ESPACIO PUBLICITARIO
CARACAS, domingo 17 de febrero, 2013 | Actualizado hace
 
Compartir
| ENTREVISTA KEVIN BACON, ACTOR

Crímenes a sangre fría

"He visto muchos documentales sobre asesinos en serie como Ramírez, Bundy, John Gacy... " ""Cuando vi el piloto, me pregunté: '¿Esa es toda mi actuación?'. Me gustó, pero me sentí un tanto decepcionado" KEVIN BACON, Actor

imageRotate
Kevin Bacon salta a la tele e interpreta a un agente del FBI que le sigue los pasos a los copycat de un asesino WARNER BROS. INTERNATIONAL
PEDRO D'ALESSANDRIA |  ESPECIAL / EL UNIVERSAL
domingo 17 de febrero de 2013  12:00 AM
Nueva York, NY.- Tomó más de cuatro años y muchos libretos para que Kevin Bacon decidiera que este era el momento de incursionar en televisión. Fue la propuesta del creador de las películas Scream, Kevin Williamson, con su drama de suspenso The following, la que logró el cometido.

La serie que Warner Channel estrena el 21 de febrero, sigue la confrontación entre el extrañamente seductor asesino en serie Joe Carroll (James Purefoy), y un atormentado ex agente del FBI, Ryan Hardy (Bacon), quien prácticamente ve su vida arruinada por su némesis luego de ponerlo bajo rejas. El giro es que los poderes de fascinación de Carroll han hecho que jóvenes sin clara orientación se dobleguen a sus encantos y lo sigan gracias a las redes sociales en una especie de culto, replicando sus instintos magnicidas.

La premier del programa se llevó a cabo en medio de una gran gala en la biblioteca pública de la ciudad de Nueva York donde se graba el show, ambiente más que apropiado dada la afición del profesor Carroll por los macabros escritos de Edgar Allan Poe.

Dos días después, Bacon recibe a la prensa internacional durante toda una mañana. No pierde tiempo en saludos y se dispone directo a responder. A medida que transcurre el encuentro baja un tanto la guardia, llegando hasta a soltar algunas sonrisas.

¿El éxito de su esposa Kira Sedgwick en la serie The closer lo atrajo hacia la televisión?

"No creo que necesariamente haya sido el éxito, pero sí la experiencia de verla en su travesía y porque estuve siguiendo su show. Yo no era un consumidor de televisión antes de que ella hiciera la serie, y de repente me encontré viendo muy buena televisión. Me pasé un fin de semana sin hacer más nada que ver The wire, Dexter, Six feet under y, más recientemente, The killing, Homeland y Breaking bad, tratando de absorber toda esa grandiosa programación que están pasando ahora. También dirigí una cantidad de episodios de The closer, así que pude comprobar de primera mano de qué se trataba el proceso y decidí explorarlo.

Aún así, Bacon admite que el formato televisivo no se le da tan fácil. "Cuando vi el piloto, me pregunté: '¿Esa es toda mi actuación?'. Me gustó, pero me sentí un tanto decepcionado de mi interpretación y luego pensé: 'Bueno, es solo el principio, semana tras semana podemos mostrar otro color, como suelo decir pelar otra capa de la cebolla".

"Estoy tratando de habituarme a que debo trabajar basado en mi instinto, instinto a sangre fría, porque no tenemos mucho tiempo para prepararnos", agrega.

Los libretos los reciben unas 48 horas antes de grabar, mas no por eso Bacon ha dejado de construir a Hardy como si de cine se tratara. "He visto muchos documentales sobre asesinos en serie como Ramírez... Bundy, John Gacy... Pero lo más importante es tomar mis propias decisiones sobre quién es él. Si hay datos en el libreto, los tomo y los uso. Obviamente bebe demasiado, entonces imagino por qué lo hace. ¿Cuál es su religión?, ¿cómo era su familia?, ¿le gusta la carne o es vegetariano?, ¿prefiere usar bolígrafos o lápices?, si escucha música, crear su lista de canciones favoritas... todas esas cosas que nunca verán en el show", confiesa el actor.

Lo que sí tenía claro era que no quería ser el villano. "Este tipo de héroe tiene mucha más vulnerabilidad, con su problema del corazón (Bacon convenció a Williamson de mantener la idea de un marcapaso en el pecho de su personaje), su afición al alcohol, la oscuridad de su alma y con lo que debe luchar a diario", cuenta.

A sus 54 años, el artista es uno de los nombres más reconocidos en el celuloide con apariciones en más de 60 filmes que abarcan todo tipo de género.

-Con tantos años de carrera ¿qué lo motiva?

-Me encanta actuar, lo adoro... el tiempo que transcurre entre el grito de "acción" y el de "corten" todavía es una de las más grandes experiencias en mi vida. Poder tener la habilidad de hacerlo, de llegar hasta ahí, caminar en los zapatos de otro hombre, sintiéndolo, interpretándolo... transmitir algo emocional, bien sea gracioso o triste, molesto o violento o lo que sea, hacerlo frente a las cámaras es todavía algo que realmente me fascina hacer. Es llegar hasta ese momento, a la hora del grito de "acción" lo que se torna un poco gastado.

-Ha interpretado roles muy significativos y sin embargo aún no ha recibido una nominación al Oscar, ¿es eso algo que le incomoda?

-En realidad yo no actúo por estatuillas, esa es la honesta verdad de Dios, pero si sucede sería fantástico... Se crean muchas oportunidades porque la gente ama tener esos avisos que dicen: "Nominado al Oscar tal, nominado al Oscar tal cual". Literalmente les encanta sentarse y no pueden crear una promoción sin que diga eso. Entonces, ¿sabes qué creo? Que sería agradable, pero la verdad no creo que ocurra a corto plazo.

-Ha dicho que le aterra pensar el interpretar al mismo personaje por mucho tiempo, ¿está listo para ser Hardy por años si el show se convierte en un éxito?

-No lo sé, no estoy seguro... supongo que siento que voy a tratar de no abrumarme demasiado con esa decisión. Lo que sucede es que cuando finalmente dices que sí y firmas un contrato, debes mirarlo... Y si dice seis años, como que respondes: "¡Guao! Pero una vez que das el salto, entonces voy como a toda velocidad, doy el todo por el todo. Y si tenemos la suerte de mantenernos durante varios años, creo que es una excitante propuesta ver hasta dónde puedo llegar desde el punto de vista actoral con este personaje.

Bacon estipuló en su contrato que sus temporadas deben ser de 15 episodios, lo que le permite incursionar en otros proyectos más ligeros como R.I.P.D., la cinta basada en un cómic en la que compartirá elenco con Ryan Reynolds y Jeff Bridges a estrenarse este verano, y donde puede drenar la intensidad de The following.

"Viajé a Los Ángeles a hacer unas escenas adicionales y me sentí tan bien", afirma divertido. "¡Hasta podía hacer chistes y reírme!". No es que no disfrute a Hardy. "Cuando hago las escenas retrospectivas me siento físicamente más ligero y la paso bien, pero el tipo no está en su mejor estado mental y se me hace difícil apagar ese interruptor".

@DAlessandriaP

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar