Espacio publicitario

Periodistas de EFE liberados recibieron permiso para trabajar en Venezuela

De los cinco periodistas detenidos en el país, que ya fueron liberados, deportarán a los dos franceses

  • AFP

31/01/2019 04:19 pm

Caracas.- Tres reporteros de la agencia española EFE que habían sido detenidos en Venezuela recibieron este jueves permisos para trabajar, mientras dos periodistas franceses fueron deportados tras permanecer presos desde el martes, informaron los medios para los que trabajan. 

"Los periodistas de EFE liberados se quedarán en Venezuela para seguir informando", señaló la agencia en Twitter, en alusión al español Gonzalo Domínguez Loeda y los colombianos Maurén Barriga Vargas y Leonardo Muñoz, quienes quedaron en libertad este jueves. Más temprano, la agencia había indicado que estaban en proceso de deportación, reseñó AFP.

En tanto, los periodistas franceses Pierre Caillé y Baptiste des Monstiers, del canal de TV francés TMC, salieron del país tras ser liberados con orden de deportación, anunciaron en Twitter la cadena televisiva y el embajador de Francia en Caracas, Romain Nadal. 

Sin mencionar las detenciones, el canciller Jorge Arreaza dijo que periodistas extranjeros han ingresado al país "sin cumplir previamente con la respectiva solicitud del permiso de trabajo en nuestros consulados". 

"Es inaudito e irresponsable que medios de comunicación envíen periodistas sin cumplir con los requisitos mínimos previos que exige la ley de Venezuela, para luego armar un escándalo mediático al que se suman sus gobiernos. Otra faceta de la operación mediática contra el país", escribió Arreaza este jueves en Twitter. 

Los periodistas de EFE, que ingresaron a Venezuela el 24 de enero, habían sido arrestados el miércoles junto con un transportista venezolano. 

Por su parte, Caillé y Monstiers filmaban en las inmediaciones del palacio presidencial de Miraflores cuando fueron detenidos el martes.

Rechazo internacional

Muñoz fue detenido cuando se dirigía a cubrir una manifestación convocada por el juramentado presidente interino, Juan Guaidó. 

A su vez, Barriga y Domínguez fueron aprehendidos por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) que los esperaban en el hotel donde se hospedaban, había indicado a la AFP la directora de EFE en Venezuela, Nélida Fernández. 

Según EFE, al ingresar por el aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía, que sirve a la capital, sus colaboradores "declararon la labor periodística que iban a realizar". 

Desde Bucarest la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, había exigido la liberación de los periodistas detenidos "sin motivos" en Venezuela. Los gobiernos de España, Francia y Colombia se sumaron a la exigencia. 

El martes en la noche también fueron detenidos en las cercanías de Miraflores dos reporteros del canal público chileno TVN, Rodrigo Pérez y Gonzalo Barahona, junto con los comunicadores venezolanos Maikel Yriarte y Ana Rodríguez. Pérez y Barahona fueron deportados el miércoles. 

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) exigió este jueves el "cese de acciones hostiles contra periodistas" y la "liberación inmediata" de todos los comunicadores detenidos en Venezuela "por ejercer su labor profesional". 

"La libertad de información es innegociable en cualquier sistema democrático y exigimos que esta se respete", aseguró Anthony Bellanger, secretario general de esta organización que representa a 600 mil periodistas.   

"Trámites indispensables" 

Varios periodistas extranjeros han sido detenidos o deportados en años recientes al no contar con permisos para desempeñar su oficio en el país. 

El canciller Arreaza indicó que para "evitar inconvenientes innecesarios" los medios y agencias internacionales "deben realizar los trámites indispensables en los consulados, previo a su viaje al país". 

La crisis venezolana se tensó aún más luego de que Guaidó, jefe del Parlamento de mayoría opositora, se juramentó como presidente encargado al considerar que el nuevo mandato de Maduro, iniciado el 10 de enero, es ilegítimo por ser resultado de elecciones fraudulentas. 

El gobernante socialista denuncia esa maniobra como un golpe de Estado de Washington, que no descarta una acción militar para poner fin a su gobierno. 

"No podrán evitar que el mundo sepa lo que ocurre en Venezuela", escribió Guaidó en Twitter. 

Maduro se dice blanco de una permanente campaña internacional para derrocarlo, a la que según él sirven grandes corporaciones mediáticas. 

Durante una concentración oficialista, la vicepresidenta Delcy Rodríguez denunció este jueves que Venezuela es víctima de un "bullying mediático". 

Sumida en la peor crisis de su historia reciente -con una inflación proyectada por el FMI en 10.000.000% para este año-, Venezuela suscita el constante interés de la prensa extranjera.  

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario