Espacio publicitario

Análisis: Trump, la opción de un viraje

Trump tiene una nueva mirada sobre Venezuela que pudiera ser un cambio de política

  • LEOPOLDO PUCHI

10/05/2019 05:30 am

El flujograma elaborado con el propósito de cambiar el gobierno venezolano comenzó su ejecución pública el 4 de enero con la reunión del Grupo de Lima, y sus diseñadores esperaban que diera resultados en pocas semanas. 

No ha sido así, y el propio Donald Trump ha dado a conocer su insatisfacción con los equipos de su administración encargados de poner en marcha las actividades, como lo señala The Washington Post en un reciente reportaje. 

Trump se sentiría engañado y frustrado, puesto que sus funcionarios han dado a conocer que han participado en la organización de los acontecimientos, pero no han logrado tener éxito, en particular en el último intento de levantamiento militar, tal como lo reseña el influyente rotativo. 

FRUSTRACIÓN 
Según las fuentes del Post, Trump se ha quejado de que John Bolton y otros de sus asesores subestimaran a Nicolás Maduro, y no debían haberle hecho creer que la estrategia adelantada a través de Guaidó iba a tener un desenlace rápido. Y, ciertamente, los servicios estadounidenses no han dado muestras de conocer a Venezuela ni a la FANB, lo que explicaría los errores de cálculo. A esto se añade la falta de coordinación de las distintas agencias que actúan en el terreno, como la DEA, la CIA y el Departamento de Estado. 

INVESTIGACIÓN 
Sin embargo, el asunto más importante revelado en las notas del Washington Post es el hecho de la existencia de un plan de derrocamiento de un gobierno latinoamericano vía golpe militar. Se dice que siempre ha sido así, pero no siempre se ha confesado como ahora. De manera que, si efectivamente existe el control de poderes, tendría que abrirse una investigación en el Congreso de estas acciones realizadas en contravención del ordenamiento jurídico interno y de los convenios internacionales suscritos. 

UN ACUERDO 
Ahora, más allá de que el Congreso estadounidense haga o no esta investigación, sin dudas Trump tiene hoy una nueva mirada sobre Venezuela, que pudiera ser la ocasión para un cambio de políticas, en función de una evolución pacífica de la situación y acuerdos entre los venezolanos, que en definitiva es a quienes corresponde dar respuestas y soluciones. 

Ya en manos de Trump debe de estar la propuesta de acompañar un diálogo que comience por buscar un acuerdo para el período posterior a un cambio en la presidencia. 

Se elaborarían los términos de un sistema en el que ambos factores conserven posiciones de poder en las instituciones y tengan garantías. Una vez acordadas las condiciones del sistema, se discutiría sobre fechas electorales. Esas elecciones se celebrarían con Maduro en la presidencia, designación de nuevo Consejo Nacional Electoral, participación de la ONU y suspensión de sanciones económicas. Un viraje necesario. 

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario