Espacio publicitario

Opinión: El abismo de la “línea dura”

“Pudiera pensarse en una tregua que permita las parlamentarias, sin la salida de Maduro”

  • LEOPOLDO PUCHI

18/10/2019 05:30 am

El cuadro político ha cambiado en relación a enero de este año, cuando se inició la denominada “Operación Libertad” que tenía como primer objetivo “el cese de la usurpación”, para luego constituir un “gobierno de transición” y posteriormente convocar a “elecciones libres”.

El objetivo no fue alcanzado a lo largo de estos meses: ni a través de intentos como el conato de levantamiento militar del 30 de abril ni en la mesa de negociaciones promovida por Noruega.

Ahora estamos cerca del inicio del proceso de elecciones de los diputados de la Asamblea Nacional, cuyo período se vence el 5 de enero de 2021. La organización del proceso comienza en los primeros meses de 2020 y culmina en el último trimestre del año con las votaciones.

NORUEGA
En las conversaciones de Barbados, el sector opositor ha dicho que no acepta ir a elecciones si Nicolás Maduro permanece en la presidencia y el sector gubernamental ha indicado que no acepta la salida previa de Maduro. En principio, este desacuerdo se refiere a las posibles elecciones presidenciales solicitadas por la oposición. 

La petición de la salida previa de Maduro de la presidencia, antes de unas votaciones para esas elecciones, incluye el argumento de que no puede haber elecciones “libres” mientras Maduro esté en la presidencia. El asunto está en que el mismo razonamiento pudiera ser utilizado para las parlamentarias.

Las elecciones de la Asamblea del año entrante se celebrarán con Maduro en la presidencia, ya que no hay elementos que indiquen que será derrocado con anterioridad y la estrategia de las sanciones lo que ha hecho es traer más penurias para la población. 

En consecuencia, el nuevo problema que se plantea es que la oposición que ha impulsado la “Operación Libertad” pudiera decidir no participar y llamar a la abstención en las parlamentarias porque no serían “libres.

LÍNEA DURA
Esta decisión no ha sido tomada todavía por los partidos del denominado G4 (VP, PJ, AD, UNT). De manera que pudiera pensarse en una tregua que permita la celebración de elecciones legislativas sin que haya un acuerdo sobre el asunto presidencial, que seguiría como punto de discusión a resolver más adelante en la mesa de diálogo de Noruega.

Ahora bien, la posibilidad de esa tregua encuentra un fuerte obstáculo en la posición de sectores muy radicalizados del gobierno estadounidense, tal como lo indica Bryan Bowman en su análisis para The Globe Post: “Lo que hace las cosas más difíciles para Guaidó es la negativa del gobierno de Trump de retirarse de su postura de línea dura anti-Maduro”.

De escoger la oposición el camino de la abstención, no le faltaría razón a Daniel Hellinger, experto en Venezuela y profesor emérito de la Universidad Webster, cuando dice: "Creo que la oposición perdió mucha credibilidad al estar tan abiertamente alineada con EEUU en este esfuerzo por sacar a Maduro".

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario