ESPACIO PUBLICITARIO
CARACAS, domingo 30 de diciembre, 2012 | Actualizado hace
 
Compartir

35 MM

J.R.R. Tolkien enmarca el relato de su protagonista en una travesía épica

ROBERT ANDRÉS GÓMEZ |  EL UNIVERSAL
domingo 30 de diciembre de 2012  12:00 AM
Regreso a la comarca
Que la muy taquillera nueva cinta sobre el universo creado por J.R.R. Tolkien sea considerada un poco "más de lo mismo" no resulta extraño. En parte, la historia de El señor de los anillos y sus tres grandiosas entregas (literarias) reserva pasajes de su propio recorrido en ese pequeño y hermoso relato llamado El hobbit.

El hobbit es la historia de Bilbo Bolson (Martin Freeman/Ian Holm) como El señor de los anillos es la historia de Frodo, su sobrino. Es la historia de sus aventuras junto con Gandalf el Gris (Ian McKellen) y una notable "compañía" formada por 13 legendarios enanos, cuyo deseo es recuperar su hogar, el antiguo reino de Erebor.

De nuevo, J.R.R. Tolkien enmarca el relato de su protagonista en una travesía épica. Y como en la trilogía anterior, traza un ejercicio de espejos que subrayan el viaje del héroe como estructura narrativa. Si en aquella el sacrificio de Frodo fragua el regreso de Aragon, en ésta, el encuentro de Bilbo consigo mismo apuntala el éxito de Thorin (Richard Armitage) en su venganza contra Smaug el dragón.

En El hobbit, Jackson ha conseguido dar forma a una película de gran belleza. De una filigrana casi perfecta. La tecnología le ha permitido conseguirlo y, claro está, un equipo de artistas, colaboradores de la trilogía anterior, que se ha mantenido en plena forma y aún mejor.

El filme en sus expectativas es grandioso. Sin embargo, el preciosismo absoluto que lo domina sucumbe ante su incapacidad para trazar un norte. El viaje inesperado, es también errático. Y de nuevo, sembrado de un constante apego al anticlímax. La decisión no es tanto creativa como comercial. El hobbit es una historia de un solo volumen que Jackson y los estudios involucrados han convertido en una trilogía cinematográfica que se completará con El hobbit: La desolación de Smaug (2013) y El hobbit: Partida y regreso (2014). Así, el tiempo de la literatura, y el tiempo cinematográfico incluso, han sido trastocados y el filme se resiente.

Como el texto original, El hobbit de Jackson es más solar que El señor de los anillos. Un texto más divertido, fresco, rozando el espíritu de una fábula. Pero cierto que en El hobbit, la maldad subyace en la profundidad. Y esa maldad es la que sirve como contrapunto a la historia de un villano invisible (el dragón) cuyo mejor actuación está por venir.

De esta manera, el encuentro de ese anillo mítico se convierte en un norte que el propio realizador no consigue atrapar (cierto que en el libro constituye un pasaje, pero en este filme es más que circunstancial), quizás por temor a no hablar "más de lo mismo".

En ese sentido, El hobbit de Jackson se niega un poco a sí mismo. A esa esencia que sirve como relato alumbrado por su predecesora. No en vano -y espero que esto no se convierta en un "spoiler"-, los pasajes más memorables no tienen que ver con esas batallas o enfrentamientos entre enanos y orcos, sino en aquellos en los que Jackson se revisita, allí en un salón de Rivendell o bien en las entrañas de una montaña, con dos hobbits jugándose el destino de la Tierra Media. Twitter @cinemathon

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar