ESPACIO PUBLICITARIO
CARACAS, domingo 04 de noviembre, 2012 | Actualizado hace
 
|
compartir
|
| ENTREVISTA GREISY MENA, ACTRIZ

"Me seduce lo que hago"

"Mandoki es el director que todo actor quisiera tener. Escudriña en el actor hasta tocar hondo" "El personaje de Sabina Rivas es un personaje complejo, lleno de los más fuertes contrastes"

imageRotate
"Maroa", "Postales de Leningrado", "Día Naranja" y "Hermano", son algunas de las películas en las que ha participado la actriz de 21 años CORTESÍA
ÁNGEL RICARDO GÓMEZ , GREISY MENA , ACTRIZ** |  EL UNIVERSAL
domingo 4 de noviembre de 2012  12:00 AM
Comisión Iberoamericana de Derechos Humanos: El corredor migratorio México-Estados Unidos es el de mayor movimiento del mundo, con un tránsito de 11,6 millones de emigrantes en 2010. En lo que respecta a migración irregular en tránsito por México, el Instituto Nacional de Migración ha señalado que al año ingresan a México aproximadamente 140 mil migrantes indocumentados, la mayoría proveniente de Centroamérica. Sin embargo, funcionarios estatales y organizaciones de la sociedad civil reconocen que la cantidad de trashumantes es mucho mayor, y que podría situarse en aproximadamente 400 mil por año.

La ficción: En la frontera México-Guatemala, los hondureños Sabina y Jovany se reencuentran casualmente. Ella pretende llegar a Estados Unidos y sueña con ser una gran cantante; él, comete las atrocidades necesarias para ser admitido en la Mara Salvatrucha, una organización transnacional de pandillas criminales. Sabina y Jovany se topan en el panorama fronterizo ante los factores de poder y las condiciones más adversas: la trata de blancas, los agentes migratorios mexicanos y americanos Burrona y Patrick, la matrona del prostíbulo Doña Lita, el cónsul Don Nico, las redes del narcotráfico, el ejército y la Mara.

Tal es la sinopsis de La vida precoz y breve de Sabina Rivas del mexicano Luis Mandoki, protagonizada por la venezolana Greisy Mena (Postales de Leningrado), quien acaba de ganar el premio a Mejor Actriz en la Semana Internacional de Cine de Valladolid.

En gira promocional por México, responde vía email.

-¿Cómo llega a esta película?

-Ellos tenían más de un año buscando a la actriz. Habían hecho casting en varios países, hasta que Olivia Bond, esposa de Luis Mandoki, busca en YouTube actrices y películas latinoamericanas y entre los miles de demos que debe haber en la red, vio el mío y le dijo a Mandoki: "¡La encontré!". Luego se pusieron en contacto con mi mánager, Rebeca Bruzual, y entablé comunicación directa con el director. Me envió el guión y al leerlo sufrí mucho por lo que padecía esta niña. Yo no dejaba de llorar con su lectura, mientras que Sabina se mantenía firme, con una fortaleza que yo decía: "¿Cómo puede?". Es un guión magistralmente escrito pero que no todo director iba ser capaz de recrearlo con la mesura que demandaba. Mi reacción inmediata fue llamar a mi mánager y decirle que no lo iba hacer, por lo que tuve conversaciones con Mandoki sobre el guión y determinadas situaciones extremas del personaje, hasta que dije con toda la confianza: "Sí, lo hago".

-¿Cómo fue la experiencia de trabajo con Mandoki?

-Él es el director que todo actor quisiera tener. ¡Es un regalo! Él sabe sacar del actor la emoción que realmente demanda el personaje hasta en las situaciones más extremas. Escudriña en el actor hasta tocar hondo. Y jamás lo deja solo, siempre va de la mano con cada actor que tiene en el set.

-¿Qué le exigió Sabina Rivas en lo actoral y personal?

-Ella es un personaje muy complejo, lleno de los más fuertes contrastes. Es una niña de 15 años que con una inocencia y fragilidad inimaginables, entraña la más pura valentía, el mayor coraje, la mayor fortaleza, en el entorno más turbio.

-Hay otros venezolanos en la cinta. ¿Qué significado tiene esto para el cine nacional?

-¡Sí, Venezuela presente! Fernando Moreno (Hermano) y Beto Benites (limeño radicado en Venezuela) están en la cinta. Y lo mejor es que cada uno llega a esta película por vías muy diversas pero por la misma razón: sus destacados trabajos. Esto obviamente es de gran valor para nuestra cinematografía. Está implícita la proyección cada vez más amplia de las películas y del talento venezolano en el mundo.

-¿Y para Greisy Mena qué significado tiene?

-Esta ha sido la producción más grande en la que he estado y por tanto el personaje que más ha demandando de mí. Como persona y como profesional ha significado la conquista de un gran reto. Me demuestra que con un arduo trabajo, de la mano de un buen director, se puede llegar a las psicologías más complejas.

Cuando la ficción no basta

-¿Tiene sentido y vigencia el llamado sueño americano?

-Todo el sentido y la vigencia; está pasando día a día, minuto a minuto. La vida precoz y breve de Sabina Rivas está basada en hechos reales y finalmente en esta producción se documenta lo que por desgracia está ocurriendo en las fronteras centroamericanas. Y es algo tan complejo... El sueño americano en Centroamérica no se tiene de forma idílica, utópica, se tiene con el riesgo de la vida misma. La situación migratoria centroamericana no tiene precedentes. Estamos hablando de inmigrantes de cualquier género y edad, que por cumplir sus sueños se enfrentan a las situaciones más peligrosas e infrahumanas: la "bestia", la trata de blancas, el abuso de autoridad, la Mara Salvatrucha, el narcotráfico, el tráfico de órganos. Y de esto va la película, de la lucha de esta niña hondureña que por cumplir su sueño americano es capaz de afrontar las situaciones más peligrosas que puede atravesar un ser humano y más a su edad. Y creéme, después de investigar, de recoger testimonios personalmente, evidencié que la realidad supera a la ficción.

-¿Qué esperaría de un nuevo gobierno estadounidense en materia migratoria?

-Saber que estamos hablando de una situación extremadamente irregular, que tiene años ocurriendo. Que se trata de vidas humanas. Que han pasado gobiernos y ninguno ha podido frenar las cifras de muertos en la migra, que vas a la frontera y te encuentras con cientos de Sabina Rivas, que la prensa lo reseña y no se hace nada... Se trata de un problema que involucra a mucha gente, muchos intereses de por medio y muchas esferas de poder. No pretendo aseverar que con la llegada de un gobernante bien sea en el norte o en el sur se tomen las acciones efectivas para erradicar esta realidad, pero sí pretendo que se muestre lo que está pasando. Con esta película ahora los reflectores apuntan a la frontera sur mexicana.

-Como actriz, ¿la seduce Hollywood?

-Me seduce lo que hago. Lo hago realmente con pasión. Así como estuve viviendo en México para hacer esta película, así mismo voy donde haya personajes e historias que pueda representar. Y para eso no hay fronteras.

|
compartir
|
[an error occurred while processing this directive]
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
Síguenos desde:
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar