Espacio publicitario

Gobiernos de distintos países se solidarizan con Maduro luego de intento fallido de magnicidio

Gobiernos de distintos países, la mayoría aliados del presidente Nicolás Maduro, manifestaron su rechazo al atentado perpetrado este sábado en horas de la tarde contra el mandatario venezolano

  • EFE

05/08/2018 09:09 am

Caracas.- Gobiernos de todas partes del mundo, la mayoría aliados políticos de Venezuela, han expresado su rechazo al atentado perpetrado este sábado en horas de la tarde contra presidente de la República, Nicolás Maduro.

El Ejecutivo español ha subrayado su "firme condena a la utilización de cualquier tipo de violencia con fines políticos" y ha expresado su deseo de "pronta recuperación" a los heridos. 

Por medio de un comunicado del ministerio de Asuntos Exteriores, el Gobierno ha demandado una "salida pacífica, democrática y negociada entre venezolanos, en el marco del Estado de Derecho". 

Esta salida debe tener como "elementos fundamentales" el retorno a la institucionalidad democrática, el respeto a los derechos humanos, la liberación de los presos políticos y la atención a las apremiantes necesidades de la población", ha destacado España.

Por su parte, el gobierno de Rusia condenó el intento de magnicidio y manifestó su solidaridad con el pueblo venezolano y deseos de pronta mejoría a los heridos en el ataque terrorista, según reseña Efe.

"Condenamos resueltamente el atentado contra el presidente de República Bolivariana de Venezuela perpetrado el 4 de agosto en el que siete personas resultaron heridas", afirmó una declaración difundida por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia. 

La cancillería rusa consideró "categóricamente inaceptable el empleo de métodos terroristas como instrumentos de lucha política". 

Según Moscú, es evidente que este tipo de acciones busca "desestabilizar la situación en el país después del reciente congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela, que definió las medidas prioritarias para la recuperación de la economía nacional". 

"Estamos convencidos de que la superación de las discrepancias políticas se puede alcanzar únicamente por medios pacíficos y democráticos", subraya la declaración, que concluye con un mensaje de solidaridad con el pueblo venezolano. 

Entre tanto, Siria condenó "firmemente" el intento de asesinato denunciado por el presidente venezolano, y llamó a respetar la soberanía y la no injerencia en los asuntos internos del país. 

"Siria condena firmemente el intento de asesinato contra el presidente venezolano Nicolás Maduro", indicó el Ministerio de Exteriores sirio en un comunicado difundido por la agencia oficial de noticias Sana. 

Turquía, otro de los aliados del gobierno del presidente, Nicolás Maduro, a través del ministerio de Exteriores repudió el atentado y ha afirmado que "estará al lado" del mandatario y el pueblo venezolano. 

"Nos hemos enterado con gran preocupación del atentado dirigido contra el presidente Nicolás Maduro, su mujer, su hijo, miembros del Gobierno y autoridades militares. Condenamos enérgicamente este abominable ataque", dice un comunicado del ministerio publicado en su web oficial. 

"En estos momentos difíciles, Turquía estará al lado del pueblo hermano y amigo de Venezuela y de su presidente Maduro, su familia y todos los miembros de su Gobierno", agrega la nota. 

Maduro y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, mantienen buenas relaciones y el presidente venezolano ha viajado cuatro veces a Turquía en los últimos dos años, la última vez el mes pasado para asistir a la toma de posesión del mandatario turco, tras ser reelegido en el cargo.

Presidentes latinoamericanos también se pronunciaron

Los presidentes cercanos al proceso que dirige Maduro, también manifestaron su repudio al hecho y se solidarizaron con el Gobierno nacional, según reseña Efe.

El mandatario boliviano, Evo Morales, calificó el hecho como un "delito de lesa humanidad". 

"Este intento de magnicidio, que es un delito de lesa humanidad, solo muestra la desesperación de un imperio derrotado por un pueblo valiente. Nuestra solidaridad. ¡Fuerza hermano presidente @NicolasMaduro y pueblo bolivariano!", escribió Morales en uno de los dos mensajes publicados en Twitter sobre este asunto. 

Morales, alineado políticamente con el Gobierno de Venezuela desde la época del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013), repudió "enérgicamente" lo que consideró "nueva agresión y cobarde atentado" contra Maduro y "el pueblo bolivariano". 

"Después del fracaso en su intento por derrocarlo democrática, económica, política y militarmente, ahora el imperio y sus sirvientes atentan contra su vida", continuó Morales. 

Por su parte, el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, y el exmandatario Raúl Castro condenaron "enérgicamente" el atentado, además de reiterar el "apoyo irrestricto" de la isla con el gobierno de Maduro. 

"El general de Ejército, Raúl Castro Ruz, primer secretario del (gobernante Partido Comunista de Cuba, único) PCC y el Presidente Miguel Díaz-Canel, condenan enérgicamente el intento de atentado contra el presidente Nicolás Maduro (sic)", publicó la Cancillería cubana en la red social Twitter. 

Venezuela y Cuba mantienen una estrecha alianza política y económica que se remonta a la etapa de los ya fallecidos Fidel Castro y Hugo Chávez. 

Asimismo el mandatario salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, rechazó y condenó "enérgicamente" el intento de magnicidio. 

"Condeno enérgicamente el atentado contra el presidente Nicolas Maduro", públicó el mandatario centroamericano en sus redes sociales. 

Sánchez Cerén también expresó "total solidaridad al Gobierno de Venezuela".

También el cuestionado presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, emitió su "condena enérgica" contra los "terroristas" de Venezuela, por el atentado sufrido por su homólogo venezolano Nicolás Maduro. 

"Con el corazón lleno de indignación, con el fuego sagrado de nuestra hermandad revolucionaria, nuestra condena enérgica a esos cobardes terroristas, que continúan en su perverso afán de sembrar dolor y muerte en nuestras tierras benditas", escribió Ortega, en una carta enviada a Maduro. 

Ortega insistió en que los "cobardes terroristas, criminales, desesperados y vencidos en todas partes, se ensañan, pero, ni pudieron, ni podrán ¡No pasarán!". 

Al hablar en plural, el mandatario nicaragüense hizo referencia al problema interno que atraviesa, desde abril pasado, por protestas contra su gobierno, al que las organizaciones humanitarias nacionales e internacionales responsabilizan por la muerte de entre 317 y 448 personas. 

La CIDH y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) han responsabilizado al Ejecutivo de Nicaragua por "asesinatos, ejecuciones extrajudiciales, malos tratos, posibles actos de tortura, detenciones arbitrarias y criminalización de manifestantes". 

El presidente nicaragüense no solamente ha negado ser responsable de las acusaciones, sino que además ha insistido en culpar a "terroristas". 

Nicaragua atraviesa la crisis sociopolítica más sangrienta desde la década de 1980, también con Ortega siendo presidente. 

Las protestas contra Ortega, y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, iniciaron el 18 de abril pasado por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción en su contra.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

PORTADA DEL DIA

Espacio publicitario

TE PUEDE INTERESAR

Espacio publicitario

Espacio publicitario