Espacio publicitario

"Queremos un cambio a través de la paz y los votos"

Simón García: "El conflicto venezolano es un tema de geoestrategia global"

  • SOFÍA TORRES

26/08/2019 12:00 pm

"El país clama por una negociación que conduzca a elecciones presidenciales con nuevo CNE, la formación de un gobierno civil de integración nacional y un acuerdo de mediano plazo entre todos los actores e instituciones necesarias para la gobernabilidad del día después".

Así lo señala el exministro de Estado Simón García, quien explica que para transitar esa ruta hay que construir una unidad de tres pisos: en la oposición, entre los polos en pugna y entre los ciudadanos. "No hay futuro sin reunificación de todos los venezolanos", asegura.

García indica que se debe apuntar a un cambio que provenga de la paz y de los votos, no de las balas ni de arrebatos extremistas, al tiempo que advierte que abrir la transición exige una oferta atractiva para los que aún ejercen el poder "y ya no pueden mantenerlo sino con más autoritarismo".

Para el analista ese proceso es posible y necesario. Posible, argumenta, porque el rechazo de 90% de la población refleja una concentración de la polarización en una minoría; y necesario, prosigue, porque el chavismo debe reconstruir el país que destruyó la gestión de sus malos gobernantes.

Negociación múltiple García considera que, aunque Barbados es la mesa principal, el gobierno repartió cartas a Cuba, Rusia, Irán y China, lo que aceleró el desplazamiento del conflicto interno a un tema de geoestrategia global. "Estamos frente a una negociación múltiple", añade.

"Negociar fuera de Barbados puede ser útil si no se bloquea ese esfuerzo, promovido por Noruega. El propósito de las conversaciones de EEUU con representantes del Ejecutivo nacional es convertir a Maduro en el fusible que debe ser cambiado antes de explorar acuerdos, con él y a sus espaldas. El lado polémico de esas conversaciones es la ausencia de la oposición, que deja ver una pérdida de soberanía absolutamente inconveniente, ¿cómo discutir el rescate de la democracia en Venezuela sin la presencia de sus demócratas?"

Considera que la participación de Diosdado Cabello, "el jefe del oficialismo duro", en esos diálogos, es una prueba de que "en el bloque de poder, hasta ahora dominante, se comprendió que se acaba el tiempo". 

En referencia al bloqueo impuesto por Washington, afirma que ahoga financieramente al gobierno y lo aísla, pero también comienza a afectar a la población. "Nuestros aliados deben entender que los venezolanos no podemos aceptar sanciones que ninguno de ellos admitiría para sus pueblos. Los que hoy nos ayudan deberían duplicar los recursos para atender la crisis humanitaria con organizaciones especializadas y diseñar acciones solo mata autocracia", destaca. 

Exigencia de entendimiento Consultado sobre el centro político que emerge en Venezuela, comenta García que esta propuesta se desliga de posiciones extremistas. "El centro no es equidistancia, es una exigencia de entendimiento a los dos factores en disputa, promoción de una salida electoral y defensa prioritaria de la gente". Recalca que ese centro político, que sigue la dirección centrosocial mayoritaria, surge para llenar el déficit de convivencia ante el imperio de la intolerancia, la agresión y la exclusión. 

Esta postura, según indica, plantea votar el cambio en vez de imponerlo por la violencia, y tiene una característica positiva: una franja de personas con visión crítica, que incluso con una inclinación hacia uno de los polos, demanda el derecho a la diferencia y la legitimidad de apoyos no absolutos.

"En Todos Unidos, una de las varias expresiones de la nueva irrupción del centro y de la cual formo parte, no queremos ser un partido ni competirle sus espacios. Queremos activar canales que lleven del rechazo a la política a un nuevo modo de hacer política. Una labor que no emprendemos como dirigentes sino como ciudadanos interesados en influir en la opinión pública, desde una perspectiva que refuerce el vínculo entre la política, la ética y lo social"

Detalla que esta iniciativa pretende generar una zona de aproximación entre la oposición heterogénea, y contribuir a crear una zona "todos unidos" entre gobierno y oposición, "apoyando fuertemente la vía Barbados, sin desechar acuerdos parciales que eviten la muerte de venezolanos vulnerables o con una vida interferida por la falta de medicinas, alimentos o electricidad".       

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario