Cierre de empresas

JUAN CARLOS VARELA |  EL UNIVERSAL
miércoles 5 de febrero de 2014  12:00 AM
Esta semana se lleva a cabo por enésima vez una nueva jornada nacional de inspecciones y fiscalizaciones como parte de la ofensiva del Gobierno Nacional contra la "guerra económica". Le toca ahora (otra vez) a las empresas de alimentos. La inspección esta vez tiene como finalidad determinar el cumplimiento de la Ley de Precios Justos (publicada hace apenas una semana).

El Gobierno culpa a los empresarios de la alta inflación que sufre el país (más de 56% en el 2013) y del despilfarro de las divisas asignadas por Cadivi. Según dicen, la grave situación del país forma parte de una estrategia concertada entre la oposición y los dueños de empresas.

El Gobierno ha advertido que está dispuesto a aplicar todo el peso de la ley sobre todos aquellos que se atrevan a desacatar la normativa sobre fijación de los precios justos, así como la determinación de las ganancias en cada empresa. A saber, la Ley de Precios Justos establece  penas de prisión de más de seis años (superiores a la sanción prevista en caso de robo o hurto) para los empleados, directores y dueños de empresas.

Este fin de semana me reuní con algunos amigos que son dueños de pequeñas empresas importadoras. Todos sin excepción, están sumamente preocupados (yo diría más bien aterrados) por la situación que atraviesa cada una de sus organizaciones y en especial por los riesgos, personales y patrimoniales que ahora se imponen sobre los empresarios en Venezuela. Cada día se hace más difícil hacer negocios legalmente en el país.

Mis amigos me contaban que se sienten atrapados en una encrucijada. Me explicaban que por un lado tienen la responsabilidad de mantener la productividad de su empresa, primero por ellos mismos y su familia (de eso viven y pagan sus cuentas) y por el otro lado, tienen la responsabilidad de continuar ofreciendo empleo a sus trabajadores.

Mis panas me dicen que sus empleados la están pasando muy mal, porque el salario no les alcanza para nada, motivado a la alta inflación y a la devaluación de la moneda. Me dicen, que no pasa un día sin que los trabajadores le pregunten cuándo van a cerrar la empresa. Ellos ven cómo las ventas caen, los productos de importación no llegan, y lo que se vende se hace a precios viejos. Saben que así la empresa no va a durar mucho, ya que no puede continuar vendiendo sus productos por debajo de sus costos de adquisición y además pagarles a sus trabajadores. Lo más probable, si todo sigue como hasta ahora, es que todos... empleadores y trabajadores, se van a quedar en la calle.

Después de darle vueltas al tema, por fin llegan las preguntas que todos querían hacer y que yo estaba esperando... "Juan Carlos, como experto en Derecho Laboral ¿qué nos aconsejas en esta situación?, ¿crees que la cosa va a mejorar o empeorar?, y en el caso de que empeore, ¿podemos cerrar la empresa o eso está prohibido por la LOTTT?

Ante esas complicadas y lógicas preguntas, mi respuesta fue una copia textual de una de las frases más celebres de nuestra historia política..." Ni lo uno, ni lo otro, sino todo lo contrario...".  Es decir, no les puedo aconsejar qué hacer con sus empresas (la fuente de los ingresos que le dan de comer a ustedes y a sus familias); no tengo ni idea (como no la tiene nadie en este país) si la cosa va a mejorar o empeorar. Ahora bien, con respecto a si las empresas pueden cerrar o no, ahí si los puedo ayudar.

Con la reforma de la LOTTT, pareciera que es ilegal que una empresa cierre. Sin embargo, en mi opinión, el cierre de empresas no está regulado por la Ley del Trabajo, por el contrario, la misma se rige por el Código de Comercio aún vigente que establece la posibilidad de las empresas de quebrar y de ser liquidadas. Quedando los trabajadores con el derecho privilegiado de cobrar sus acreencias en el concurso de acreedores.

Por lo tanto, aun cuando la LOTTT en principio prohíbe a las empresas cerrar o suspender sus actividades, la realidad legal es que si los pasivos son superiores a los activos y las condiciones legales así lo establecen, las empresas en efecto pueden cerrar mediante la declaración de quiebra o atraso.

Cuando les expliqué esto a mis amigos, reconozco que los noté confundidos (no los culpo), pero creo que me entendieron ya que su respuesta fue... "como está la cosa en Venezuela, al momento que nos declaremos en quiebra nos van a buscar hasta la casa para meternos presos, así que mejor nos das tu teléfono celular porsia".

La conversación la dejamos hasta allí, y al despedirnos nos dimos un abrazo de resignación. Les dije que tuviesen ánimo que al parecer la semana que viene van a aprobar "la permuta controlada por el Sicad... Creo que a mis amigos eso no los tranquilizó.

JCVarela@littler.com

@J3CV

www.actualidadlaboral.com.ve


Más artículos de esta firma

¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (3)
páginas:
1 |
Por nelson gonzalez
06.02.2014
12:44 AM
El caos es total y en todos los niveles. Si este despelote continua asi como ahora, el cierre de la empresas sera inevitable, como inevitable sera la caida de este regimen nefasto y altamente corrupto. Tiempo al tiempo.
 
Por Julio Cadenas
05.02.2014
9:01 AM
Bienvenidos a Cuba, donde no hay nada, donde la gente mira hacia el suelo, donde la gente se larga cuando puede.
 
Por JOSE NUNES
05.02.2014
6:01 AM
El constante control sin responsabilidad alguna del gobierno hará con que los propios trabajadores paguen por el ahorro que piensan que tienen con precioscontrolados.Sus activos licuados por políticas fraudulentas y antieconómicas,serán la recompensa a sus anos de trabajo.Los empresarios irán a otro mercado criaronnuevas empresas en decenas de países que si los acoge con beneplácito.GRACIAS FIDEL.!!!
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
 
Cerrar
Abrir