traje de rey Midas para transformar sus códigos narrativos. El biopic más clásico muere y comienza un thriller político que va de la Casa Blanca al corazón del congreso.

En el lapso de tres meses, el decimosexto presidente de esa nación teje los hilos necesarios para terminar con la Guerra Civil y conseguir la enmienda que permita la abolición de la esclavitud que tanto urgía a un país con deseos de industrializarse.

Es allí donde se cuece el filme de Spielberg. Un relato que da cuenta de la intensa labor de lobby que debió acometerse para conseguir el objetivo final. Un lobby no precisamente limpio que urden con todo el peso de un zorro viejo los personajes de James Spader, John Hawkes y Tim Blake Nelson. De las decisiones a ratos temerarias, tomadas por el propio Lincoln para conseguir la presión necesaria y resistir a todas aquellas que se amontonaban en su despacho.

Otro tanto aporta la tensión que crece en el seno de su hogar, donde debe hacer frente a su mujer (Sally Field), férrea y desesperada, o bien a su hijo (Joseph Gordon-Levitt), empeñado en marcharse al campo de batalla, mientras el menor de todos parece ser el único que sostiene esa admiración sin más que en el futuro recibirá este político y visionario de modos llanos y voz amable (la apuesta más osada del actor).

Todo ello contribuye a la construcción de un retrato que fiel a la composición de Janusz Kamisnki, se crece en los claroscuros de una mirada poco complaciente, pero digna, sobre la existencia de este hombre fundamental para la historia del futuro siglo XX.

Como la interpretación de Daniel Day-Lewis, el filme de Spielberg se toma su tiempo. Reposado e incómodo; por aquello que cuenta y cómo lo cuenta. Como su actor, el realizador huye del tremendismo y del gusto fácil. De la épica física, de los encuentros sangrientos. Se construye en las palabras, en una dialéctica de difícil seguimiento, pero que de a poco va colando, dejando entrever mejor al hombre que retrata y su tiempo. A él, y a quienes le acompañaron entonces. Deja entrever también al creador, Spielberg, que logra mirar más lejos en su propia caligrafía y entregar la mejor de sus películas desde Salvando al soldado Ryan. Twitter: @cinemathon

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar