Espacio publicitario

Con Guyana y contra Venezuela

"Grupo de Lima ha incorporado un tema ajeno al propósito de su creación"

  • Diario El Universal

11/01/2019 05:30 am

Leopoldo Puchi

Se pensaba, por los anuncios realizados, que los integrantes del Grupo de Lima tomarían nuevas decisiones, entre ellas romper las relaciones diplomáticas con Venezuela. No fue así, la declaración emitida recapitula las consideraciones formuladas con anterioridad. Sin embargo, vale destacar un nuevo elemento incorporado, sobre Guyana y Venezuela, en el que se afirma que las aguas del Delta venezolano corresponden a la "zona económica exclusiva de la República Cooperativa de Guyana". Puede entenderse como natural que un conjunto de países por razones de proximidad ideológica o por afinidad política se constituyan en una coalición. Y aunque la intervención en los asuntos internos de otras naciones es contraria a la legislación internacional vigente, no sorprende en el mundo actual que esas actividades se realicen. 

Lo que sí sorprende es que un agrupamiento que se ha fijado como objetivo modificar la política interna venezolana y promover un cambio de gobierno haya incorporado un pronunciamiento sobre un tema completamente ajeno a los propósitos que animaron su creación, en este caso una controversia fronteriza entre dos países. Y más grave aún y fuera de lugar, el texto no se refiere al diferendo sobre los territorios del Esequibo, sino que brinda sostén al intento de Guyana de apropiarse de aguas territoriales que derivan de los límites reconocidos de Venezuela. 

Este hecho ha generado malestar entre los venezolanos y en particular entre quienes están atentos al problema fronterizo, muchos de ellos críticos del Gobierno y de sus políticas hacia Guyana. Del mismo modo, entre los oficiales de la Fuerza Armada ha habido reacciones de gran inquietud por la declaración del Grupo de Lima. Por su formación, consideran que un cambio de gobierno en Venezuela que se produzca en ese contexto le daría prerrogativas futuras a sus promotores y beneficiaría a Guyana. 

Ciertamente, el asunto es preocupante porque no se está ante una opinión emitida en un ambiente informal, como pudiera ser una respuesta circunstancial a un reportero o una entrevista televisada en las que muchas veces las palabras se escapan. Al contrario, se está frente a una declaración oficial, firmada por gobiernos con cancillerías bien informadas, que están al corriente de que la Armada venezolana patrulla esas aguas desde hace cincuenta años y de que la embarcación contratada por ExxonMobil fue interceptada en las coordenadas que corresponden a la proyección marítima del Delta del Orinoco. 

Hay quienes apuntan a que la inclusión del tema se hizo sin pensarlo, para complacer a Guyana. Otros estiman que se ha puesto de manifiesto un plan dirigido a desmembrar el país y que trascendería las críticas al gobierno actual. En todo caso, el hecho es que en la referencia que se hace a las aguas del Delta no se agrede a un gobierno sino a toda una nación. Y se hace con alevosía y malicia, porque se aprovechan las divisiones internas y las debilidades económicas para avalar un intento de despojo territorial. 

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

EDICIÓN DEL DÍA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario