Inamovilidad laboral

Los decretos no se aplican a los trabajadores que laboran para las empresas rusas y chinas

OSWALDO PÁEZ-PUMAR |  EL UNIVERSAL
sábado 7 de diciembre de 2013  12:00 AM
Anuncia el usurpador que dictará un decreto estableciendo la inamovilidad laboral. Será el décimo en una cadena ininterrumpida de protección de los derechos de los trabajadores, amenazados por los patronos capitalistas de la derecha. Suyo el primero, los otros nueve del Iluminado de Sabaneta.

Los decretos no se aplican a los trabajadores que laboran para las empresas rusas y chinas, ejecutando los respectivos proyectos de la Gran Misión Vivienda y de otras tan grandes como esa, que sufren además del atropello de sus patronos socialistas de la izquierda, la desidia de las inspectorías del trabajo sordas a sus reclamos, frente a los cuales los chinos en virtud de los convenios al más alto nivel tienen el tupé de sostener la aplicación de la ley china. "Si no hay leal, no hay lopa".

Aunque los decretos son diez su vigencia no alcanza una década pues el primero no data del 2003, sino del 2004. Quizá le pareció al Iluminado que cuando acababa de triturar la inamovilidad contemplada en la ley de nacionalización petrolera despidiendo a veinte mil trabajadores de Pdvsa resultaría ridículo un decreto de inamovilidad para todo el mundo.

Como el tiempo todo lo borra ya para el 2004 la defensa de los trabajadores frente a la explotación capitalista encontraba eco en las fuerzas de la revolución y comenzaba la cadena de decretos; aunque nadie puede asegurar que los mismos se cumplan en relación con los trabajadores de esa gran cantidad de empresas tomadas, ocupadas, confiscadas pero no expropiadas, que implica pago de justa indemnización; ni en las efectivamente expropiadas que por casualidad eran de chivos capitalistas grandes Cantv y la Electricidad, además de Sidor de un chivo capitalista no tan grande, pero argentino, como Néstor y Cristina.

Lo cierto es que el ámbito de aplicación del decreto que solía ser en la República de Venezuela el ámbito espacial de validez de su ordenamiento jurídico, es ahora en la bolivariana un instrumento selectivo que se aplica a las empresas de patronos capitalistas, cada vez más escasas; y no a las estatizadas socialistas porque el interés público que ellas representan, priva sobre el de los trabajadores y más todavía sobre sus líderes sindicaleros.

opaezpumar@menpa.com



Más artículos de esta firma

¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por JOSE NUNES
07.12.2013
4:27 AM
UN ESTADO FORAGIDO NI SU PROPIA MONEDA LA ACEPTA PARA QUE AHORRES Y COMPRES UN CARRITO. GRACIAS FIDEL.!!!!
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
 
Cerrar
Abrir