Inquisición

80% de los venezolanos prefieren la tolerancia, la reconciliación y el diálogo, pero el Gobierno no oye

MICHAEL ROWAN |  EL UNIVERSAL
martes 11 de febrero de 2014  12:00 AM
La Inquisición española puso fin a la exitosa tolerancia hacia musulmanes, judíos y cristianos que había convertido el país en la máxima potencia del comercio marítimo. En vez de tolerancia, se alentó la expulsión de quienes no eran cristianos y la expropiación de sus bienes. Así, España comenzó a declinar, mientras sus vecinos europeos adoptaban hacia otros pueblos la tolerancia que abrió paso al Renacimiento. Luego, las naciones del Viejo Continente, salvo España, eclipsaron todas las naciones del mundo, en lo económico y tecnológico.

España no se recuperaría de este error estratégico hasta bien entrado el siglo XX, tras la muerte de Franco. El monumental desacierto español fue procesar a todo el que no se adhiriera al voto de religión única, idioma único y lealtad única de los monarcas Fernando e Isabel. A falta de la tecnología de los musulmanes y la pericia de los judíos, la capacidad de España se fue a pique en un santiamén. De igual modo, todas las naciones que adoptan versiones de homogenización de la sociedad, entre ellas Cuba, Siria, Corea del Norte y Zimbabue, son Estados rotundamente fracasados.

En Venezuela ha comenzado la Inquisición. Quienes no se adhieren al voto de pensamiento único, jefe único y lealtad única son procesados, de forma muy similar a los judíos y musulmanes en la España medieval. Sus bienes son expropiados y distribuidos entre los dependientes leales, aduladores a los pies de los gobernantes ignorantes. No hay tolerancia hacia el pensamiento, razonamiento o ciencia que discrepe de la línea oficial. Quienes emiten juicios razonables son procesados por delitos de pensamiento erróneo.

Según encuestas, 80% de los venezolanos prefieren la tolerancia, la reconciliación y el diálogo, pero el Gobierno no oye. Si en Venezuela se aplica una purga para eliminar el pensamiento y la acción independientes, la nación se volverá un paraíso de paz y prosperidad como Cuba. Fernando e Isabel concibieron una España perfecta, sin la mácula de los no cristianos. Chávez y Maduro concibieron una Venezuela perfecta, sin la mácula de los capitalistas. La Inquisición ya comenzó; es posible que el país jamás se recupere.

michaelrowan22@gmail.com

Traducción: Maryflor Suárez R.



Más artículos de esta firma

¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
 
Cerrar
Abrir